Skip to main content

Monitor portátil Acer PM161Q: análisis

Nunca había sido tan fácil duplicar la pantalla de tu dispositivo

Monitor Portátil Acer PM161Q
(Image: © Monitor Portátil Acer PM161Q)

Nuestro veredicto

El monitor portátil PM161Q de Acer es una de las opciones con USB más elegantes y eficaces que hemos probado, y además incluye una serie de características tanto de diseño como a nivel de rendimiento que lo convierten en un dispositivo muy útil.

Pros

  • Fácil de llevar
  • Puerto USB-C
  • Buena calidad de imagen

Contras

  • Bordes gruesos
  • No dispone de entrada HDMI
  • Podría mejorar los niveles de brillo y contraste

Si buscas un monitor que sirva como segunda pantalla en tu escritorio, y que además sea fácil de llevar y colocar en cualquier parte, probablemente no te equivoques con el modelo portátil PM161Q de Acer: un dispositivo elegante, que funciona mediante conexión USB-C, y que ha sido diseñado específicamente para usuarios que trabajen con un ordenador portátil. Además, cumple con todas las exigencias que se pueden esperar de un monitor cuyo objetivo es duplicar de forma sencilla la pantalla de tu escritorio.

Contar con una segunda pantalla es una solución efectiva para mejorar el rendimiento y la productividad en el trabajo si pasas mucho tiempo frente al ordenador. Sin embargo, para los usuarios de ordenadores portátiles todavía no existen muchas opciones. El problema es que la mayoría de monitores no son fáciles de llevar, no están diseñados para eso. Muchas veces, el tamaño es un impedimento, puesto que optar por un dispositivo demasiado grande y pesado no solo te dificultará el hecho de tener que transportarlo a menudo, sino que te hará sentir como si estuvieras frente a una sala de vigilancia de alguna organización secreta.

Lo que necesitas es un monitor sencillo y ligero que se integre fácilmente en tu escritorio, o en la cafetería, y que combine con tu ordenador portátil. Y aquí es donde el monitor PM16Q1 de Acer, precisamente, demuestra su validez. No solo es fácil de usar sino que te lo puedes llevar a cualquier parte sin notar que arrastras un peso constante.

Por otro lado, se trata de un dispositivo con un precio de venta al público que ronda los 180€, lo cual quizás no se ajuste a todos los presupuestos, pero es lo que se pide por un monitor portátil en condiciones. Por lo tanto, la cuestión aquí es la siguiente: ¿es el monitor portátil PM161Q lo suficientemente bueno como para que valga la pena?

A continuación, hablaremos en profundidad sobre el diseño y el rendimiento de este modelo para que puedas resolver todas tus dudas.

Monitor Portátil Acer PM161Q

(Image credit: Monitor Portátil Acer PM161Q)

Diseño

A simple vista, el modelo PM161Q de Acer puede resultar una opción bastante sencilla, a la par que elegante. Su tamaño reducido, su diseño tradicional y su color negro lo convierten en un dispositivo compacto y discreto que te permite ampliar el escritorio de tu ordenador portátil sobre la marcha. No obstante, si le prestamos más atención, podemos observar que reúne varias características interesantes. 

Pantalla Monitor Portátil Acer PM161Q

(Image credit: Monitor Portátil Acer PM161Q)

Las dimensiones del PM121Q son 4.85x10.67x10.67 cm (15.6 pulgadas), por lo tanto se trata de una pantalla un poco más grande que, por ejemplo, la del Macbook Pro (2020). Pero aún así sigue siendo uno de los modelos más ligeros y fáciles de llevar si tenemos en cuenta que estamos hablando de un monitor con un peso aproximado de 970g y apenas 2cm de grosor.

Los bordes de la pantalla de 15.6 pulgadas no son muy gruesos, pero tampoco son demasiado delgados. La parte inferior, que muestra el logotipo de Acer, es más ancha, aunque no incluye botones. En general, solo encontramos una serie de cinco botones en el lado izquierdo, de arriba a bajo: 

Botones Monitor Portátil Acer PM161Q

(Image credit: Monitor Portátil Acer PM161Q)

1. Indicador LED - Botón de alimentación: permite encender y apagar el dispositivo; el color azul indica el estado de encendido y el color ámbar indica el modo de espera o ahorro de energía.

2. Funciones OSD (Visualización de imagen) / Salir: pulsa para ver o salir del menú OSD.

3. Modo de imagen / Subir y Bajar: pulsa para ajustar el modo de imagen o selecciona el elemento deseado en el menú OSD.

4. Abajo/Izquierda: desplázate y/o selecciona el elemento deseado en el menú OSD.

5. Confirmar: cuando aparezca el menú OSD, pulsa este botón para confirmar la selección.

Puertos del Monitor Portátil Acer PM161Q

(Image credit: Monitor Portátil Acer PM161Q)

También, en el extremo lateral izquierdo, encontramos un puerto USB-C a través del cual se puede conectar el cable de forma sencilla para compartir la pantalla de nuestro ordenador portátil y transferir datos, o incluso podemos conectar otro tipo de dispositivos como nuestro smartphone (depende del modelo, o de si tienes un adaptador) o nuestra tablet. Al lado de este, tenemos un puerto Micro USB, el cual se responsabiliza únicamente de la carga de energía y sirve como fuente de alimentación externa para aquellos dispositivos con poca potencia.

Lo que sí echamos en falta es una entrada HDMI, que podría ser útil para varios propósitos. También echamos de menos que este modelo tenga altavoces o cámara web, así que que tendrás que utilizar los del propio ordenador portátil o los de cualquier dispositivo conectado.

Parte trasera del Monitor Portátil Acer PM161Q

(Image credit: Monitor Portátil Acer PM161Q)

Por lo demás, solo cabe destacar que el soporte físico de aluminio en la parte trasera, de color plateado, sirve como base sólida y nivelada, la cual permite que el monitor se mantenga de pie escogiendo el ángulo que prefieras, ya que se puede desplegar y volver a cerrar para que sea más fácil guardarlo o transportarlo en un maletín.

Monitor Acer PM161Q conectado a un MacBook Air

(Image credit: Monitor Acer PM161Q)

Rendimiento

Este monitor portátil de la serie PM1 de Acer obtiene tanto su fuente de alimentación como su transmisión de señal de video a través del cable Thunderbolt 3 (USB-C), por lo tanto, cuando lo conectamos a un ordenador, no requiere una fuente de alimentación externa a través del puerto Micro USB. En este sentido, es bastante sencillo y cómodo de usar. Sin embargo, para conectarlo al PC, es posible que necesites un adaptador, al igual que ocurre con algunos teléfonos. Y además, en este último caso, si el modelo de smartphone cuenta con muy poca potencia de alimentación, te hará falta utilizar el puerto Micro USB para conectar el dispositivo a una fuente externa. 

Respecto a la calidad de imagen, es cierto que no se espera mucho de un monitor portátil estándar, el cual está destinado a servir como segunda pantalla, pero aún así nos ha sorprendido. 

El dispositivo cuenta con una resolución FullHD (1.920 x 1.080 píxeles), frecuencia de actualización de 60Hz, relación de aspecto 16:9 y relación de contraste 800:1. Además, es capaz de reproducir 262.000 colores, ofrece niveles de brillo de 220 cd/m² y cuenta con un tiempo de respuesta de 7ms, lo cual es suficiente para reproducir de forma adecuada posibles escenas de acción. Y aunque la reproducción de contenido multimedia no sea el motivo principal por el que vayas a utilizar una segunda pantalla , probamos a visualizar las escenas más dinámicas de varias películas de Marvel y el resultado fue bueno. Los efectos especiales no pierden calidad y el ritmo se mantiene constante.

No podemos obviar tampoco el hecho de que este modelo presenta un ángulo de visión de 170º, lo cual hace que puedas ver bien la pantalla desde distintos puntos de la habitación sin perderte ni un solo detalle. Quizás, por su tamaño relativamente pequeño, no sería la pantalla ideal para disfrutar de una sesión de cine con amigos, pero según nuestra experiencia, tres personas desde distintas perspectivas pueden alcanzar a ver varios vídeos sin problema gracias a ese amplio ángulo de visualización, lo cual sería útil, por ejemplo, para una presentación en una reunión con poca audiencia. Aunque también es cierto que la pantalla refleja la luz con bastante facilidad.

ESPECIFICACIONES
Tamaño de pantalla15.6 pulgadas
Resolución máx.(Full HD) 1920 x 1080 @ 60 Hz
Peso (aproximado)790g (970g con soporte)
Relación de aspecto / contraste16:9 / 800:2
Tiempo de respuesta7ms GTG
Brillo220 cd/m²
Colores admitidos262.000
RetroiluminaciónLED
Ángulos de visión170° Horizontal / 170° Vertical
Puertos y conectores1x USB-C
Alimentación12W

También descubrimos que el brillo es bastante eficaz al 80%. No necesitamos acercarnos al 100%. Si lo aumentamos al máximo, se apagan un poco los colores, aunque la diferencia es muy sutil. Pero si bajamos del 80% sí que notamos que la pantalla se oscurece bastante y nos cuesta más esfuerzo mantener nuestros ojos atentos. Por otro lado, el contraste al 50% quizás queda por debajo del de la pantalla de tu ordenador portátil (según el modelo), así que tal vez tengas que subirlo al 60% para no notar tanto el cambio. La verdad es que podría disponer de mejor contraste y niveles de brillo, pero en general no resulta molesto.

Para ajustar el color, puedes elegir entre el modo normal, frío (cool) o cálido (warm); y los tres se ajustan bastante bien a sus definiciones. Además, puedes modificar el rojo, el azul y verde de forma manual, según tus preferencias. Pero lo que resulta más interesante, es que el monitor ya incluye modos de imagen predeterminados para distintas funciones: standard, game, cinema, scenery y text.

Usar el menú de la pantalla para modificar estos aspectos u otros es bastante simple gracias a los botones laterales de los que ya hemos hablado antes y sus ajustes preestablecidos. Sin embargo, resulta un poco frustrante que no tengamos la opción de configurar el menú en español, y aunque en inglés es bastante fácil deducir los términos, debemos recurrir a la guía de usuario que se incluye en el paquete si no entendemos algo.

En cuanto al consumo de batería, es cierto que el monitor no influye demasiado en la duración del dispositivo principal. Es decir, probamos a usar el portátil sin conectarlo al monitor y después probamos a usar los dos dispositivos conectados y el resultado fue prácticamente el mismo. Quizás, al aumentar los niveles de brillo es probable que sí notemos alguna diferencia, pero como ya hemos dicho, no es estrictamente necesario modificar los valores predeterminados.

En general, el rendimiento es muy bueno. No se trata de la mejor opción para cargar videojuegos o ver contenido multimedia en compañía, pero ese no es el objetivo principal de utilizar una segunda pantalla portátil. En cambio, para mostrar ventanas y aplicaciones mientras estás trabajando resulta muy útil y ofrece una calidad de imagen satisfactoria.

Conclusión

Si trabajas desde casa o desde una oficina y necesitas urgentemente una segunda pantalla que sea fácil de llevar pero que al mismo tiempo resulte cómoda y elegante, el monitor portátil PM161Q de Acer es una opción maravillosa. Su diseño sencillo y delgado hace que sea fácil incluirlo en tu escritorio, así como el soporte trasero ayuda a colocarlo en cualquier rincón, ajustando el ángulo que necesites.

Si utilizas un ordenador portátil, este monitor es aún más adecuado para completar tus herramientas de trabajo, ya que para conectar tus dispositivos a través del puerto USB-C, solo necesitarás el cable Thunderbolt 3 que se incluye en el paquete.

Sin embargo, quizás eches de menos la falta de entradas HDMI o altavoces incorporados, lo cual podría limitar el uso que quieras darle. Aunque debes tener en cuenta que la calidad de imagen y los buenos materiales del PM161Q de Acer no se encuentran fácilmente en otros modelos de monitores portátiles en el mercado.