Skip to main content

La crisis de las criptomonedas no solo está ayudando a los gamers... también está salvando el planeta

Criptomoneda
(Crédito de imagen: André François McKenzie / Unsplash)

La actual crisis de las criptomonedas está teniendo grandes efectos en el mercado de la tecnología, e incluso un impacto positivo en el medio ambiente.

Según unos datos compartidos por Digiconomist (opens in new tab), la crisis de la criptominería ha reducido las emisiones de carbono en una cantidad muy significativa, concretamente, ha evitado que se arrojen 150.000 toneladas métricas de CO2 al día.

Tal y como ha afirmado Digiconomist: "El total de estas reducciones en las últimas semanas ya se corresponden a una cuarta parte de las emisiones de CO2 anuales que evitan los vehículos Tesla". Conforme siga esta crisis de la criptominería, iremos viendo cuántas emisiones más se evitan.

See more

Por dar un punto de referencia, la cantidad de emisiones de carbono que se está evitando, según el informe de Digiconomist, es más que el total del ahorro neto mundial conseguido gracias a los vehículos electrónicos, que la Agencia Internacional de la Energía (opens in new tab) cifra en unos 50 Megatoneladas en 2020.

Cabe señalar que estamos hablando de emisiones que se evitan, es decir, las que no se añaden activamente al total de emisiones. En otras palabras, no estamos hablando de emisiones existentes que se reducen.


Reflexión sobre los grandes efectos de la criptominería

Ver cuánto se han disminuido las emisiones de carbono tras la caída de la criptominería es, como mínimo, para pararse a pensar. La industria de las criptomonedas, sin duda alguna, tiene un efecto muy negativo en el mundo, y además, de forma duradera.

El gran impacto negativo de la criptominería en el medio ambiente es algo ampliamente documentado, ya que son muchos los estudios que han demostrado la increíble cantidad de emisiones de carbono que esta industria libera a nuestra atmósfera, debido al alto consumo energético que conlleva el minado de criptomonedas a través de los dispositivos electrónicos.

Pero eso no es todo, ya que los dispositivos para la criptominería basados en tecnología ASIC (circuitos integrados para aplicaciones específicas) producen además una importante cantidad de residuos electrónicos, ya que su vida útil se limita a entre tres y cinco años de media antes de tener que ser sustituidos, y por su naturaleza, los equipos gastados no se pueden reutilizar para otros usos.

Otro tipo de equipamiento para la criptominería son las tarjetas gráficas (opens in new tab), y como sabréis, en los últimos tiempos ha sido casi imposible comprar las mejores GPUs ya que los criptomineros acababan con todas las existencias. Concretamente, según los informes, los mineros de Ethereum se gastaron 5.000 millones de dólares en tarjetas gráficas en los últimos dos años. Incluso las mejores gráficas baratas de generaciones anteriores eran prácticamente imposibles de comprar durante el boom de la criptominería.

Muchas de esas gráficas usadas están ahora inundando el mercado de segunda mano, ya que los mineros están tratando de recuperar sus inversiones de alguna manera, y es imposible saber, a la hora de comprar, si esas GPU de segunda mano siguen estando en buenas condiciones para ser usadas. Por lo tanto, es un riesgo ahora mismo comprar tarjetas gráficas de segunda mano, ya que no hay manera de saber si funcionarán bien.

Anastasia Lazaridis
Anastasia Lazaridis

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de