Skip to main content

'Cruella' es el mejor reboot de Disney en años

Disney Plus Premier Access - Cruella
(Crédito de imagen: Disney)

Las cosas como son: 'Cruella' podría haber salido muy mal y no ser tan buena como realmente es. Se trata de una historia de trasfondo que el equipo de Disney se ha inventado sobre una de las villanas más duras y crueles de su época dorada, y es gracias a las excelentes actuaciones de sus protagonistas el hecho de que esta precuela se haya convertido en una de las mejores ofertas de Disney+ (siempre y cuando estés dispuesto a pagar un precio extra).

La historia de 'Cruella' tiene lugar mucho antes de los acontecimientos del clásico '101 dálmatas', la película de dibujos animados de 1961 que se basa en la novela homónima de Dodie Smith, en el que Cruella de Vil, una aficionada de la moda, planea secuestrar una camada de dálmatas para hacerse un abrigo fabuloso (aunque poco ético).

Lo cierto es que esta precuela modifica un poco las líneas temporales y establece el origen de Cruella en la década de 1970, en pleno apogeo de la moda punk, con una joven Cruella, o Estella, como protagonista, abriéndose camino a través del Londres de los 70 con la ayuda de dos conocidos criminales, Jasper y Horace, y sus cachorros entrenados para actuar como auténticos carteristas.

Sin embargo, no pasa mucho tiempo en la película hasta que Estella (interpretada por Emma Stone, conocida por 'La La Land' y 'La favorita', entre otras famosas películas) tiene la oportunidad de llevar a cabo su verdadera vocación: diseñar vestidos para una marca de moda dirigida por la altiva baronesa von Hellman.

Vuelve la estética punk

La ambientación de los años 70 es todo un acierto, lo cual permite que el departamento de vestuario de la película se vuelva completamente loco, mientras la alta costura de salón choca con el grunge y el punk, y los vestidos elegantes se mezclan con cadenas y cuero. Una serie de vestidos cada vez más extravagantes conducen al enfrentamiento final entre Estella y la baronesa. Sin embargo, no se le da demasiada importancia al trasfondo político del movimiento punk, aparte de una ligera sensación de rebelión contra el poder, pero al fin y al cabo no debemos olvidar que se trata de una película de Disney.

Muchas escenas de la película son capaces de hacernos sentir la tensión y la acción que viviríamos en un atraco, mientras que otras escenas dan lugar a desfiles de moda y pasarelas; es como una mezcla entre 'Ocean's 8' y 'El Diablo Se Viste de Prada'.

Aunque no podemos considerar que 'Cruella' sea un live-action al estilo de Marvel, la verdad es que la película se instala cómodamente en un caos coreográfico, ya sea con los exterminadores cayendo sobre los pasteles o las camionetas estrellándose contra las estaciones de policía. La acción en 'Cruella' es desordenada, descontrolada y muy divertida.

También es necesario recalcar lo ideal que es el reparto de esta película. Emma Stone encaja perfectamente en este papel, con el tono cómico y ácido del personaje, el ceño fruncido, las muecas, y una interpretación natural pero convincente para convertir a una villana de dibujos animados en una persona real. Y aunque está claro que Stone se siente bastante cómoda haciendo de tonta, su rango emocional es una de los grandes puntos a favor de la película, mostrando la tragedia en su rostro cuando el peso de sus acciones recae sobre sí misma, antes de volver a adoptar la apariencia controlada de una villana cruel e impasible.

Cruella

(Image credit: Walt Disney Studios)

Pero la verdadera magia está en la pelea entre la versión de Cruella de la maravillosa Emma Stone, y la Baronesa, interpretada con un narcisismo impecable por Emma Thompson, tanto que Disney podría haber titulado esta película "Emma vs Emma".

Sus diálogos y enfrentamientos verbales son uno de los puntos fuertes de la película, lo cual les lleva a tomar el centro del escenario, mientras que algunos de los presagios de '101 Dálmatas' ocurren en un segundo plano, como en el caso del cruce entre la compañera de colegio de Cruella, Anita Darling (Kirby Howell-Baptiste, conocida por 'The Good Place' y 'Killing Eve', entre otros) y el pobre y desventurado Roger (Kayvan Novak, de títulos como 'Four Lions' y 'Fonejacker'), o la llegada de sus respectivos dálmatas.

El elenco secundario de la película no es tan destacado, sobre todo debido a algunas caricaturas exageradas que no pueden estar a la altura ni igualar la precisión de las actuaciones principales. Otros, en cambio, como el guardia de seguridad desconcertado, interpretado por Joey Akubeze, o la versión de Joel Fry del ladrón Jasper, están bien integrados en la trama de la película.

Cruella de Vil, Cruella de Vil...

Los remakes de acción real de Disney no siempre obtienen una buena acogida. Si bien sirven para enganchar a toda una nueva generación a los clásicos más emblemáticos de la compañía, aquellos que hemos crecido viendo las versiones de dibujos animados tenemos un ojo más crítico y no podemos evitar lamentar la falta de creatividad de algunos de estas versiones, que a menudo acaban siendo simplemente una copia toma por toma de la versión original con expectativas de CGI hiperrealista (Ejem... 'El Rey León').

El remake de Mulán del año pasado también perdió el encanto y la gracia de la original al suprimir sus escenas musicales y la evolución de los personajes tan necesaria.

En cambio, 'Cruella' es realmente buena como precuela, haciendo justicia a una de las villanas más destacadas de Disney, y a la vez ofrece ideas frescas y extravagantes para evitar que parezca una simple historia para narrar el origen de lo que realmente importa, y además la película nos da la explicación que necesitábamos sobre cómo Cruella de Vil adquirió su apellido, al igual que ocurrió con Han Solo, en el spin off de 'Star Wars'.

Teniendo en cuenta los últimos rumores acerca de una serie de TV sobre Cruella tras el estreno de la película en Disney+, lo cierto es que hay muchas formas en las que esta precuela podría funcionar. Como dice la propia Cruella: "tengo algunas ideas ..."

'Cruella' está disponible actualmente en Disney+ a través de Premiere Access por 29.99€, y se espera que llegue de forma gratuita para todos los suscriptores más adelante durante este mismo año.