Skip to main content

LG abandona el mercado de los smartphones

LG V60 ThinQ
(Crédito de imagen: Future)

LG ha hecho oficial su salida del mercado móvil con una nota de prensa, así que ya no veremos más smartphones LG en 2021. Este anuncio no sorprende a nadie del sector, puesto que estaba en boca de todos desde hace unas semanas.

Esto significa dos cosas. La primera es que no veremos el rumoreado LG V70 ThinQ, el LG G10 o el LG Velvet 2, porque la compañía cierra completamente su unidad de negocio de móviles. No veremos tampoco el LG Rollable que mostraron en el CES 2021 y que confirmaron saldría este año. LG llama a este movimiento una 'decisión estratégica para salir del increíblemente competitivo sector de los teléfonos móviles'.

La segunda es que LG centrará sus recursos en áreas de crecimiento, es decir, sectores donde están mejor posicionados: 'componentes de coches eléctricos, dispositivos conectados, domótica, robótica, IA y soluciones B2B, así como plataformas y servicios'.

En la nota, LG revela que 'aprovechará su experiencia móvil y desarrollará tecnologías relacionadas como el 6G' ahora que la gente está comprando móviles 5G.

Doble pantalla del LG Velvet

(Image credit: LG)

¿Qué pasará con los LG que ya existen?

La buena noticia es que si ya tienes un LG o quieres comprar uno (por ejemplo el LG V60 o el LG Velvet), no pasa nada. El stock actual de LG permanecerá a la venta, así como su servicio técnico y actualizaciones, simplemente ya no se fabricarán más.

LG dice que la salida del mercado de móviles se completará el 31 de julio, aunque probablemente puedas seguir comprando un smartphone LG pasada esa fecha.

Si echamos la vista a innovaciones de LG, nunca dejaron de mejorarse. Era una compañía que siempre forzaba el desarrollo de sus smartphones: mejores cámaras selfie, un enfoque en el gran angular anterior a sus competidores y unos controles de vídeo innovadores que otros copiaron más tarde.

Pero no siempre las cosas van en buena dirección y conectan con los clientes. Teléfonos modulares, pantallas flexibles, traseras de cuero y sensores como el del LG G8 y la pantalla doble del LG G8X no fueron bien recibidas.

Tampoco tuvieron nunca un precio competitivo en regiones como la española, donde Samsung y Apple ofrecían mejores ofertas. Los teléfonos LG empezaron en 2010 con el tan popular LG G2, pero al final sus dispositivos no cuajaron entre la gente, y experimentos como el LG Wing 5G o la pantalla doble del LG V60 no calaron en los clientes tal y como lo hacen los teléfonos plegables.