Skip to main content

Si el próximo reloj de Apple está pensado para deportes extremos, necesitará un rediseño extremo

Apple Watch
(Crédito de imagen: Kanut Photo / Shutterstock)

Uno de los principales puntos de venta del Apple Watch 7 de este año fue su pantalla más dura y su mayor resistencia al polvo, y nuevos rumores sugieren que Apple está planeando llevar esta idea más allá, con un reloj extra resistente diseñado para atletas de deportes extremos.

La información proviene del periodista tecnológico de Bloomberg Mark Gurman, cuyo último boletín Power On está repleto de pistas sobre lo que podría llegar de Apple en 2022, incluyendo posibles nuevos diseños para el iPad Pro y el MacBook Pro.

Un reloj deportivo resistente sería un paso lógico para la compañía, que ha estado impulsando el fitness con fuerza en los últimos dos años. Su servicio de entrenamiento por suscripción, Apple Fitness+, que llegó a España el mes pasado, y aunque hay un montón de rivales compitiendo por tu atención (incluyendo Peloton, Fitbit Premium y el nuevo servicio Amazon Halo Fitness, por nombrar solo algunos), los instructores de Apple han estado sudando la gota gorda para ganarse tu confianza, con nuevas sesiones cada semana.

Apple Fitness+ en un iPad, iPhone y Apple Watch

El Apple Watch es el elemento central de Apple Fitness+, ya que transmite la frecuencia cardíaca y la estimación de calorías quemadas a la pantalla de tu Apple TV o iPad (Image credit: Apple)

El Apple Watch es clave para Fitness+, ya que presenta tu frecuencia cardíaca en pantalla mientras te ejercitas en el salón de tu casa, pero tiene sentido que Apple se atreva a ir más allá del hogar y cree wearables más resistentes para usarlos en la naturaleza.

Sin embargo, aunque una versión más robusta de la carcasa actual del Apple Watch sería una mejora, esa no es la única característica que hace que un reloj deportivo sea bueno, especialmente para los deportes extremos.

Cuando las cosas se ponen difíciles...

En primer lugar, Apple podría considerar la posibilidad de cambiar el aluminio, el acero inoxidable y el titanio por la fibra de carbono, como se utiliza en los relojes G-Shock de Casio. De este modo se reduciría el peso y se podría moldear en una sola pieza como caja monocasco para minimizar los posibles puntos de fallo.

También nos gustaría ver una mayor resistencia al agua. El Apple Watch 7 es resistente al agua hasta una profundidad de 50 metros, lo que está bien para nadar en aguas poco profundas, pero para los deportes extremos, Apple debería pensar en algo más profundo. Su nuevo wearable no necesita ser un reloj de buceo en toda regla, pero nos gustaría ver algo a la altura del Polar Grit X, que es resistente al agua hasta 100 metros.

Apple Watch sumergido en una piscina

Los actuales modelos de Apple Watch están bien para nadar en aguas poco profundas, pero un reloj para deportes "extremos" necesita una mayor resistencia al agua (Image credit: Anicka S / Shutterstock)

Lo siguiente en nuestra lista de deseos: botones físicos. La Corona Digital de Apple es un placer, ya que permite desplazarse por los menús sin problemas y facilita la selección de opciones, pero muchas de las funciones del Apple Watch dependen de su pantalla táctil, lo que no es ideal cuando llevas guantes o tienes agua o barro en las manos. Sería un gran cambio en el aspecto, pero la posibilidad de bloquear la pantalla táctil y utilizar un conjunto de botones alrededor del bisel del reloj sería una verdadera ventaja.

Posiblemente, algún tipo de pantalla con memoria a nivel de píxeles también sería un éxito. Aunque la pantalla AMOLED del Apple Watch es impresionante, consume mucha batería. Muchos relojes deportivos duran al menos una semana entre cargas, lo que es esencial para eventos de varios días, o cuando se acampa bajo las estrellas. Para competir, Apple podría tener que ceder en su oferta de pantallas. 

Por otro lado, sería estupendo ver nuevos modos de ahorro de energía personalizables que permitan ajustar las funciones del reloj y desactivar las que no se usen para ahorrar batería.

Si Apple implementara todas estas funciones, el dispositivo resultante no sería realmente un Apple Watch. Sería algo completamente diferente, pero tal vez ese sea el siguiente paso que la compañía necesita dar si quiere seguir siendo importante en el espacio del fitness. 

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?