Skip to main content

Millones de usuarios de Grindr podrían haber vendido sus datos de localización

Grindr mobile app logo
(Crédito de imagen: Shutterstock.com / rafapress)

La app de citas Grindr se habría visto afectada por un grave fallo de privacidad que dejó los datos de localización de millones de usuarios expuestos a ser vistos y robados.

El Wall Street Journal (opens in new tab) (WSJ) ha afirmado que la aplicación de citas para gays sufrió problemas entre el 2017 y el 2020 debido a un fallo en algunas de sus redes publicitarias.

Los problemas hicieron que terceros pudieran comprar datos de millones de usuarios de Grindr, para utilizarlos con cualquier fin sin que los usuarios supieran nada.

El miedo a la privacidad de Grindr

Citando a "personas cercanas al asunto", el WSJ dice que la información salió a la venta por primera vez en el 2017, y que Grindr puso fin a esta práctica hace dos años para ayudar a proteger a sus usuarios de estas prácticas abusivas de recopilación de datos.

Sin embargo, el WSJ alega que los datos históricos podrían seguir estando disponibles, incluyendo "los movimientos precisos" de los usuarios de Grindr. Tales prácticas podrían tener importantes repercusiones para los usuarios, y el WSJ señala que un funcionario católico estadounidense fue "descubierto" como usuario de Grindr el año pasado tras el análisis de datos similares. Además, la homosexualidad sigue siendo ilegal en varios países, lo que puede poner en peligro la seguridad personal de los usuarios si son identificados.

Tanto el WSJ como Grindr señalan que la información personal, como nombres, números de teléfono o contraseñas, no estaba disponible en ningún momento, sin embargo, detalles como la dirección de la casa o el trabajo de un usuario podrían determinarse teóricamente analizando los datos de localización.

Grindr, que dice tener millones de usuarios homosexuales, bisexuales, transexuales y queer en todo el mundo, ha contraatacado al artículo del WSJ, calificándolo de "información anticuada" y señalando que parece estar dirigido a la base de usuarios de la aplicación.

"Victimizar a las personas LGBTQ+ es despreciable, pero desgraciadamente sigue ocurriendo todo el tiempo", escribió el vicepresidente de comunicaciones de Grindr, Patrick Lenihan, en una entrada del blog (opens in new tab) en relación con el artículo.

"El Wall Street Journal ha publicado una historia sensacionalista sobre las vulnerabilidades históricas en el ecosistema adtech que fueron explotadas indebidamente para supuestamente obtener datos de algunos de los antiguos socios publicitarios de Grindr. Aunque los problemas con adtech son reales, lamentablemente el WSJ está utilizando el miedo en una táctica para sumar clics."

"Nuestros usuarios valoran la privacidad, y seguimos poniendo las necesidades de nuestros usuarios en primer lugar. Los problemas que amenazan a la comunidad LGBTQ+ son reales: problemas como la homofobia, los prejuicios y la vigilancia y la violencia, entre otros. Proteger la privacidad y proteger a la comunidad LGBTQ+ es y debe ser un esfuerzo continuo para todos nosotros".

La compañía continuó "dejando muy claro" que se toma la privacidad de los usuarios muy en serio, y que ahora comparte menos información de los usuarios con los anunciantes que antes. También señaló que los usuarios pueden optar por no recibir publicidad personalizada en cualquier momento.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de