El iPhone 17 podría tener Face ID bajo la pantalla, mientras que el iPhone 19 podría recuperar Touch ID

Apple iPhone 14 Pro Dynamic Island closeup
An iPhone 14 Pro (Crédito de imagen: Future / Lance Ulanoff)

Hace años que se rumorea que Apple está trabajando en trasladar sus sensores Face ID bajo la pantalla del iPhone, para que sean invisibles, pero parece que aún podrían faltar años para que esto ocurra.

Según Ross Young, un filtrador con historial fiable, se espera que los planes de la compañía de colocar el Face ID bajo la pantalla se retrasen al menos un año, hasta 2025 o más tarde, debido a problemas con los sensores (9to5Mac).

Esto significaría que el iPhone 17 (o más probablemente el iPhone 17 Pro o Ultra) serían los primeros iPhone en los que veríamos Face ID bajo la pantalla. Y eso en el mejor de los casos, ya que podría llegar más tarde del 2025.

Siempre que ocurra, es probable que signifique un iPhone todo pantalla con los componentes de la cámara frontal ocultos también bajo la pantalla. Pero, como mínimo, significaría que quedaría visible un pequeño orificio para la cámara selfie, más parecido a lo que se ve en muchos teléfonos Android.

Curiosamente, en otro informe, esta vez del filtrador yeux1122, que escribe en el blog surcoreano Naver, se afirma que Apple podría recuperar posteriormente sus sensores de huellas dactilares Touch ID.

Dicen que dos o tres años después de la implementación del Face ID bajo pantalla, Apple añadirá Touch ID debajo de la pantalla a los iPhones. Todo esto está muy, muy lejos si este informe es cierto, por supuesto, con la característica no fijada para llegar antes del iPhone 19 como muy pronto, suponiendo que el informe de Young también sea exacto.

Sin embargo, no es la primera vez que oímos hablar del Touch ID bajo pantalla, que presumiblemente sería muy parecido a los sensores de huellas dactilares bajo la pantalla que se encuentran en la mayoría de los teléfonos Android modernos, desde el Samsung Galaxy S23 Ultra de gama alta hasta el OnePlus Nord 2 de gama bastante baja.

Por otro lado, parece que esta función sería algo más que seguridad, ya que el informe añade que podría ser capaz de hacer cosas como tomar el pulso y lecturas de oxígeno en sangre. Así que podría ayudar a los usuarios a recopilar datos de salud y forma física, que se ha convertido en un verdadero foco de atención para Apple desde el lanzamiento del Apple Watch.

Aunque por el momento lo tomamos con excepticiasmo, la incorporación de este tipo de funciones podría ser motivo suficiente para que Apple recupere el Touch ID.


El Touch ID nunca debería haber desaparecido

El Face ID es genial la mayoría de las veces, pero no es perfecto. Por ejemplo, hasta hace poco no funcionaba si llevabas una mascarilla o similar, y aunque ahora sí lo hace, hay que disminuir la precisión de Face ID a cambio de la comodidad extra.

Dependiendo de cómo estés sujetando el dispositivo (si es que lo estás sujetando) también puede ser un poco molesto colocarlo en un ángulo en el que Face ID funcione.

Son nimiedades, pero demuestran que sigue siendo un sistema imperfecto, por lo que se agradecería tener Touch ID como opción para situaciones en las que Face ID no es ideal.

No estamos sugiriendo que Apple deba volver al Touch ID puro, pero tener ambas opciones añadiría un nivel extra de comodidad. Y si Apple realmente está planeando traer de vuelta el Touch ID, casi seguro que sería como complemento del Face ID, en lugar de en su lugar.

Con ambos sistemas en su lugar, Apple tendría una clara ventaja sobre los mejores teléfonos Android en lo que respecta a la seguridad biométrica, mientras que actualmente se reduce en gran medida a la preferencia personal hacia el reconocimiento facial o de huellas dactilares.

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?

Aportaciones de