Skip to main content

Windows 11 no está siendo tan popular como esperaba Microsoft

Windows 11
(Crédito de imagen: Microsoft)

El crecimiento explosivo del sistema operativo Windows 11 de Microsoft en los últimos meses está empezando a ralentizarse, según sugieren las nuevas cifras.

El último informe de AdDuplex (opens in new tab) muestra que el número de usuarios de Windows 11 se está estabilizando, lo que quizás indica que Microsoft necesita subir la apuesta con algunas nuevas actualizaciones a la plataforma, y pronto.

En el mes de marzo del 2022, Windows 11 se llevó apenas un 0,1% de la cuota de mercado de otras ediciones del software de Microsoft, con un 19,4% del uso general, y otro 0,6% utilizó una compilación de Windows 11 Insider.

Actualización de Windows 11

Las cifras muestran que, a pesar de la presión de Microsoft para que los usuarios se actualicen a Windows 11, su edición anterior sigue siendo buena para muchos consumidores.

Del 80% que utiliza Windows 10, la mayoría resultó estar utilizando las dos familias de actualizaciones más recientes. Windows 10 N21U (21H2), lanzado en noviembre del 2021, tenía el 28,5% del mercado global, y su hermano algo mayor, Windows 10 M21U (21H1), lanzado en marzo del 2021, se llevaba el 26,5% de la cuota.

El 25% restante se compone de varias compilaciones más antiguas que datan del 2018, lo que indica que Microsoft todavía tiene algo de trabajo para conseguir que un gran número de usuarios se actualice a sus últimas ediciones.

AdDuplex extrae sus cifras de 5.000 aplicaciones de la Windows Store, por lo que puede no ser del todo representativo de la verdadera cuota de mercado, pero las cifras parecen corroborar los datos recientes de la propia Microsoft.

Recientemente, la compañía informó de que 1.400 millones de dispositivos están ejecutando tanto Windows 10 como Windows 11, aunque no reveló las cifras específicas de ninguna de las dos versiones. 

Sin embargo, esto ha planteado un problema para algunas empresas, ya que una investigación reciente descubrió que hasta un tercio de los portátiles o PCs de trabajo no cumplen con los requisitos mínimos para ejecutar Windows 11, siendo la falta de TPM 2.0 la principal culpable.

El informe de Riverbed añade que el 19,45% de los dispositivos necesitarán una actualización de almacenamiento, el 11% tendrán que actualizarse a TPM 2.0 y el 8% tendrán que actualizarse con UEFI, y el 12% de los PCs de trabajo tendrán que ser reemplazados por completo.

Fuente: OnMSFT (opens in new tab)

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de