Skip to main content

Samsung Galaxy Z Flip 3: análisis

El Z Flip 3 es por fin un plegable de lo más mainstream

Z Flip 3
(Image: © Carlos Pedrós)

Nuestro veredicto

El Samsung Galaxy Z Flip 3 es el mejor plegable tipo concha que puedes comprar, con unas especificaciones y precio de tope de gama. Su batería es relativamente pequeña, nos falta un teleobjetivo y los más cautelosos querrán esperar a la siguiente generación; pero si quieres un teléfono que se pliega y casi no ocupa espacio en tu bolsillo, y que además ofrezca el mismo rendimiento que un gama alta, el Z Flip 3 es la mejor opción para comprar hoy.

Pros

  • Buena bajada de precio
  • Buenas especificaciones
  • Diseño y pantallas mejoradas

Contras

  • Sin teleobjetivo
  • Batería escasa
  • La pantalla externa no es demasiado útil

El Samsung Galaxy Z Flip 3 es sin duda el mejor plegable tipo concha del mercado, aunque en ese nicho tan limitado solo existan el Z Flip anterior y el Motorola Razr (y este último tiene ya un año), así que no es la panacea.

Pero el Z Flip 3 ha ido más allá de lo que un plegable tipo concha debe ir, y se las apaña para ser bueno en todo lo que el resto de dispositivos modernos deben ser. 

Es igual que el resto de topes de gama en rendimiento (Snapdragon 888, 8GB de RAM, 128GB o 256GB de almacenamiento...) y cuando lo abres tiene una pantalla OLED de 6,7 pulgadas con una calidad de imagen entre LCD y OLED con buenos niveles de brillo, color y nitidez, además de una tasa de refresco de 120Hz.

La batería del Z Flip 3 es pequeña: solo 3.300mAh, y puede limitar mucho (rara vez dura todo el día), pero el tijeretazo se lo han llevado las cámaras, que siguen siendo las mismas que tenía el Z Flip en su variante 5G (no hay Z Flip 2, Samsung ha querido saltárselo para hacerlo coincidir con la serie Z Fold).

Tiene un sensor principal de 12MP f/1.8 y un gran angular de 12MP f/2.2, mientras que la cámara selfie es una de 10MP f/2.4. Nos parece bien, pero no tiene ni punto de comparación con lo que encontramos en otros smartphones del mismo precio como el zoom de 3x del Samsung Galaxy S21+ o teléfonos con teleobjetivos como el S21 Ultra o el ZTE Axon 30 Ultra, ambos con cámaras con zoom óptico de 5x.

De todas formas, estos topes de gama no se pueden plegar y reducir enormemente su tamaño, y eso es una novedad que nunca ha sido más económica: 1.059€, el precio estándar de un gama alta.

No todo el mundo necesita esa novedad, y es fácil saber que el Z Flip 3 es un trampolín a un sucesor que es más económico, lleva cámaras con zoom y tiene una pantalla externa que te deja ver mensajes, música y usar apps.

Tal y como es, es una maravilla usarlo para aquellos que quieran pagar algo 'de bolsillo', pero excluyendo el hecho de que se pliegue, podemos encontrar lo mismo por muchísimo menos dinero.

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

Samsung Galaxy Z Flip 3: precio y fecha de lanzamiento

El Samsung Galaxy Z Flip 3 se presentó en el Unpacked el 11 de agosto, y sale a la venta el 27 de agosto. Viene en dos variantes: una de 128GB que cuesta 1.059€, y otra de 256GB, que sube el precio hasta los 1.109€.

Por comparar, el Galaxy Flip original costaba 1.500€ en su versión 5G, así que el nuevo terminal es mucho más barato, con un precio similar a otros gama alta como el Galaxy S21+ o el iPhone 12 Pro. Por otro lado, tanto el Z Flip original como el Z Flip 5G han bajado de precio con el tiempo, y ahora son más baratos que el Z Flip 3.

El Z Flip 3 es también muchísimo más económico que su hermano mayor, el Samsung Galaxy Z Fold 3, un plegable que parte de 1.809€. Su pantalla es el doble de grande y tiene soporte para el S Pen. Es la alternativa extrema, pero también lo es su productividad, no su portabilidad.

Imagen 1 de 3

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)
Imagen 2 de 3

Samsung Galaxy Z Fold 3

(Image credit: Future)
Imagen 3 de 3

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

Diseño

El Samsung Galaxy Z Flip 3 no se diferencia mucho de sus predecesores, aparte de la ampliación de su pantalla externa y el diseño del módulo de cámaras. Es un plegable tipo concha con dos 'mitades' que rotan sobre una bisagra hecha por Samsung. Desplegado, tenemos un teléfono bastante alargado, con una pantalla de 6,7 pulgadas.

Hay algunas mejoras. Aunque el terminal no es la mayor novedad, no hay tanto espacio entre las mitades cuando está cerrado, y el plástico protector de la pantalla plegable interna sigue ahí, aunque es más fino. 

El diseño de la parte trasera también ha cambiado, de tener un solo color en el Z Flip, a un bitono en el Z Flip 3: dos tercios empezando de abajo son de un color, mientras que el módulo de cámaras (que ocupa un tercio superior) es negro. Es mucho más atractivo esta vez, aunque unos colores son más bonitos que otros (la versión crema no nos parece la más bonita).

Por detrás está cubierto con Gorilla Glass Victor (y su fabricante dice que es más duradero que Gorilla Glass 6 y tiene el doble de resistencia a arañazos), mientras que la pantalla interior es un panel flexible de 'glasstic' (plástico y cristal). Por primera vez en un plegable, Samsung ha conseguido resistencia IPX8 al agua, así que podemos sumergir el teléfono hasta 1,5m y durante 30 minutos como máximo. No tiene resistencia al polvo (de ahí la X, ya que si fuera la habitual de IP68, el 6 corresponde al polvo).

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

Quitando la ampliada pantalla exterior, el terminal es muy similar a su predecesor. A la derecha tenemos el botón de bloqueo con un sensor de huellas y los botones de volumen sobre este, que están situados demasiado altos, lo cual resta comodidad cuando lo tenemos desplegado. Se puede llegar a bloquear y desbloquear con el pulgar, pero subir o bajar el volumen es casi imposible con una mano. 

No se ha hecho sin pensar: cuando está plegado, los botones se quedan justo en el medio de la parte superior del teléfono.

En el lado superior izquierdo tenemos la ranura SIM, aunque por desgracia no podemos poner microSD, así que no hay manera de ampliar el espacio. En la parte superior hay un micrófono, mientras que en la inferior tenemos un puerto USB-C en el centro, acompañado de un altavoz a la derecha y un micrófono a la izquierda.

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

¿Cómo se siente al plegarlo?

El Samsung Galaxy Z Flip 3 es el mejor plegable tipo concha del mercado, aunque solo existen dos modelos más: su propio predecesor y el Motorola Razr 2020. Han cogido caminos distintos: el Razr piensa más en la funcionalidad de su pantalla externa, mientras que el Z Flip 3 permite desplegar el teléfono a cualquier grado (hasta 180º), con más funcionalidades cuando todavía no está desplegado del todo.

Desplegar el Z Flip 3 es un poco complicado con una sola mano (como lo era con la versión anterior), pero esa fuerza que hay que hacer se traduce en que puedes dejarlo plegado en cualquier ángulo y se quedará ahí, funcional y divertido a partes iguales.

Habrá solo un par de ocasiones que requieran que lo dejes a medio plegar, al menos hasta que las apps tengan funcionalidades que dividan la pantalla (llamado Flex Mode), pero tener la opción amplia el número de experiencias frente a un smartphone normal. Hacer videollamadas es mucho más fácil cuando no tienes el móvil en la mano, y lo mismo para hacerse selfies.

Pero sobre todo, el pliegue del Z Flip 3 es útil cuando salimos de casa. Aunque no llega a caber en algunos bolsillos, la sensación de dejarlo caer en el hueco del pantalón o la mochila sin tener que preocuparnos porque se raye la pantalla con las llaves es una maravilla.

La pantalla exterior sigue siendo la función menos llamativa del plegable. Aunque sigue siendo demasiado pequeña, se pueden ver notificaciones, ver qué tal has salido en las selfies y controlar la música. Se ve igual tanto en modo 'always-on' (un toque) como en modo interactivo (dos toques), así que la funcionalidad es mucho mayor que la de su predecesor. De todas formas, la pantalla exterior de 2,6 pulgadas del Motorola Razr es mucho más útil, y se puede interactuar con más aplicaciones que en el Z Flip 3.

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

Pantalla

Imagen 1 de 3

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)
Imagen 2 de 3

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)
Imagen 3 de 3

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

Las pantallas del Samsung Galaxy Z Flip 3 se han mejorado, aunque no mucho, sinceramente. No pasa nada, pero seguimos esperando una paridad entre pantallas de cristal y plástico (y sin marcas para el pliegue) antes de que los plegables tipo concha nos sorprendan de verdad.

Esa marca es menos notable que en las anteriores pantallas plegables, y aunque todavía se nota algo hundida cuando pasas el dedo, no es nada exagerado. El panel es de 6,7 pulgadas FHD+ (2640 x 1080), se ve fantástico en exteriores y es comparable a otros topes de gama, pero no tan nítido como los terminales con diagonales OLED.

La pantalla interior, aunque de plástico, no parece tener una calidad inferior a los paneles de vidrio, aunque si pones uno al lado del otro, podrás notar la falta de nitidez que tiene frente a los teléfonos con pantallas OLED. Eso sí, se ha mejorado comparada a la de su predecesor, ya que tiene una tasa de refresco de 120Hz para una visualización más fluida.

Como hemos dicho, la pantalla exterior de 1,9 pulgadas del Z Flip 3 es casi el doble de grande que la original  de 1,1. En lugar de enseñar una fina línea de texto, y tal vez la vista previa de fotos más pequeña del mundo, la 'gran' pantalla del Z Flip 3 mejora mucho más revisar las selfies, y hay muchos widgets de aplicaciones para controlar la música, poner un temporizador y un par de cosas más.

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

Cámaras

El Samsung Galaxy Z Flip 3 tiene suficientes cámaras para la fotografía casual. Aunque le falta un teleobjetivo, se defiende bien en todo lo demás. El móvil se beneficia del fantástico software de Samsung para las imágenes, así que se ven muy bien detalladas y con mucho color.

Las dos cámaras traseras del teléfono, una principal de 12MP f/1.8 con estabilizador de imagen óptico (OIS) y una gran angular de 12MP f/2.2, no parece que hayan cambiado del Z Flip original. Hacen fotos que son comparables a otros topes de gama de Samsung, con buen equilibrio de color con luz diurna.

Hay una cámara selfie de 10MP f/2.4 muy decente, aunque no tiene tanto detalle como sus rivales en los buques insignia como el iPhone 12 Pro. Aun así, es la más graciosa que hemos probado, ya que podemos hacernos fotos con el móvil a medio plegar, apoyado sobre una superficie, permitiéndonos adoptar una postura diferente a la de alargar el brazo y pulsar el disparador, una práctica algo complicada para los que no somos conocidos por nuestro pulso de cirujano.

 El Z Flip 3 también puede hacer selfies completamente plegado, usando las cámaras traseras, y utilizando la pantalla externa para verte: simplemente, haz doble clic en el botón de bloqueo y desliza hacia arriba para cambiar entre la cámara principal o la gran angular. Además, puedes deslizar a izquierda o derecha para cambiar entre foto y vídeo.

Es muy simple y llama la atención. Ten en cuenta que si estás en este modo, las fotos saldrán inexplicablemente en formato 1:1 (cuadradas), lo cual es algo raro, dado el formato de la pantalla.

Ejemplos de la cámara

Aquí tienes unas fotos hechas con las cámaras traseras del Z Flip 3, así como una selfie con la cámara delantera (bueno, delantera... según se mire):

Imagen 1 de 3

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)
Imagen 2 de 3

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)
Imagen 3 de 3

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

Algunas fotos de comida, por supuesto:

Imagen 1 de 2

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)
Imagen 2 de 2

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

Y por último, una prueba de zoom, empezando por el gran angular, luego la cámara principal, y luego una ampliación usando el zoom de recorte de 2x, 4x y el máximo de 10x:

Imagen 1 de 5

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)
Imagen 2 de 5

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)
Imagen 3 de 5

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)
Imagen 4 de 5

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)
Imagen 5 de 5

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

Especificaciones, rendimiento y software

El Samsung Galaxy Z Flip 3 es un tope de gama en especificaciones, y rinde igual de bien que cualquier teléfono con un precio similar. Lleva el procesador Snapdragon 888 (que se encuentra en los mejores terminales Android de 2021), tiene 8GB de RAM y puedes elegir entre 128GB o 256GB de almacenamiento.

Por desgracia, no podemos ampliar el espacio vía microSD, así que nos quedamos máximo con 256GB, pero aunque se da un paso atrás ofreciendo 128GB (el Flip original ofrecía una sola versión de 256GB), permite al teléfono bajar su precio. No es lo mejor, pero hay alternativas como la nube si quieres más espacio.

El rendimiento general es impresionante: ya estés buscando en internet, mirando vídeos o jugando, el teléfono no sufre, y aguanta todo lo que echemos. Su puntuación media en Geekbench 5 es de 2801, aunque no alcanza a rivales como el Asus Rog 5 (3732) o el iPhone 12 Pro (4007).

Esta media refleja una gran variedad de resultados individuales, desde una mínima de 1953 a una máxima de 3252, y aunque no apreciamos que el rendimiento varíe en lo que hacemos habitualmente (no notamos diferencia entre ver vídeos y jugar a juegos exigentes), la mayoría de topes de gama tiene menos variación entre sus puntuaciones.

El Z Flip 3 viene con Android 11, e incluye lo mejor del último sistema operativo de Google. Teniendo en cuenta que solo han pasado unos meses entre el Z Flip original y el Z Flip 5G (ambos con Android 10) hasta que se actualizaran a Android 11 en octubre de 2020, es razonable pensar que el Z Flip 5G recibirá la actualización a Android 12 en el mismo margen de tiempo.

Uno de los grandes cambios que traerá es Material You, que rediseña la interfaz basándose en la paleta de colores que elijas; y el Z Flip 3 tiene su propia versión, permitiendo una sincronía de diseño con el Galaxy Watch 4 o 4 Classic y la pantalla externa, que sincroniza la fuente, los colores e incluso pequeñas imágenes. Es un punto que no muchos usarán, pero nos parece una buena idea de personalización de la pantalla externa.

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

Batería

Lo peor del Samsung Galaxy Z Flip 3 es probablemente su batería de 3.300mAh, muy alejada de otros topes de gama, y que se agota fácilmente a lo largo del día (no esperes que dure otro día más). Tampoco hay base de carga, como parte del cambio de la compañía  hacia la sostenibilidad y la reducción de basura electrónica (también para ahorrar costes).

La batería se agota más rápido que en la mayoría de los teléfonos si dejamos la pantalla desplegada y encendida; el terminal aguantó bien hasta un 10%, a partir de ahí cayó estrepitosamente. En las tareas habituales no debería ser un problema: ver Netflix durante media hora baja el porcentaje en un 3%, que es lo normal.

Usamos el cargador más rápido que teníamos a mano, un Asus de 60W, que cargó el teléfono un 46% en 30 minutos y un 80% en una hora. No está mal, pero no es lo mejor si lo comparamos con otros móviles con altos amperajes de carga, como el OnePlus 9, que se carga el doble de rápido (76% en 30 minutos según nuestras pruebas).

¿Debería comprar el Samsung Galaxy Z Flip 3?

Samsung Galaxy Z Flip 3

(Image credit: Future)

Cómpralo si…

Quieres el plegable más barato del mercado
Bueno, el Z Flip 3 no es exactamente 'barato', pero es el más barato de los nuevos plegables del mercado. Si quieres probar esta tecnología y gastarte lo menos posible, píllate el Z Flip 3.

Quieres un teléfono de bolsillo
Lo mejor del Z Flip 3 es que tanta potencia esté guardada en un formato tan pequeño, y con un precio más bajo.

Quieres una máquina de hacer selfies
Seamos realistas: ningún teléfono hace que las selfies sean tan fáciles de hacer. El Z Flip 3 es el candidato ideal para selfies y videollamadas donde el personaje principal eres tú.

No lo compres si…

Quieres un tope de gama con teleobjetivo
El Z Flip 3 no tiene teleobjetivo, y créenos, el zoom máximo es muy borroso. Si quieres un teléfono que fotografíe a varias distancias, puedes optar por el S21 Ultra u otro dispositivo con teleobjetivo.

Quieres más pantalla en tu plegable
Puede que hayas leído 'plegable' y te hayas sorprendido porque el Z Flip 3 solo tenga una pantalla del mismo tamaño que un móvil normal. Si quieres el doble de tamaño en la pantalla (y soporte para el S Pen) cógete el Samsung Galaxy Z Fold 3.

Quieres un plegable tipo concha aún más barato
¿Te gusta el estilo de plegable del Z Flip pero lo quieres más barato? Puedes comprar el antiguo Z Flip, el Z Flip 5G o el Motorola Razr por menos de lo que cuesta actualmente el Z Flip 3.

Primer análisis: agosto 2021