Skip to main content

El nuevo iMac no es bonito, está mal diseñado

Evento de primavera de Apple
(Crédito de imagen: Apple)

Como era de esperar, Apple ha anunciado el nuevo iMac. Los fans de Apple han quedado perplejos. Es fino, usa el adorado M1 y ¡COLORINES! Como en los viejos tiempos, cuando Apple era joven y alocada y sus ordenadores de colores eran geniales frente a las aburridas cajas monocromáticas de los fabricantes de Windows.

Pero donde Apple lideró una vez el mundo del diseño, ahora no puede mantener el ritmo. He visto el evento, he visto todos los comentarios relacionados, pero después de ver el nuevo iMac, no quedé impresionado, de hecho me ha dado rabia.

Hay un claro líder en el diseño de los all-in-one, y es Microsoft, no Apple.

Evento de primavera de Apple

(Image credit: Apple)

Apple, iMac y la obsesión por lo delgado 

¿Por qué importa tanto cómo de fino sea el nuevo iMac? ¿Es que da una falsa sensación de superioridad? Hay razones por las que querrías un ordenador fino, pero teniendo en cuenta que Apple se ha cambiado a sus propios procesadores frente a los que llevaba de Intel, ser más delgado era un hecho. Los procesadores como el M1 se calientan menos y son más eficientes, y no necesitas grandes ventiladores para evitar que sea verano en la habitación cuando fuera es diciembre.

¿Pero por qué tiene el iMac esa parte inferior en vez de ser un todo pantalla? ¿Por qué tiene los bordes blancos adornando la pantalla en ciertos colores? Los cortes muestran cómo de pequeño es el hardware dentro del iMac, y es un símbolo de que la tecnología ha avanzado.

Simplemente tiene un mal diseño. ¿Qué pasa si es fino? La parte que vas a mirar siempre es fea.

No es el único modelo todo-en-uno con ese marco inferior, pero normalmente ese marco tiene todo el hardware del ordenador, incluso una gráfica dedicada. Pero Apple ha tenido la oportunidad de destacar y, por alguna razón, no ha copiado a Microsoft.

Surface Studio 2

(Image credit: TechRadar)

La Surface Studio es un icono del diseño

La Surface Studioo. Grande, cara, con una bisagra enorme que despliega la pantalla más grande y bonita que hayas tocado nunca. Como una pieza de diseño, es todo lo que el nuevo iMac debería haber sido. Marcos pequeños, pantalla enorme, y lo más importante escondido en la base.

Poner el hardware en la base es muy práctico. Hace que usar el PC sea más fácil, que los cables estén mejor escondidos y que no tengas que estar detrás de la pantalla conectando un USB. Claro que la base es más grande pero, ¿qué más da? No vas a usar la base para nada más que para sujetar la pantalla. ¿Para qué la ibas a usar?

También se traduce en una pantalla más grande, y en la Surface Studio se coloca una relación de aspecto de 3:2. Te da más, es una maravilla.

La Surface Studio tiene sus inconvenientes, pero desde una perspectiva puramente de diseño, Microsoft va muy por delante.

Evento de primavera de Apple

(Image credit: Apple)

Apple necesita recuperar el trono

Hace diez años que me quedé impresionado por primera vez con el iMac por su diseño. La combinación del exterior y el SO hicieron un cambio muy distinto a los torpes y estancados PCs Windows que estuve usando durante años. Apple era el líder absoluto en todos los sentidos.

Ahora parece que Apple es vaga, e intenta taparlo con cosas que no importan mucho, como un ordenador super fino y pintado de amarillo. Moverse al ARM daba una oportunidad clara de reinventar completamente el iMac y volver a ser el rey, incluso aunque eso conllevara copiar a Microsoft.

Claro, lo que yo diga no va a evitar que los fans de Apple vayan corriendo a por el nuevo iMac en masa, y espero que lo disfruten muchísimo. Pero no vamos a fingir que Apple sea el líder en diseño porque no lo es.