Skip to main content

El disco SSD de más capacidad del mundo cumple 4 años, y todavía nadie ha superado sus 100TB, ¿por qué?

El 100TB Exadrive
(Crédito de imagen: Exadrive)

Cuando la compañía Nimbus Data presentó su disco SSD (opens in new tab) ExaDrive DC de 100TB el 19 de marzo de 2018, se convirtió en el disco en estado sólido con mayor capacidad del mundo, y por una diferencia abrumadora. Este dispositivo tiene un formato de 3.5 pulgadas, y no el típico de los SSD para portátiles que es de 2.5 pulgadas. Se cumplen ahora 4 años desde que se anunció este disco, y todavía nadie ha podido superarlo, ni de lejos. ¿Cómo puede ser?

La respuesta parcial a esto la encontramos en un entrevista que el CEO de Nimbus Data, Thomas Isakovich, le concedió a nuestros compañeros de TechRadar Pro hace dos años. Para empezar, Nimbus Data tiene una patente pendiente relacionada con la arquitectura escalable de un SSD, lo cual le da a la compañía una ventaja fundamental que será difícil de compensar para otros fabricantes.

Y luego, está el tema de la inmensidad del mercado y del tipo de compradores. Los discos SDD con capacidades tan inmensas solo atraen a una pequeña parte del público de este tipo de dispositivos. Las grandes compañías lo que buscan es sumar el máximo volumen de ventas posible, y lo cierto es que es mucho más fácil vender unidades cuando se trata de productos como móviles, portátiles y tablets, así como discos de arranque para servidores y, cada vez más, coches.

El Covid-19 and y el desastre de las cadenas de suministro

Los últimos dos años, las cadenas de suministro en todo el mundo se han visto interrumpidas conforme la pandemia del Covid-19 se extendía a nivel mundial. La demanda pendiente de chips de silicio que se fue acumulando significó que cualquier disponibilidad de unidades se agotara rápidamente, y es un problema que va a seguir empeorando debido a la guerra de Ucrania.

Toda esta situación no solo hace que los precios sean más altos, sino que además hace que cualquier stock disponible se lo lleven las grandes empresas, mientras que aquellas que se dedican a productos de nicho sufren tiempos de espera más largos para conseguir las piezas que necesitan, con retrasos de meses o incluso años, y lo mismo pasa con los tiempos de desarrollo. Igualmente, deben pagar un precio mucho más alto que lo normal para conseguir lo que quieren.

Y claro, si los clientes están felices con pagar de más incluso por tecnología más antigua, ¿dónde está el incentivo para ofrecer productos mejores o más baratos? Eso explica por qué, incluso 18 meses después de su lanzamiento, la Nvidia GeForce RTX 3090 sigue siendo tan cara y sigue siendo tan difícil de conseguir.

Por otro lado, durante nuestra entrevista en 2020, el CEO de Nimbus Data insinuó que lanzarían un SSD de 200TB en 2021, pero ese año pasó, y no se materializó. Podría ser que el mercado objetivo de este tipo de productos esté contento con una unidad de 100TB y no necesite más capacidad por ahora. 

El hecho de que Nimbus Data haya lanzado discos SSD de menor capacidad (y más baratos) basados en QLC (la serie ExaDrive NL) indica que la empresa busca una mayor presencia en el mercado a través de productos más económicos. El SSD de 100TB fue un pionero, todo un avance en la tecnología, que también sirvió para que la compañía se ganara un nombre de importancia en su ámbito, pero ahora, seguir con algo más convencional es el próximo desafío.

¿Entonces cuál es el siguiente paso en el campo de los SSD de gran capacidad?

Desde el lanzamiento del ExaDrive DC de 100TB, NGD Systems y Scaleflux han sido las únicas compañías que han lanzado discos SSD con una capacidad de 50TB o más. Ninguno de los grandes fabricantes de discos, como Seagate o Western Digital, se ha iniciado en este tipo de mercado.

La tecnología PLC (Penta-level Cell) supone el próximo gran triunfo, ya que permite una cuarta parte más de capacidad por celda que la tecnología QLC, pero también conlleva un rendimiento más lento y menor resistencia. Esto permitirá a las grandes compañías de este nicho, como Nimbus Data, empaquetar más bits por unidad de volumen y tal vez puedan incluso alcanzar el santo grial de una capacidad de 1PB (1024TB) por unidad.

Con la tecnología disponible a día de hoy, ya no resulta inverosímil que en un futuro pueda haber un disco de una capacidad de unos 800TB, pero sea como sea, no esperamos verlo hasta 2025 como muy pronto.

De momento, comprar el enorme ExaDrive DC de 100TB supone que tendrás que pagar unas cuatro veces más por TB que lo que te cuesta si compras un SSD de una capacidad de 2TB o así: la tecnología se paga.

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de