El nuevo Moto Tag parece un AirTag pero tiene una característica ganadora para los usuarios de Android

Motorola Moto Tag enganchado a un equipaje
(Crédito de imagen: Future/Jacob Krol)

El gran relanzamiento de la red Encuentra mi dispositivo de Google promete un punto de inflexión porque te ayudará a que no vuelvas a perder tus cosas. Por supuesto, era cuestión de tiempo que las distintas marcas lanzaran dispositivos rastreadores de objetivos para aprovechar esta nueva red.  Y ahora, junto con el lanzamiento de los plegables Motorola Razr 50 y Razr 50 Ultra, Motorola entra en el ruedo con el Moto Tag. 

Al igual que el AirTag de Apple, el Moto Tag es un pequeño rastreador circular del tamaño de una moneda con una batería sustituible por el usuario. Motorola dice que debería proporcionar rastreo durante un año entero, y cuando llegue el momento de sustituirla, basta con cambiarla por una típica pila de botón CR2032. 

Este dispositivo no tiene orificio para llavero, así que tendrás que comprar un accesorio para sujetarlo a algo, aunque Motorola aún no ha dado detalles exactos sobre los accesorios originales.

Como hemos comentado, también está totalmente integrado con la renovada red Encuentra mi dispositivo de Google, lo que significa que funcionará con innumerables móviles Android y permitirá localizarlo fácilmente e incluso reproducir un sonido desde el rastreador. 

Para prepararse para el futuro, Motorola también ha incluido tecnología de banda ultraancha (UWB) en su interior para lo que ha denominado "seguimiento de precisión", es decir, que cuando esté lo suficientemente cerca, el teléfono proporcionará instrucciones más detalladas para encontrar el rastreador. 

Es muy similar a la función Búsqueda de Precisión del AirTag de Apple, que te permite ver la distancia y la posición exacta gracias a la tecnología de banda ultraancha, sin embargo, por desgracia Google aún no ha actualizado su red Encontrar mi dispositivo con compatibilidad UWB (llegará en un futuro), por lo que Motorola afirma que la compatibilidad UWB estará "disponible tras la futura integración de Android por parte de Google".

Motorola Moto Tag enganchado a unas llaves

(Image credit: Future/Jacob Krol)

En lo que se diferencia del AirTag de Apple es en una funcionalidad añadida que podría ser realmente útil. Gracias a un botón integrado en el Moto Tag, básicamente donde está la "M" del logotipo de Motorola, puedes pulsarlo para que suene tu móvil. De esta forma, cuando tengas tu Moto Tag pero no encuentres tu teléfono, puede ayudarte a localizarlo.

También puedes utilizar la etiqueta para activar el obturador de la cámara o el botón de grabación del teléfono de Motorola o de cualquier teléfono Android para capturar contenido fácilmente. Al igual que otros rastreadores de objetos compatibles con la red Encuentra mi dispositivo de Google, Moto Tag tiene una certificación IP67 de resistencia al agua, el polvo y la suciedad. Si se cae, no dejará de rastrear ni se romperá.

El Moto Tag se emparejará rápidamente con un móvil Android moderno compatible con la red y, a través de la aplicación Moto Tag, podrás personalizar un poco más la experiencia. La verdad, esto es todo lo que un rastreador de objetos realmente necesita, y es lo que ofrece el Moto Tag.

Y ahora hablemos de precios, y además podemos compararlos con los del AirTag. El Moto Tag estará a la venta en España próximamente con un precio recomendado de 39,99€ la unidad, o 139,99€ si optas por el paquete de 4 unidades. El AirTag de Apple, por su parte, cuesta 39€ la unidad y 129€ el paquete de cuatro (¿Estamos ante la primera vez en la historia que algo de Apple cuesta menos?).

Sea como sea, nos parece que el Moto Tag es un dispositivo muy interesante que llega repleto de funciones y que a más de uno le salvará de perder sus pertenencias.

Recomendado para ti:

Anastasia Lazaridis
Editora

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de