Skip to main content

Fitbit tiene luz verde para incorporar un función que podría salvarte la vida

Fitbit Sense
(Crédito de imagen: Fitbit)

Fitbit ha recibido la aprobación de la FDA para un nuevo algoritmo que puede detectar síntomas de un ritmo cardíaco irregular mientras pasa el día, y advertirte de antemano de posibles problemas.

Como informa TechCrunch (opens in new tab), la validación ha sido gracias, en parte, al resultado de un estudio de 2020 donde 450.000 personas durante 5 meses probaron un parche para el ECG que detectaba episodios de fibrilación auricular con una efectividad del 98%.

Tanto la Fitbit Charge 5 como el Fitbit Sense tienen sensores de electrocardiograma (ECG) que pueden detectar estos síntomas, pero solo cuando activas la app en el reloj y pones tus dedos sobre él durante 1 minuto.

La app no puede diagnosticar una dolencia cardíaca, pero si detecta un posible problema, puede generar un informa para que lo compartas con el médico. Aun así, es algo que la mayoría de las personas no se hacen regularmente, y solo verían anomalías cuando se hace un escáner.

El nuevo algoritmo elimina la necesidad de perder el tiempo haciéndote escáneres. En vez de eso, el Fitbit haría seguimientos automáticos cada cierto tiempo (cada dos horas, dependiendo de tus niveles de actividad) sin que tengas que hacer nada. Si detecta cualquier irregularidad, el reloj haría más escáneres para confirmalo y luego te mostraría una alerta.

¿Cuándo llegará?

Hemos visto que Fitbit pidió aprobación de la FDA en marzo, y ahora que tiene luz verde, la compañía puede sacar un smartwatch con ECG pasivo en los EEUU. Queda por aprobarse en Europa para que pueda salir en España pero, como hemos visto en el pasado, la compañía suele sacar el dispositivo con los sensores bloqueados en otros países en vez de pedir la aprobación de los órganos reguladores internacionales.

No esperamos que sea una actualización de firmware. Aunque el Fitbit Sense y la Charge 5 tienen sensores ECG, no están en contacto directo constante con la piel, así que dudamos de su compatibilidad con un ECG pasivo. Aun así, no creemos que vaya a pasar mucho tiempo hasta que te puedas comprar un smartwatch con este tipo de hardware.

De hecho, los ECG pasivos podrían ser la gran función del Fitbit Sense 2, que esperamos que llegue en agosto de este año.

A principios de mes, aparecieron referenciados tres nuevos dispositivos en los archivos de instalación de la app de Fitbit. Dos de ellos (con el nombre en clave de Hera y Rhea) parecían tener pantallas cuadradas con la misma resolución que el Fitbit Sense y el Versa 3, aunque el tercero (con el nombre de Nyota) es rectangular, como la Fitbit inspire 2. Los tres dispositivos salieron a la vez en 2020, así que tiene sentido que Fitbit repitiera y lanzara sus sucesores también al mismo tiempo.

Estaremos atentos a las noticias de estos tres relojes, y os mantendremos informados en cuanto sepamos más.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!

With contributions from