Skip to main content

Xiaomi Black Shark 4 ya disponible: un teléfono un poco menos gaming

Xiaomi Black Shark 4
(Crédito de imagen: Xiaomi)

Marzo ha sido el mes de los teléfonos gaming, y después de la presentación del Asus ROG Phone 5 y el Nubia Red Magic 6, esta mañana ha sido el turno del Xiaomi Black Shark 4 en un evento chino.

El Black Shark 4, junto con el modelo superior Pro, es uno de los smartphones más intrigantes que hemos visto en mucho tiempo porque ha quitado muchas características de solíamos ver en los teléfonos gaming. ¿Eso es bueno o malo? Bueno, tenemos que probarlo para responder a eso.

Abajo encontrarás las especificaciones de ambos modelos, así puedes ver con tus propios ojos cómo son, y la razón por la que ha optado Xiaomi hacerlos diferentes al resto de teléfonos gaming.

El nuevo Black Shark

Xiaomi Black Shark 4

(Image credit: Xiaomi)

Tanto el Black Shark 4 como el 4 Pro tiene una pantalla de 6,67 pulgadas con resolución FHD+, tasa de refresco de 144Hz y una entrada táctil de 720Hz. Esto último es estrictamente relevante si usas un teléfono gaming, y se refiere a con qué frecuencia se registran tus toques en la pantalla, muy útil para juegos con reacciones rápidas. No hemos visto antes esos 720Hz (720 veces por segundo) y han marcado un nuevo tope.

La pantalla se interrumpe por un agujero para la cámara delantera, y es algo que normalmente no tienen los teléfonos gaming, que suelen venir en un marco en la parte superior  (aunque muchos gama alta modernos apuestan por el corte). Como resultado, la pantalla tiene unos cuantos píxeles menos, aunque los marcos son bastante más pequeños.

Mientras que el Black Shark 4 Pro tiene el último procesador gama alta, el Snapdragon 888, el modelo no-Pro se queda con el Snapdragon 870, que es algo inferior al 888 en ciertos aspectos. Como los smartphones gaming usan el mejor procesador disponible para ellos, es curioso que no sea el caso del Black Shark 4, y podría estar relacionado con mantener el precio bajo.

Una función tope de gama que comparten ambos dispositivos son la carga rápida de 120W junto con una batería de 4.500mAh, y desde Black Shark dicen que cargará el teléfono completamente en menos de 15 minutos. Ambos tienen también un jack de 3.5mm.

Xiaomi Black Shark 4

Las múltiples configuraciones del Black Shark 4. (Image credit: Xiaomi)

Los dos tienen tres cámaras traseras: el Pro tiene una principal de 64MP y el no-Pro una de 48MP. A ambos modelos les complementan las de 8MP y 5MP, aunque no sabemos sus funciones todavía.

Con un procesador de menos nivel, ¿qué hace del Black Shark 4 un teléfono gaming? Bueno, lo mejor de todo son sus gatillos físicos situados en el cuerpo del móvil, que 'aparecen' cuando quieres jugar. Es una manera novedosa de incluir gatillos físicos en un teléfono, y tenemos muchas ganas de probarlo.

Parece que esos gatillos se pueden usar para otras cosas, porque durante el evento nos enseñaron cómo acceder con ellos rápidamente a información personal (como tarjetas contactless y otras herramientas con NFC).

A parte del procesador, la gran diferencia entre el Black Shark 4 y el 4 Pro parece ser el diseño: los modelos Pro tiene un patrón en forma de 'X' en la parte de atrás, con LEDs que se iluminan, mientras que el no-Pro no llevan esos LEDs y tienen una parte trasera plana en algunas configuraciones.

Para terminar, Shark Space, el modo gaming que silencia notificaciones y dedica toda la potencia del teléfono a jugar, parece haber sufrido varias mejoras en el Black Shark 4. Es decir, parece que hay más ajustes y modos no-gaming, según muestra la interfaz, con muchas más opciones.

El precio del Black Shark 4 parte de 2.499 yuanes (unos 325€) para la versión con 128GB de almacenamiento con solo 6GB de RAM; la cosa aumenta hasta los 2.699 yuanes (unos 350€) para subir a 8GB la RAM y si quieres 12GB tendrás que pagar 2.999 yuanes (390€ al cambio). Puedes ampliar el almacenamiento hasta 256GB manteniendo esos 12GB de RAM por 3.299 yuanes (425€).

Luego está el Black Shark 4 Pro, cuya configuración más básica son 8GB de RAM y 256GB de almacenamiento por 3.999 yuanes (unos 520€ al cambio), subir la RAM a 12GB incrementa el precio hasta los 4.499 yuanes (alrededor de 580€). Existe también una variante con 16GB de RAM y 512GB de almacenamiento por 5.299 yuanes (casi 685€).

Los precios en China tienden a ser más bajos que en el resto de mercados, así que estas conversiones cógelas con pinzas, porque los precios serán superiores. Con eso dicho, las especificaciones sugieren que el Black Shark 4 de serie será un smartphone gaming económico.