Skip to main content

Intel Iris Xe por fin tiene drivers para los Rocket Lake-S de escritorio

Imagen promocional para los procesadores Intel Core
(Crédito de imagen: Intel)

Intel ha sacado el driver oficial para su GPU Iris Xe de sus nuevos procesadores Rocket Lake-S, que salieron la semana pasada sin soporte público de drivers.

Los nuevos procesadores son los primeros en tener los gráficos Iris Xe de Intel, y aunque los OEMs han estado actualizando los drivers del sistema, no se había hecho público, así que cualquiera que comprara el procesador por separado no tenía acceso a los drivers para la GPU del chip.

See more

No tener un driver tan importante cuando se lanza el procesador es un poco vergonzoso por parte de Intel y añade misterio a un lanzamiento algo inusual.

En TechRadar les echamos un vistazo a dos de los nuevos Rocket Lake-S, y mientras que Bill Thomas llamó al Intel Core i7-11400K el 'salvador Rocket Lake de la gama media' desde su muy positiva visión, quedó menos impresionado con el Intel Core i9-11900K, que se quedó con dos estrellas y media después de haber sido superado por anteriores lanzamientos como el Intel Core i9-10900K.

Este no era el tipo de lanzamiento que esperaba Intel, porque además la serie Ryzen 5000 de AMD empuja al equipo rojo hacia el liderazgo del mercado de las CPUs de escritorio.

Rocket Lake-S podría fallar en su despegue, pero Alder Lake es lo que realmente importa

Con un bajo rendimiento tan inesperado y el lento bombardeo de malas noticias en su lucha con AMD, Intel esperaba que Rocket Lake-S parara la hemorragia.

Probablemente no pasará, teniendo en cuenta el éxito de la serie Ryzen 5000 de AMD, pero 2021 no ha terminado. A finales de año, Intel lanzará la 12ª generación de CPUs, Alder Lake, con un diseño muy diferente al de sus hermanos mayores.

Con la misma arquitectura big.LITTLE de ARM implementada en el gran éxito del chip M1 de Apple, Intel va muy por delante de AMD en cuanto al tipo de procesador. AMD se ha burlado incluso de Intel por ir a por un diseño que podría ser 'sus últimas palabras' en el mundo de la tecnología.

Teniendo el cuenta el crecimiento de la computación móvil (que requiere mucha eficiencia para ahorrar batería) y el demostrado rendimiento del M1, la adopción de la arquitectura big.LITTLE para sus procesadores podría ser el factor diferenciador entre Intel y AMD.

Igual que Nvidia se ha separado de AMD con sus tarjetas de trazado de rayos Turing, el Alder Lake de Intel podría tener el mismo efecto y pillar a AMD con esta tecnología emergente.

Esto asumiendo, por supuesto, que Alder Lake mantenga el hype, lo que está por ver.