PC gaming vs portátil gaming: ¿cuál es mejor para jugar y qué equipo gaming deberías comprar?

Un PC gaming sobre un fondo azul y un portátil gaming sobre un fondo naranja.
(Crédito de imagen: Future)

Ahora que los equipos gaming están disponibles con grandes descuentos, está claro que muchos gamers están pensando en renovar su equipo de juegos. Para todos ellos, la primera pregunta que deben hacerse es si quieren comprarse un PC gaming, es decir, un sobremesa, o un portátil gaming.

El mejor PC gaming (opens in new tab) debe ofrecer una potencia asombrosa con margen para aumentar el rendimiento de cara al futuro. Por otro lado, algunos de los mejores portátiles gaming (opens in new tab) equilibran la portabilidad con el potencial de una respetable fidelidad visual en los juegos. 

Para facilitar la decisión de compra, vamos a desglosar algunos aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir entre un ordenador de sobremesa  y un portátil gaming, de modo que puedas tomar la decisión correcta según tus necesidades y tu presupuesto.

PC gaming vs portátil gaming: precio y disponibilidad

El PC gaming Acer Predator Orion 7000 encima de una mesa al lado de un monitor

(Image credit: Acer)

A la hora de decidir si deberías comprar un portátil gaming o un PC gaming, una de las primeras cosas a tener en cuenta es cuánto dinero te quieres gastar. Normalmente, lo que sale mejor de precio es montarte un ordenador de sobremesa por piezas.

Hace dos años, montar un ordenador desde cero que fuera capaz de ejecutar juegos con la misma calidad que una consola de última generación a una resolución 4K y a 60 fotogramas por segundo costaba una pequeña fortuna. Ahora, una configuración similar puede costar un poco menos de la mitad de eso si puedes encontrar una buena oferta en componentes. 

Por otro lado, comprarte un PC gaming ya montado dependerá de la marca que elijas y de la potencia, pero posiblemente te cueste más dinero. Eso se debe a distintos factores que van desde el diseño, a la calidad de construcción, además de la mano de obra, hasta extras como las garantías. Ahora bien, también te ofrecen ventajas, como que no tendrás que calentarte la cabeza con que todos los componentes sean compatibles. Dependiendo de las distintas opciones de CPU, GPU, almacenamiento, refrigeración y características específicas del fabricante, estos PC gaming que compras ya montados pueden costar a partir de algo menos de 1.000€, y subir hasta cifras descomunales como 5.000€ o más, sobre todo si cuentan con la mejor tarjeta gráfica (opens in new tab)y el mejor procesador (opens in new tab) del mercado.

A igualdad de rendimiento, un portátil gaming suele costar más que un PC gaming. Si buscas un portátil gaming capaz de jugar a 4K/60fps tendrás que gastar más dinero, sobre todo debido a la tecnología necesaria para que se pueda transportar y jugar sobre la marcha. También hay que tener en cuenta otros aspectos, como la resolución de la pantalla, la tasa de refresco, la duración de la batería y las garantías. Muchas de estas opciones son personalizables en función del fabricante, lo que puede ayudar a reducir el coste. 

No olvidemos que en el precio del portátil se incluye el monitor, el teclado y el ratón, obviamente, mientras que si compras un PC gaming tendrás que comprar todo esto por separado, a no ser que ya lo tengas.

  • Ganador: Empate.

PC gaming vs portátil gaming: diseño

Un hombre jugando con un portátil gaming

(Image credit: Canva)

A la hora de jugar en un ordenador en vez de en una consola, la gran ventaja es la personalización. Esto se extiende tanto a los PC gaming como a los portátiles. Y la funcionalidad que querrás dependerá de tus necesidades de juego.

Debido a la naturaleza de los ordenadores de sobremesa, la funcionalidad es básicamente ilimitada. Ya compres uno ya montado o te construyas uno desde cero, tendrás la posibilidad de un alto nivel de personalización. Hay muchísimos diseños entre los que elegir fijándote tan solo en la caja o torre. Y una vez que le metes los componentes internos que prefieras, la personalización va más allá cuando te toca elegir los periféricos, desde el monitor hasta el teclado, ratón, auriculares, y mucho más.

Los portátiles ofrecen algo más que una simple portabilidad: son una solución integral cuando se trata de jugar fuera de casa. Los jugadores que viajan mucho pueden apreciar estos dispositivos más compactos. Como la mayoría de los portátiles gaming ofrecen puertos HDMI, también es fácil poder disfrutar de tus juegos en un televisor de hotel, e igualmente les puedes acoplar cualquier tipo de periférico.

Por otro lado, cuando se viaja en avión o cuando no se está jugando, se pueden realizar otras tareas como el procesamiento de textos o la edición de vídeo y fotos. Los portátiles gaming de gama alta cuentan con pantalla táctil y soporte de lápiz óptico para diseñadores gráficos o artistas.

  • Ganador: Empate

PC gaming vs portátil gaming: rendimiento

PC gaming

(Image credit: Shutterstock)

Aquellos gamers cuya absoluta prioridad sea la potencia bruta y la alta fidelidad visual querrán optar por un PC gaming, es decir un sobremesa. Esto se debe a que los últimos lanzamientos de CPU y GPU suelen estar hechos pensando en primer lugar en este tipo de dispositivos. Las versiones para portátiles de esos chips suelen llegar un poco más tarde. 

Aunque la gama de tarjetas gráficas NVIDIA RTX 40 ya ha salido al mercado, todavía no existe una versión para portátiles de estas. Las opciones de ajuste del rendimiento, como el overclocking, requieren una mejor capacidad de refrigeración, como varios ventiladores más grandes u opciones de refrigeración líquida, que aún no están disponibles en los portátiles gaming. 

Eso no significa que los portátiles no puedan ofrecer un rendimiento fantástico para tus juegos, ya que dispositivos como el Lenovo Legion 7, el Corsair Voyager a1600 o el Alienware X14 son muy potentes. Estos portátiles pueden ejecutar fácilmente títulos AAA como Cyberpunk 2077, Doom Eternal, Forza Horizon 5, Call of Duty: Modern Warfare y otros a alta resolución con los ajustes máximos y manteniendo altas velocidades de fotogramas.

  • Ganador: PC gaming

PC gaming vs portátil gaming: portabilidad

Una chica jugando con su portátil gaming

(Image credit: Ninma)

Cuando se trata de portabilidad, hay un claro ganador. Y es obviamente de cajón. Incluso los mini PC gaming más pequeños del mercado, como el NUC de Intel y otros, no te ofrecerán la portabilidad que te da un portátil.

Y aunque los portátiles gaming pueden hacer fácilmente la función de un PC gaming gracias a su potente hardware interno y a la capacidad de acoplarlos a un monitor gaming o a cualquier periférico, esto no funciona al revés, ya que es imposible que un PC gaming funcione sin batería o que puedas aprovecharlo para jugar sobre la marcha.

  • Ganador: Portátiles gaming

PC gaming vs portátil gaming: capacidad de actualizar el equipo

Más allá de los módulos de almacenamiento SSD y de memoria RAM, la mayoría de los portátiles gaming no son actualizables. Los componentes internos suelen estar soldados entre sí y no están acoplados mediante ranuras, tal y como pasa en los ordenadores de sobremesa. Eso significa que de cara al futuro, si quieres un procesador más potente o una tarjeta gráfica mejor, tendrás que comprarte otro portátil, y con el paso del tiempo es algo que necesitarás hacer para adaptarte a la evolución de los requisitos del sistema para los juegos AAA de primer nivel. Se podría decir que tocará hacer esto cada cuatro años o así.

Por otro lado, los PC gaming están hechos para ser actualizados en todos los sentidos a lo largo del tiempo, incluyendo la CPU, la GPU, la RAM, el almacenamiento y la refrigeración, entre otros. Eso sin contar con otras actualizaciones de accesorios y periféricos, como el monitor.

  • Ganador: PC gaming

PC gaming vs portátil gaming: ¿Cuál debería comprar?

Un gamer jugando con un PC gaming

(Image credit: Shutterstock)

Los jugadores que se debaten entre comprar un PC gaming o un portátil gaming deben tener claro qué experiencia de juego buscan.

Si lo único que les importa son las imágenes de alta gama y el rendimiento, probablemente lo mejor sea un ordenador de sobremesa. Podrás actualizarlo para seguir el ritmo de los últimos juegos y personalizar gran parte del equipo según tus gustos personales. Por otro lado, los jugadores que quieran una máquina portátil en la que puedan jugar, pues obviamente deben comprarse un portátil. Sí, sacrificarás algo de rendimiento cuando juegues al máximo a los juegos más exigentes, pero te sorprenderá lo que puedes hacer con un portátil gaming, y a cambio, te beneficiarás de un dispositivo gaming todo en uno. 

Claro que también hay que tener en cuenta otras consideraciones como la resolución y la preferencia de rendimiento junto con el conjunto de características, por no mencionar el presupuesto, pero la cuestión fundamental es entre el máximo rendimiento y la portabilidad. Todo lo demás es en realidad más secundario.

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de