Skip to main content

He dejado de usar el mando de la Xbox en PC y no me arrepiento de nada

8bitdo sn30 pro en un escritorio
(Crédito de imagen: Future)

Si has estado en el panorama gaming lo suficiente, vas a encontrar un montón de gente que tiene su propio hardware con el que consiguen dar el máximo de sus partidas en los juegos de PC. Una de las ventajas de usar un PC gaming frente a consolas como la PS5 o la Xbox es que tienes total flexibilidad a la hora de elegir periféricos.

Y aunque los mandos se asocian más con las consolas, son un accesorio importante del arsenal de cualquier jugador, sobre todo si juegas a Elden Ring tanto como yo.

En casa, he estado usando un mando de la Xbox Series X que me pedí por el Xbox Design Lab. Ha superado conmigo dificilísimos momentos del Elden Ring y casi cualquier otro juego desde hace un par de años. Aun así, hay un mando mucho más querido: el 8BitDo SN30 Pro+. 

He escuchado mucho de él, pero esta mañana he ido a la oficina y había uno en mi escritorio, sin abrir. Hice lo que cualquier persona habría hecho, me descargué Elden Ring y lo puse a prueba.

La prueba definitiva

Todo el mundo habla de Elden Ring, igual porque han vendido 12 millones de copias, pero es que un juego como este es de los mejores para probar un nuevo mando de PC.

Elden Ring pone tus reflejos a prueba, y si hay cualquier problema con el mando, lo notarás en seguida. Si un botón no registra la pulsación, mueres; y si se queda presionado, mueres.

La inolvidable y precisa naturaleza de juegos como Elden Ring y Dark Souls es justo lo que busco cuando pruebo cualquier juguetito nuevo. Eso sí, ni se te ocurra preguntarme por juegos con teclado y ratón, no merezco semejante nivel de tormento.

Después de haber estado una hora jugando con el 8BitDo, no quiero separarme de él.

8bitdo sn30 pro en un escritorio

(Image credit: Future)

Precisión quirúrgica 

Cuando saqué el mando de su caja, me impresionó lo ligero que era. Pero aunque pesa menos que el mando de la Xbox Series X, ya tiene las pilas puestas, punto a favor.

Tuve algunos problemas al configurarlo, pero porque estaba mirando el LED de carga y asumí que cuando parpadeaba estaría emparejándose con mi ordenador. Es la prueba de que aunque estés todo el día abriendo y configurando tecnología nueva, siempre debes leer el manual de instrucciones que viene con el dispositivo.

Pero además de lo ligero que era, no da la impresión de que sea de plástico barato. El 8BitDo SN30 Pro+ es de plástico, sí, pero es rígido y los botones tienen buen tacto. Es difícil definir cómo se siente cuando le das a los botones, y no se me ocurría mejor manera de definirlo que 'morder una manzana' pero pulsando un botón.

Cualquier otro mando requiere de un periodo de ajuste, donde mis músculos se adaptan a la nueva forma e incluso al peso. Pero como el 8BitDo es tan cómodo, ese periodo de ajuste fue mínimo. Lo único que me molesta es lo pequeña que es la cruceta, pero no me impide jugar como me gusta.

Super Nintendo sobre fondo blanco

(Image credit: Nintendo)

Algo más que retro

No se puede ocultar el hecho de que este mando está diseñado pensando en lo retro, y lo bien que funciona en el mundo moderno es abrumador. Es apropiado hasta para juegos del estilo de Elden Ring.

No hay funciones innecesarias en el 8BitDo SN30 Pro+. Sigo sin saber por qué el mando de la PS5 tiene una zona táctil, y por qué Sony decidió aumentar su tamaño.

El 8BitDo SN30 Pro+ contrasta muchísimo con el DualShock 5. Donde Sony sintió la necesidad de añadir un motor de vibración, luces brillantes e incluso una zona táctil más grande, el 8BitDo SN30 Pro+ se deja de tonterías y se centra en lo que hace que un mando sea bueno.

Es un poco pronto para afirmar que vaya a ser mi mando a largo plazo. Solo lo he estado usando alrededor de una hora, pero ya puedo decir que va a ser el mando que lleve en la mochila. Uso muchos portátiles gaming para trabajar, y el hecho de que sea ligero y vaya por Bluetooth hace que lo pueda llevar cómodamente, sin cables ni adaptadores.

Mujer usando el mando Scuf PS5 Reflex Pro

(Image credit: Scuf)

Un mundo de posibilidades...

Lo más importante es que el 8BitDo SN30 Pro+ me ha abierto el mundo a los mandos de terceros. Tengo que admitir que cuando juego en PC, normalmente siempre lo hago con el mando de la Xbox y creo que es bueno. No tengo que preocuparme por la compatibilidad, y conozco su tamaño, forma y peso.

Pero este mando es tan bueno. La última vez que usé uno distinto fue el Logitech F310. Lo compré porque necesitaba un mando ocasional que fuera barato, y el mando se sentía barato. Los botones eran blandos y el cable, tieso; después de un rato, paraba de registrar las pulsaciones.

Después, pasé al Dualshock 4 porque toda la familia usaba ese, y pensaba que era bueno. Nunca me paré a mirar otros, pero cuando lo hice, había un montón de mandos de PC que parecían geniales. Ahora quiero probarlos todos, gracias a 8BitDo, que me ha enseñado que gusta lo ajeno, más por ajeno que por bueno.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!

Aportaciones de