Skip to main content

Microsoft filtra por accidente Windows 11 e intenta que la versión filtrada no aparezca en las búsquedas

Windows 10 Logo
(Crédito de imagen: Shutterstock - Wachiwit)

Según los informes, la versión filtrada de Windows 11 que apareció a principios de esta semana ahora es objeto de una queja de eliminación de la DMCA (Ley de derechos digitales de autor), lo que significa que la compañía quiere que Google elimine todos los enlaces para descargar el sistema operativo.

Esto fue contado por Fossbytes (y detectado por Neowin) y le da credibilidad a que la filtración de Windows 11 fuera auténtica, con Microsoft obviamente dispuesto a detener la difusión de la compilación 21996.1. De hecho, se refiere a ella con el nombre 'Windows 11' en la solicitud presentada (como se descubrió a través del proyecto Lumen, que es un "proyecto de investigación independiente que estudia las cartas de cese y desistimiento relacionadas con el contenido en línea").

De hecho, la solicitud de la DMCA a Google, para facilitar la eliminación de los resultados de búsqueda del sitio de tecnología indio Beebom.com que aloja la ISO de Windows 11, fue realizada por Microsoft Japón y se refiere específicamente a una "copia filtrada del todavía inédito Windows 11", por lo que no quedan muchas dudas de que esta filtración era, sin duda, Windows 11.

Precaución ante todo

En cualquier caso, obviamente debemos tener cuidado con esta compilación filtrada, porque incluso si es real, es una de las primeras y el desarrollo entre la versión 21996.1 y lo que sea que eventualmente salga de manera oficial podría ser muy diferente.

En teoría, veremos Windows 11 más adelante en este 2021, con una presentación inminente el 24 de junio, y aunque aún no lo sabemos con total seguridad, esto último parece bastante seguro (recuerda que teníamos todas esas pistas filtradas sobre Windows 11 incluso antes de la filtración del build, y se sabe que el próximo evento es sobre la "próxima generación de Windows").

Como hemos visto, la filtración de Windows 11 demuestra claramente que se ha trabajado mucho en la apariencia del sistema operativo, incluidas las partes antiguas de la interfaz de usuario, pero bajo el capó, las cosas parecen ser muy similares. Por supuesto, esto podría cambiar sustancialmente entre este software filtrado y la versión de lanzamiento, como ya hemos señalado, y ciertamente hay pistas de algunas características originales que podrían llegar funcionando ya con Windows 11.