Skip to main content

Google está haciendo cambios importantes en la manera que funcionan las apps de Android

Teléfono Android
(Crédito de imagen: Shutterstock)

A principios de este mes, las apps de Android 11 que recopilen información de otras apps instaladas en el mismo dispositivo no serán bienvenidas en la Play Store, según la nueva política de Google.

Para razonarlo, Google ha dicho que la información de lo que está instalado en el dispositivo es privada y debería mantenerse así. La compañía ha urgido a los desarrolladores que actualicen sus apps o den pruebas de que ese tipo de datos es esencial para la funcionalidad de la aplicación.

'Play considera el inventario de aplicaciones instaladas en el dispositivo de un usuario como información personal y sensible, y el uso de estos permisos solo se permite cuando la funcionalidad o los propósitos principales de la app requieren la visibilidad de las aplicaciones instaladas en el dispositivo del usuario', explicó Google.

Aplicaciones como antivirus, gestores de archivos o navegadores web están exentos de esta nueva política por defecto. Los bancos y carteras digitales recibirán un pase temporal por razones de seguridad. Otros desarrolladores necesitarán aportar pruebas de que sus apps no pueden funcionar correctamente sin estos datos.

Los casos inválidos que ha listado Google incluyen cuando una app puede funcionar con menos visibilidad o si recoge datos solo para venderlos.

Comunicando los cambios

A parte de los cambios en la manera de funcionar de las apps, les han dicho a los desarrolladores que lo comuniquen a sus usuarios claramente o se preparen para penalizaciones.

'Si cambias la manera en la que tu app usa estos permisos restringidos, debes revisar tu declaración con información precisa y actualizada. Usos no declarados o engañosos sobre el uso de estos permisos pueden derivar en la suspensión de tu app y/o terminación de tu cuenta de desarrollador', ha dicho Google.

Esta nueva política ha estado en desarrollo durante cierto tiempo, y la iniciativa de Google era haberla tenido antes. Aún así, la pandemia del Covid-19 ha forzado a que la compañía lo posponga y la nueva política estará en vigor desde el 5 de mayo.