Skip to main content

El iPhone del futuro podría detectar depresión, ansiedad y deterioro cognitivo

iPhone 13 mini
(Crédito de imagen: TechRadar)

Aunque el iPhone 13 y el Apple Watch 7 no llegaron con capacidades para rastrear nuevos detalles de salud, los iPhones del futuro podrían detectar el estado de algo mucho más sutil: tu salud mental.

Un nuevo informe del Wall Street Journal afirma que Apple está trabajando para hacer posible que los futuros modelos del iPhone detecten la depresión, la ansiedad y el deterioro cognitivo. La investigación todavía se encuentra en sus primeras etapas, según contaron las fuentes al WSJ, de modo que es posible que nunca se llegue a implementar en los dispositivos de Apple, pero al menos esto demuestra que la compañía está intentando ampliar este tipo de funciones y detectar condiciones más grandes a partir de los resultados de varias métricas en conjunto.

Por lo visto, Apple está llevando a cabo dos proyectos: uno con el nombre en código 'Seabreeze', el cual trata de una asociación con la Universidad de California, en Los Ángeles, para trabajar sobre la depresión y la ansiedad; y otro proyecto llamado 'Pi' que permite a Apple trabajar con la compañía farmacéutica Biogen para centrarse en el deterioro cognitivo.

¿Cómo detectará tu iPhone estas cosas? Pues según los informes, el proyecto de UCLA analiza las entradas del iPhone y el Apple Watch, teniéndolo en cuenta todo, desde ciertos patrones al caminar hasta expresiones faciales, velocidad de escritura y otros datos de salud aparentemente inofensivos. Todo esto se compara con encuestas sobre emociones y residuos hormonales en muestras biológicas (como la hormona del estrés cortisol en el cabello, según Gizmodo). Y el proyecto Biogen considera métricas de salud similares.

Análisis: monitorizar con el iPhone, no solo con el Apple Watch

No debemos pasar por alto que Apple, según los informes, parece estar explorando el análisis de salud a través del iPhone, aunque hasta ahora ha utilizado el Apple Watch para esto de forma casi exclusiva. La excepción es la función reciente Walking Steadiness ("estabilidad al caminar"), como señaló Gizmodo, que se añadió a la aplicación Salud con la llegada de iOS 15 para avisar a los usuarios con anticipación si el iPhone considera que podrías tener una caída grave.

Se trata de una gran noticia: la combinación de datos del Apple Watch y el iPhone ofrece resultados más detallados, por supuesto, pero también significa que Apple puede estar considerando síntomas mucho más complejos con la intención de detectar tendencias de salud preocupantes. El comportamiento del usuario es algo complicado de rastrear; pero teniendo en cuenta las horas y horas que pasamos con el móvil todos los días, tiene sentido analizar los patrones de interacción, y más si pueden utilizarse de forma fiable como indicadores de salud mental.

Suponiendo que las funciones mencionadas por el WSJ lleguen a los iPhones algún día, Apple probablemente no afirmará que sus iPhones pueden diagnosticar depresión, ansiedad y deterioro cognitivo, sino que, simplemente, los datos recopilados sugieren que el usuario podría estar sufriendo ciertas condiciones de salud mental. Esto demuestra hasta qué punto cree Apple que nuestros teléfonos pueden prestarnos atención y, con suerte, hacer que nos prestemos más atención a nosotros mismos.