Skip to main content

Esta patente de Apple sugiere que el diseño de los próximos MacBook Pro podría ser una locura extravagante

El Apple MacBook Pro 13 pulgadas (M1, 2020) cerrado
(Crédito de imagen: Future)

Apple ha rediseñado su serie de MacBook Pro varias veces desde que lanzó su primera versión, y ahora, unas nuevas patentes presentadas recientemente por el gigante tecnológico nos dan una idea de los posibles futuros planes que tiene la compañía para próximos modelos de su portátil más potente.

Tal y como ha informado Apple Insider (opens in new tab), este último conjunto de patentes contiene diseños para un MacBook Pro (opens in new tab) en el que se puede cargar el iPhone de forma inalámbrica, así como una especie de innovadora "Touch Bar extendida" (barra táctil) que alcanza los dos lados del teclado.

También se hace referencia a otras patentes anteriores en las que Apple habla de cambiar toda la superficie del MacBook para que pueda utilizarse tanto para evitar que se acumule el polvo, como para poder utilizar el espacio como una función adicional de control táctil, permitiendo a los usuarios controlar básicamente toda la superficie.

"Las propuestas descritas en el presente documento se dirigen generalmente a dispositivos electrónicos que tienen una carcasa formada, al menos parcialmente, por un material dieléctrico transparente, como plástico, vidrio o un material cerámico", escribe Apple. "El material dieléctrico transparente puede formar una superficie de entrada continua o sin fisuras que puede mejorar el aspecto y la sensación del dispositivo sin tener los inconvenientes de algunas construcciones de dispositivos tradicionales".

Una patente de diseño de Apple mostrando un MacBook Pro con un cargador inalámbrico para el iPhone incrustado.

Una imagen de la patente de diseño de Apple que muestra un portátil MacBook Pro con un cargador inalámbrico para el iPhone incrustado. (Image credit: Apple)

Uno de los usos que sugieren para esta tecnología es la inclusión de un cargador inalámbrico para el iPhone incrustado, tal y como se muestra en una maqueta incluida en la patente. No es que esto sea muy distinto a la carga MagSafe, por lo que no parece difícil que esta novedad realmente pueda llegar a los dispositivos en los próximos años.

Apple incluso ha tenido en cuenta que podría ser incómodo escribir en el teclado evitando el teléfono si está justo al lado cargándose, y ha expuesto sus planes de mejorar su tecnología de detección de la palma de la mano, incluyendo esto en la presentación de la patente: "El sistema de detección de fuerza puede estar configurado para determinar si la palma de la mano de un usuario está apoyada en la región del trackpad".

Por otro lado, esa tecnología podría usarse también para ser adaptada a una superficie al estilo de una tableta gráfica que permita a los usuarios utilizar todo el reposamanos, e incluso el teclado, para controlar el cursor de forma totalmente táctil, y ha afirmado que "En algunos casos... el sistema de interfaz integrado también puede utilizarse para detectar gestos y entradas multitáctiles aplicadas a las teclas de un teclado mecánico, permitiendo que las teclas y la región del teclado funcionen como un trackpad."

Una imagen de la patente de diseño de Apple que muestra un MacBook Pro con un touchpad enorme que incluye el teclado.

Una imagen de la patente de diseño de Apple que muestra un MacBook Pro con un touchpad enorme. (Image credit: Apple)

Eso nos hace preguntarnos algunas cosas respecto a cómo de útil podría resultar un área táctil tan grande, al fin y al clavo, los diseñadores gráficos y otros profesionales que usan normalmente una pantalla o una tableta gráfica probablemente seguirán prefiriendo usar un periférico adicional para ello, y por otro lado, un elemento así podría ser demasiado para resultar útil a un usuario estándar y su uso diario del MacBook Pro.


Que hayan aprobado la patente no asegura que llegue al mercado

Hay que tener en cuenta que Apple presenta un montón de patentes cada año, y aunque muchas de ellas son aprobadas, en realidad pocas de ellas las vemos finalmente plasmadas en los diseños finales. En 2019, 9to5Mac (opens in new tab) informó que a Apple le habían aprobado más de 2.000 patentes el año anterior, y podemos afirmar con certeza que no vimos 2.000 novedades innovadoras después, ¿a que no?

El motivo por el que Apple presenta tantas patentes es porque quiere explorar nuevas áreas de la tecnología, y si cree que algo puede merecer la pena, entonces al presentar la patente puede proteger su propiedad intelectual, en caso de querer usar esa idea posteriormente. Te puede parecer bien o mal esta práctica, pero lo cierto es que Apple no es ni de lejos la única gran compañía que lo hace.

Apple ha innovado muchas veces con sus portátiles, pero no siempre acierta en sus decisiones: la controvertida Touch Bar fue en su día una novedad que despertaba muchas opiniones distintas, a la gente o le encantaba o la odiaban, y otro ejemplo es cuando la compañía decidió eliminar puertos como el lector de tarjetas SD y el HDMI, y fue un cambió tan mal recibido que posteriormente volvieron a implementarlos en los MacBook con M1 de 2021.

El cargador inalámbrico para el iPhone integrado del que hemos hablado nos parece una idea interesante, pero es posible que finalmente nunca lo veamos. Por suerte, hay muchos cargadores inalámbricos increíbles en el mercado, por lo que tampoco es que nos parezca necesario que Apple incruste uno en sus dispositivos.

Sea como sea, si te ha emocionado conocer que existe esta posibilidad, entonces cruza los dedos y a ver si con suerte vemos esta tecnología en futuros dispositivos.

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de