El éxito de Apple y Samsung provoca un enorme aumento de las ventas mundiales de smartphones

iPhone 13
(Crédito de imagen: TechRadar)

Las ventas de móviles en todo el mundo aumentaron un 6% en el 2021, ya que el mercado experimentó un repunte de la demanda tras la pandemia, según nuevas cifras.

Las ventas de teléfonos se vieron favorecidas por la relajación de las medidas de cuarentena en todo el mundo a lo largo del año pasado, aunque el crecimiento general se vio afectado por los problemas actuales de escasez de componentes y la interrupción de la cadena de suministro, según las nuevas cifras de Gartner.

Las ventas se desplomaron un 12,5% durante el año 2020, ya que los minoristas cerraron sus puertas y los consumidores retrasaron las compras. Sin embargo, la reapertura de los mercados y la disponibilidad de teléfonos 5G con más gamas de precios contribuyeron al crecimiento en los últimos 12 meses, especialmente en la primera mitad del año.

Rebajas en smartphones

Los cinco mayores fabricantes del mundo registraron un aumento, ya que las ventas de Samsung subieron un 7,6%, hasta los 272 millones de unidades, lo que supone el 19% del mercado. Las ventas de dispositivos de Apple aumentaron un 19,7% hasta los 239 millones y una cuota de mercado del 16,7%, mientras que los envíos de Xiaomi, Oppo y Vivo aumentaron entre un cuarto y un tercio.

Sin embargo, la escasez de componentes causada por la pandemia sigue teniendo impacto y afectó a las ventas en la segunda mitad del 2021. 

Los fabricantes han tenido dificultades para conseguir componentes como unidades de radiofrecuencia, circuitos de gestión de energía y otros chips, lo que ha afectado al suministro de productos acabados.

Parece ser que esta escasez está afectando en mayor medida a los segmentos de gama media y baja, y las cifras de Gartner del cuarto trimestre parecen validar esta teoría. 

Las ventas de Apple aumentaron un 3,8% hasta los 83 millones en el trimestre, lo que le convierte en el mayor vendedor del mundo con una cuota de mercado del 21,9%, mientras que Samsung subió un 11% interanual para asegurarse un 18,2%. Oppo también experimentó un crecimiento del 3,2%, pero las ventas de Oppo y Vivo cayeron durante el periodo de tres meses.

Aunque los fabricantes chinos esperaban aprovechar la retirada de Huawei y LG del negocio de los smartphones impulsando sus redes de distribución en regiones fuera de su país, la popularidad del iPhone en China limitó su margen de expansión, según los analistas.

"La mejora de las perspectivas de los consumidores y la demanda reprimida a partir de 2020 en los grandes mercados, como India y China, contribuyeron a impulsar las ventas en el primer semestre del año", dijo Anshul Gupta, director de investigación senior de Gartner. 

"Sin embargo, esta tendencia se invirtió en la segunda mitad del año, incluso con una gran demanda por parte de los consumidores. Las situaciones de falta de existencias de los modelos más populares y los inventarios limitados retrasaron algunas de las posibles ventas hasta el 2022."

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?