Skip to main content

Dreame L10 Pro: análisis

Un robot aspirador todoterreno casi perfecto

Dreame L10 Pro
(Image: © TechRadar)

Nuestro veredicto

Hay robots aspiradores más caros, pero pocos te dan un conjunto de funciones y rendimiento como el Dreame L10 Pro. Es, aunque discutiblemente, uno de los mejores robots aspiradores del mercado, dentro de su gama de precio.

Pros

  • -Silencioso
  • -Mapeo preciso
  • -Potencia de succión

Contras

  • -Usa la app Xiaomi Home
  • -Diseño repetitivo

En el enorme mercado de robots aspiradores, Dreame no es tan conocida como Xiaomi, pero sus productos se están haciendo un hueco en los hogares españoles. La marca ha incorporado a su línea el Dreame L10 Pro, el tope de gama. 

Tiene una potencia de succión impresionante, navegación por láser, muchísimas funciones y un mapeo bastante bueno. Incluso puede pasar la mopa si añades el accesorio adecuado, que se incluye en la caja.

Precio y disponibilidad

El Dreame L10 Pro está disponible actualmente en España por un precio de 350€, solo en Aliexpress, por lo que puede ser que lo encuentres de otros vendedores dentro de la plataforma algo más barato (aunque recomendamos que elijas siempre el vendedor oficial).

Sea cual sea el precio final que encuentres, será más económico que otros robots como el Roborock S7 o la Conga 6090, que pasan de los 400€.

Diseño

Dreame ha optado por el diseño que se ha convertido ya en un estándar de los robots aspiradores: redondo y circular, capaz de girar 360º y con el módulo del láser presidiendo en la parte superior.

Este láser es una de las mejores funciones, además de su acabado muy refinado. Tiene un tremendo alcance de 8 metros para poder detectar objetos con mucha antelación, y equipa unos sensores en la parte frontal para más ayuda. 

Como en la mayoría de los robots, el Dreame L10 Pro tiene un depósito extraíble levantando la mitad superior del dispositivo, con una capacidad de 570ml; algo más de lo que solemos encontrar habitualmente, y que se agradece.

Si le damos la vuelta al L10 Pro, en el centro encontraremos el cepillo en forma de ola, delante una rueda pequeña que ayuda al movimiento, y un pequeño cepillito de tres aspas en el borde. Las dos ruedas principales tienen forma rugosa y basculan bastante (puede subir hasta 2cm), y todo ayuda a que lo que se encuentre por el camino vaya a parar al depósito.

Dreame L10 Pro

(Image credit: TechRadar)

La base de carga es de plástico y muy compacta. Poner manualmente el robot a cargar es mucho más sencillo que con otros aspiradores, y el cable que la conecta a la corriente, más corto, por lo que si tienes previsto tenerla cerca de un enchufe, no tendrás que recoger o atar el cable restante para que no se lo lleve al aspirar.

La única pega que encontramos aquí es que la base no cuenta con un enganche físico para el robot, sino que funciona por contacto. Esto quiere decir que si, por accidente, le das una pequeña patada al dispositivo, este se moverá de la base, aunque no empezará a limpiar (como nos ha ocurrido con otros), sino que detectará que ha sido desconectado y volverá a conectarse.

Dreame L10 Pro

(Image credit: TechRadar)

Rendimiento durante la limpieza

El Dreame L10 Pro es increíblemente potente y tiene 4 modos de limpieza. Por defecto empieza en el segundo por debajo, pero puedes configurarlo en automático para que detecte en qué tipo de superficie está y regule su potencia de succión conforme vaya limpiando.

En el ajuste de potencia máxima, alcanza los 4.000pa de succión. Es muy superior a la media, que se encuentra en unos 1.500pa.

Dreame ha hecho un gran trabajo con el L10 Pro: accede a todas las áreas con un movimiento en zig-zag y puede limpiar una casa de 110m2 en menos de una hora, aunque si lo programamos por habitaciones, la limpieza es más exhaustiva y le llevará algo más de tiempo.

Dreame L10 Pro

(Image credit: TechRadar)

Estamos hablando de 5.200mAh de batería, por lo que puedes tener el robot en modo silencioso durante más de dos horas. Creemos que el hecho de que tenga tantos modos aporta mucha flexibilidad y comodidad, ya que puedes programarlo para una limpieza rápida, silenciosa, completa... lo que necesites.

Hicimos la prueba en una casa con mascota, que es donde estos gadgets tecnológicos cobran más sentido que nunca, y la verdad es que quedamos impresionados por su capacidad de succión, y el hecho de que el depósito sea algo más grande que el de la competencia, aporta un plus que la escoba y nosotros agradecemos.

Dreame L10 Pro

(Image credit: TechRadar)

La app y el mapeo

Dreame L10 Pro

(Image credit: TechRadar)

Si hay alguna pega en el Dreame L10 Pro, es el software. Usa la aplicación genérica de Xiaomi en lugar de una exclusiva de la marca, pero bien es cierto que Dreame es una marca financiada por la propia Xiaomi.

No estamos diciendo que sea un problema en el día a día, pero la falta de esta app específica sitúa al L10 Pro un peldaño por debajo de otros robots que sí la tienen, y que crea (al ser la misma en prácticamente todos) algo de confusión para el consumidor final.

El hecho de que se pueda dividir la casa en habitaciones por colores en la app para que puedas indicarle al L10 Pro que se dirija a áreas concretas funciona muy bien, pero dibujar o hacer líneas de zonas prohibidas parece que se haga sobre una pantalla táctil de Windows de principios de los 2000.

Al margen de ese lag, todo funciona fantástico y tiene todas las funciones que un usuario medio pueda necesitar: limpiar toda la casa, seleccionar habitaciones o crear una zona en concreto. El menú de ajustes es un abanico de opciones con horarios, modos de limpieza, historial, escenarios para el IoT y mucho más.

Si no quieres usar la app mucho, también puedes dirigirte al Dreame L10 Pro mediante control por voz. Funciona muy rápido, nos hizo caso y habla en español.

Pasando la mopa

Dreame L10 Pro

(Image credit: TechRadar)

Aunque el trabajo que hace aspirando es impecable, no es lo único que saber hacer: también pasa la mopa.

Lo podríamos llamar 'fregar', pero nos parece que, aunque hace uso de agua, no llega a la eficacia que tiene una fregona en manos humanas. Necesitas añadir un accesorio (incluido en la caja y reutilizable) y poner un poco de agua en el depósito para esta tarea, que además puede regular la cantidad de agua que echará a medida que viaja por la casa. 

La función nos parece útil, pero no milagrosa. Solo podemos usar agua, nada de friegasuelos o cualquier otro producto, por lo que recomendamos usar este modo de limpieza solo para rematar una limpieza profunda de un sábado o domingo.

El efecto es el equivalente a pasar ligeramente un paño húmedo por el suelo. El Dreame L10 Pro deja el suelo fantástico, pero no esperes que vaya a quitar las manchas de aceite del día anterior.

Dreame L10 Pro

(Image credit: TechRadar)

Aun así, cuando terminamos la limpieza con la mopa, y por cómo se ha quedado esta, lo que te ahorras limpiando es más que suficiente para que merezca la pena darle una pasada.

Conclusión

El Dreame L10 Pro tiene muchísimas funciones, navegación muy buena y un poder de succión fortísimo para su rango de precio. Es un todoterreno con mopa, cuatro modos de potencia y limpieza por habitaciones.

No encontrarás nada similar en este rango, aunque su diseño y el uso de la app nos parecen ya demasiado repetitivos. 

Carlos Pedrós

Avgeek. No me hables hasta que me haya tomado el café. Siempre estoy en Twitter o Instagram. ¿Qué te parecen mis artículos? ¿Has encontrado una buena oferta? ¿2x1 en comida a domicilio? ¿Códigos para canjear en la Xbox? ¡Mándame un mensaje!