The Umbrella Academy temporada 3: crítica y análisis sin spoilers

Evitando el apocalipsis... otra vez

Los hermanos Hargreeves se preparan para pelear en la temporada 3 de The Umbrella Academy en Netflix
La tercera temporada de The Umbrella Academy es la más floja de la serie hasta ahora.
(Image: © Netflix)

TechRadar Veredicto

La temporada 3 de The Umbrella Academy es una mezcla frustrante de buenas y malas ideas. La nueva entrega de esta serie de comedia/drama de superhéroes hace muchas cosas bien: revela nueva información sobre el trasfondo de la serie, amplía el arco de cada personaje basándose en las temporadas anteriores, y contiene muchos giros de al trama conforme se encamina hacia el capítulo final. Sin embargo, su narrativa inconexa y algunas decisiones creativas un tanto extrañas, no le hacen ningún favor y enturbian un poco la experiencia. En general, es una temporada razonablemente entretenida, pero sentimos que la tercera temporada de The Umbrella Academy se define como "buena, pero no fantástica", y eso es una pena.

Pros

  • +

    Revelaciones fascinantes de la historia

  • +

    Giros de la trama inesperados y chocantes

  • +

    Buen desarrollo de los personajes

  • +

    Divertidas referencias a los cómics

Cons

  • -

    Narrativa liosa y ocasionalmente forzada

  • -

    No aprovecha al máximo la Academia Sparrow

  • -

    Poca acción

¿Por qué puedes confiar en TechRadar? Nuestros revisores expertos pasan horas probando y comparando productos y servicios para que pueda elegir el mejor para usted. Obtenga más información sobre cómo probamos.

The Umbrella Academy es una serie que equilibra eficazmente el contenido basado en los cómics con el original creado por Netflix (opens in new tab). Hasta ahora, esta exitosa serie ha hecho un trabajo fantástico honrando a las novelas gráficas originales de Gerard Way y Gabriel Bá, y a la vez, ha conseguido enlazar mejor que los cómics los distintos eventos de la historia, lo cual supone un nuevo giro en la narrativa original que resulta agradable.

Sin embargo, ahora que la serie se ha quedado sin material de los cómics para adaptar, la tercera temporada de The Umbrella Academy (opens in new tab) se ha encontrado con un problema que solventar. El siguiente volumen de las novelas gráficas todavía no se ha publicado, por lo que la serie ha adelantado oficialmente la historia de los cómics. A partir de ahora, la serie de Netflix debe seguir su propio camino, y el éxito dependerá de lo acertadas que sean las decisiones del equipo creativo, en lo que respecta a las tramas y el desarrollo de los personajes. Esto es algo parecido a lo que le pasó a la última temporada de Juego de Tronos, y todos sabemos que aquello no terminó muy bien, generando mucho debate tanto entre los fans como por la crítica.

Información clave

- Se estrena el 22 de junio
- Estará disponible de forma exclusiva en Netflix
- Se basa en las novelas gráficas de Gerard Way y Gabriel Bá
- Se inspira en parte en el Volumen 3 de los cómics, llamado Hotel Oblivion
- Vuelve el elenco principal de las temporadas anteriores
- Nos presenta a la Academia Sparrow de los cómics
- Dirigida por el showrunner Steve Blackman

Lamentablemente, parece que la temporada 3 de The Umbrella Academy presenta problemas similares a los que tenía la temporada final de Juego de Tronos. Hay muchas cosas que nos han gustado de los nuevos capítulos, con buenos giros dramáticos, revelaciones impactantes y un desarrollo convincente de los personajes. Pero, al igual que la liosa línea temporal por la que se mueven los superhéroes de la serie, la tercera temporada es una entrega un tanto liosa o desordenada. Le sobran sub-tramas, el ritmo es inconsistente y nos hemos quedado con ganas de ver más acción con superpoderes. Y por eso, aunque nos ha gustado, tenemos que concluir en que la temporada 3 de The Umbrella Academy es la más floja de la serie hasta la fecha.

Apocalipsis Now

La Academia Umbrella se queda en shock cuando aparece Ben en la temporada 3 de The Umbrella Academy

La tercera temporada enfrenta a la Academia Umbrella (y a la Academia Sparrow) con otro fin del mundo. (Image credit: Netflix)

La temporada 3 de The Umbrella Academy continúa la historia justo por donde la dejó el final de la anterior. Después de pasar la segunda temporada atrapados en Dallas en los años 60, los hermanos Hagreeves pensaban que habían vuelto a su línea de tiempo habitual al final de la temporada. Sin embargo, no fue así, ya que el maletín que usaron para viajar en el tiempo, el que les dio La Comisión (la agencia que se encarga de controlar el continuo espacio-tiempo), les dejó en una dimensión paralela.

Vimos cómo los Umbrella llegan a su supuesta casa, y su padre, Sir Reginald Hargreeves (Colm Feore), supuestamente fallecido, les recibe. Entonces, los hermanos quedan totalmente sorprendidos al ver que han sido reemplazados por otro grupo de superhéroes. Aquí entramos en la tercera temporada. Este grupo es conocido como la Academia Sparrow, sus miembros también tienen superpoderes y en esta realidad, fueron ellos los que fueron adoptados por Sir Reginald en octubre de 1989, en vez de los Umbrellas. Los Sparrows son mucho más hábiles, más hostiles y obstinados.

Inevitablemente, los dos grupos no se llevan bien, pero se ven obligados a dejar de lado su clara aversión mutua, ya que la llegada de los miembros de la Academia Umbrella a esa realidad paralela provoca una paradoja temporal. Esta paradoja crea una entidad destructiva llamada Kugelblitz que comienza a causar estragos por todo el universo. Los Umbrellas, ya sea con o sin la ayuda de los Sparrows, tendrán que aprovechar su experiencia luchando contra otros tipos de apocalipsis para lidiar con la nueva amenaza, y evitar el fin del mundo, para variar. Suena familiar, ¿no?

Ben, Fei, Sloane, y Christopher Hargreeves miran a Luther e La temporada 3 de The Umbrella Academy

Los Sparrows están más que a la altura de sus homólogos de la Academia Umbrella. (Image credit: Netflix)

Por muy atractivo que sea el recurso de la trama del fin del mundo para el equipo creativo de la serie, lo cierto es que es algo que está empezando a quedarse un tanto anticuado. Las temporadas anteriores utilizaron el mismo enfoque de forma satisfactoria, pero parece que el fin del mundo ya está demasiado visto ahora que ya estamos en la temporada 3. Teniendo en cuenta que parece que habrá más temporadas en un futuro (el showrunner Steve Blackman pretende hacer dos más), ya va siendo hora de que The Umbrella Academy encuentre un nuevo camino, y deje de repetir el mismo recurso, que la verdad, ya han usado en exceso.

Los cómics de Way y Bá reunen a un montón de numerosos villanos, por lo que la serie lo tiene muy fácil para que la trama de la próxima temporada gire en torno a ver a nuestros héroes luchando contra una amenaza física, y es algo que sería muy bienvenido. Basándonos en los últimos capítulos de la tercera temporada, tenemos esperanzas de que sea así.

La inclusión de la Academia Sparrow muestra lo eficaz que podría ser esta evolución narrativa si se emplea.

Puede que el Kugelblitz, que como hemos dicho es lo que amenaza el mundo en la temporada 3, sea el villano principal de la última entrega, si es que podemos describir algo así como un "villano", pero lo cierto es que innegablemente los Sparrows se posicionan como los antagonistas secundarios, o los anti-héroes, de esta temporada. Nos los presentan como un intrigante complemento de los Umbrellas; un grupo con superpoderes mucho más ambicioso y eficiente, que está repleto de individuos despiadados que buscan constantemente usurparse unos a otros como líderes del equipo. Es un contraste llamativo con los Umbrellas, que es verdad que son más disfuncionales pero también más familiares, y esto hace que que cada grupo sea un reflejo del otro de forma realmente curiosa.

Hay contenido revelador de sobra para satisfacer a la audiencia.

Dadas las respectivas fortalezas y debilidades de los Sparrows y los Umbrellas, los combates físicos y verbales entre ellos dan lugar a cautivadoras batallas "superhéroe contra superhéroe", de forma similar a lo que vimos Capitán América: Civil War. Los puñetazos son contundentes e intensos: no es de extrañar que la calificación por edades de la serie haya pasado en EEUU de ser TV-14 (inapropiado para menores de 15 años) a ser R (no recomendada a menores de 18 años); en España, de momento es "16+". Los insultos y las discusiones tampoco se quedan nada cortas, con tensas disputas tanto dentro del mismo grupo como entre ambos grupos, que dan lugar a varias escenas de auténtico suspense.

Pero tranquilos, queridos fans de The Umbrella Academy, no es que el humor de la serie haya sido relegado a un segundo plano y que todo sea ahora melodrama. Los chistes y los números de baile siguen a la orden del día, asegurando que el estilo cómico de la serie se mantenga intacto en medio de esa historia más seria.

Sir Reginald Hargreeves sujeta algo extraño mientras habla con alguien que no sale en cámara en la temporada 3 de The Umbrella Academy

Sir Reginald tiene un papel importante en la trama principal de la tercera temporada. (Image credit: Netflix)

Lamentablemente, la tercera temporada no parece aprovechar bien el papel de los Sparrows. Dejando a Ben (Justin H. Min) y a Sloane (Genesis Rodriguez) a un lado, los nuevos superhéroes de la serie están francamente infrautilizados, y nos dan poca, o ninguna, información sobre sus historias de fondo.

Sin duda, las razones de estas decisiones narrativas se hacen evidentes a medida que avanza la temporada. Sin embargo, es decepcionante que la serie no explore ampliamente la dinámica familiar de los Sparrows, o las circunstancias que llevaron a Jayme (Cassie David), Alphonso (Jake Epstein) y Marcus (Justin Cornwell) a convertirse en superhéroes. Son una parte integral de la narrativa de la tercera temporada, tanto como los son los miembros de la Academia Umbrella, pero solo estos últimos son las estrellas. Como hemos dicho, a excepción de algunos intrigantes flashbacks de los capítulos 1 y 6, nos quedamos con ganas de saber mucho más sobre los orígenes de los Sparrows.

Las desgracias nunca vienen solas

Marcus Hargreeves extiende la mano mientras se acerca a un objeto brillante fuera cámara en la tercera temporada de The Umbrella Academy

La tercera temporada está repleta de revelaciones de la trama y otros momentos sorprendentes. (Image credit: Netflix)

Es una pena que en la temporada 3 no exploren y amplíen más las relaciones entre los Sparrows o la rivalidad que tienen con los Umbrellas, y es debido a las inconsistentes y frustrantes sub-tramas.

Por un lado, está el problema de que algunos hilos argumentales parecen forzados o se usan en exceso. La última temporada de la serie va por caminos narrativos que, al igual que la tendencia repetitiva del uso de los apocalipsis, resultan demasiado familiares, cansinos y ya están demasiado vistos. Por ejemplo, ya hemos tenido suficiente rollo de "lo harán, o no lo harán" entre Luther (Tom Hopper) y Allison (Emma Raver-Lampman); por mucho que haya ciertas razones egoístas y un tanto desgarradoras para su inclusión en esta temporada. Por otro lado, la incorporación de un romance al estilo de Romeo y Julieta, entre un Sparrow y un Umbrella, parece demasiado forzada. Una vez más, hay una razón para ello, pero parece que no han sabido incluir este hilo de forma satisfactoria en la trama general de la tercera temporada, sobre todo al principio.

La evolución que sufre el personaje de Viktor (Elliot Page) es igualmente superflua. Su historia es uno de los puntos fuertes de los primeros capítulos de la tercera temporada, pero el nuevo Viktor, más seguro de sí mismo, pronto da paso a la persona tímida y dubitativa que hemos visto en las temporadas anteriores. Para una serie que hasta ahora ha hecho un gran trabajo en términos de evolución de los personajes, la decisión creativa respecto a Viktor nos resulta desconcertante y molesta a partes iguales.

Y esto es más irritante todavía cuando se ve lo bueno que es el desarrollo de los otros personajes y otros hilos argumentales de la tercera temporada.

La tercera temporada no parece aprovechar bien el papel de los Sparrows.

Desde distintos personajes haciendo equipos fantásticos, incluidas algunas combinaciones inusuales y sorprendentes que encantarán a los fans, a los interesantes arcos de cada uno, la temporada 3 se basa en el trabajo realizado por las entregas anteriores y continúa desarrollando el especial y único mundo de The Umbrella Academy. Algunas relaciones entre los personajes se hacen más fuertes o más débiles, según los acontecimientos anteriores y los que se desarrollan en esta temporada, permitiéndonos echar un vistazo a cómo podrían evolucionar esos vínculos en futuras temporadas.

Estamos hablando de The Umbrella Academy, por lo que los fans sabrán que hay personajes con motivos moralmente complejos. Independientemente de cuál es la intención de cada personaje, ya sea por puro interés personal o por una mala decisión, la tercera temporada está plagada de numerosas traiciones, y los espectadores se quedarán en shock más de una vez. Y como estos giros son totalmente imprevisibles, el público tampoco tendrá mucho tiempo para disfrutar de algunas alianzas improbables, o de los personajes que parecen haber pasado página para luego volver a las andadas.

Allison, Diego, y Klaus Hargreeves observan a alguien en la temporada 3 de The Umbrella Academy

Juntos aguantamos, divididos caemos. (Image credit: Netflix)

Los fans que estén deseando saber más sobre la historia de fondo de Sir Reginald, sobre cómo los Umbrellas y los Sparrows consiguieron sus poderes, y en general, de las distintas preguntas que tenemos sobre la serie desde hace tiempo, se alegrarán de saber que algunas de esas cuestiones serán contestadas en la temporada 3. Por supuesto que no se revelarán todos los secretos, y posiblemente más de uno se queje cuando vea que algunos hilos argumentales se quedan sin cerrar al finalizar la temporada. Sin embargo, hay suficiente contenido revelador como para satisfacer a la audiencia y, al mismo tiempo, ofrecernos otras revelaciones para dejarnos con ganas de más de cara a futuras temporadas.

Aunque la tercera temporada no desglosa y explora por completo el argumento central de la serie, lo compensa con su compleja exploración temática. The Umbrella Academy es sorprendentemente profunda para tratarse de una serie basada en una familia disfuncional con superpoderes, y eso queda demostrado si no fijamos en cómo se tratan tanto las crisis existenciales/de identidad que sufren ciertos personajes, como los dilemas éticos a los que se enfrentan los superhéroes.

Nuestra opinión final sobre la temporada 3 de The Umbrella Academy

La tercera temporada de The Umbrella Academy es una entrega extraña. Por un lado, es una continuación razonablemente agradable, alucinante y a veces llena de terror de la exitosa serie de Netflix, que ofrece momentos inesperados y nos da respuestas clave a las preguntas que los fans tienen desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, por muy emocionante y entretenida que sea, esta temporada presenta ciertos problemas que enturbian la experiencia y que, con más cuidado y atención, podrían haberse solucionado fácilmente. Por supuesto, se mantiene ese satisfactorio toque distintivo de las novelas gráficas y de las temporadas anteriores de la serie de Netflix, pero el problema es que la interpretación cada vez más floja del material original, el desequilibrio a la hora de exponer las distintas tramas, las decisiones creativas cuestionables y los fallos ocasionales de los efectos especiales, impiden que la temporada 3 de The Umbrella Academy esté a la altura del emocionante viaje que supuso para el público la segunda temporada, o de la narrativa más cuidada que ofreció la primera.

Es una temporada que se va volviendo más emocionante y oscura conforme va avanzando, pero, incluso cuando se va acercando a su atrapante clímax, lucha por estar a la altura de sus predecesoras. Nos parece genial que el equipo creativo de la serie de Netflix, y la propia plataforma, quieran alejarse del material original de los cómics y seguir su propio camino, pero, tal y como demostró Juego de Tronos, el enfoque nuevo que se le da no siempre es el mejor.

A la tercera temporada de The Umbrella Academy no se le puede reprochar su encanto, ni sus giros inesperados, ni su humor, ni su exploración temática, ni sus emotivos golpes de efecto. Sin embargo, necesitará algo más que eso, básicamente, un mejor equilibrio, para mantener el interés de los espectadores y que siga siendo un éxito. 

En una época en la que las películas y series de superhéroes (opens in new tab)están a la orden del día, The Umbrella Academy necesita redescubrirse. De lo contrario, los populares números de baile o la excentricidad del personaje favorito de los fans, Klaus (Robert Sheehan), no serán suficientes para satisfacer al público.

The Umbrella Academy se estrena de forma exclusiva en Netflix el miércoles 22 de junio.


Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de