Skip to main content

Realme GT Neo 3: análisis

La carga más rápida que hemos visto hasta ahora en un smartphone

Realme GT Neo 3
(Image: © Future / Jitendra Soni)

TechRadar Veredicto

Estamos ante un teléfono con un enorme potencial. El diseño es similar a lo que nos tiene ya acostumbrados la marca, y hay tanto versiones llamativas como alguna más discreta. En cualquier caso, y a pesar de ser un smartphone con una de las cargas más rápidas del mercado, tiene un precio algo difícil de justificar. Por lo demás, tiene un procesador muy potente, una pantalla preciosa y batería para aguantar todo el día.

Pros

  • +

    Carga increíblemente rápida

  • +

    Muy buen rendimiento

  • +

    Pantalla nítida y fluida

Cons

  • -

    No tiene carga inalámbrica

  • -

    Precio algo elevado

  • -

    La cámara macro podría ser mejor

El Realme GT Neo 3 coge el testigo de su predecesor y ofrece el rendimiento que se exige en un gama media-alta. El smartphone es muy rápido, no solo por su pantalla de 120Hz, sino por su procesador Dimensity 8100 y su parte trasera de cristal, que es bastante resbaladiza.

Si vienes de un dispositivo con una parte de atrás texturizada (como el Realme GT 2), que tiene un agarre fantástico con una sola mano, usar el GT Neo 3 o sacarlo del bolsillo puede generar pequeños infartos, sobre todo teniendo en cuenta su precio.

En nuestras dos semanas con él, jugando a juegos y haciendo todas las tareas posibles, la experiencia general con el móvil ha sido excelente.

Pero eso no quiere decir que el teléfono sea perfecto, y tiene un par de puntos débiles. Aunque el modelo estándar viene en versiones de 80W o 150W, ninguno es compatible con la carga inalámbrica. Además, en caso de que compres la variante de 150W, necesitas activar esa velocidad de forma manual en el menú de ajustes.

Por cierto, la versión que tiene 80W también es increíblemente rápida, y la única diferencia es la velocidad de carga. No solo es más barata, sino que también viene con algo más de batería.

El Realme GT Neo 3 estará disponible con un descuento de lanzamiento los primeros días, lo que lo convierte en una mejor opción. Aun así, la competencia en la gama media es altísima, y creemos que un precio más bajo habría asegurado el éxito de este Realme. 

Precio y disponibilidad

El Realme GT Neo 3 está disponible desde el 9 de junio en tres colores: Azul Nitro, Blanco Sprint y Negro Asfalto con una única variante de 12GB de RAM y 256GB de almacenamiento por 699,99€.

Pero, como hemos mencionado antes, Realme tiene una oferta de lanzamiento hasta el 22 de junio, donde podrás adquirir el Realme GT Neo 3 y los Realme Buds Air 3 por 649,99€. 

Supone un ahorro de 50€ y te llevas unos auriculares, nosotros no nos lo pensaríamos.

Realme GT Neo 3 (con versión de 80W incluida)
RAM/Almacenamiento80W (5000mAh)150W (4,500mAh)
8/256GB599,99€N/A
12/256GBN/A699,99€
Oferta de lanzamie...

Échale un vistazo al Realme GT Neo 3 en Amazon

Precio desde 649,99€ 

Disponible desde: 9 de junio

Diseño y pantalla

En cuanto lo sacamos de la caja el teléfono es impresionante. En un mar de copias de unos y otros, el Realme GT Neo 3 destaca. Su cristal es de acabado mate, aunque con un toque resbaladizo, y con dos franjas recorriendo de punta a punta el smartphone, no puede ser más deportivo. Además de la variante Azul Nitro que verás en algunas fotos, también verás el Negro Asfalto, que es bastante más discreto, aunque muy elegante.

Esa parte trasera es curva a los lados y parte de los bordes son planos, así que el agarre es cómodo. Aunque como muchos teléfonos de hoy en día vienen con la parte trasera y delantera algo curvadas (incluyendo los marcos), es algo difícil acostumbrarse de nuevo a este tipo de diseño. 

Aun con el riesgo de ser catalogados de la vieja escuela, preferimos un agarre cómodo en un teléfono que tienda a resbalarse de las manos. 

El módulo de cámaras rectangular en la parte superior izquierda está compuesto de tres cámaras y un flash LED alargado en posición horizontal, diferenciando el sensor principal de las otras dos cámaras.

El botón de encendido está en el lado derecho, y los botones de volumen al lado contrario. El puerto USB-C está en la parte inferior junto a la ranura SIM y los potentes altavoces. Como muchos otros dispositivos en este precio, no hay entrada de auriculares.

La pantalla del Realme GT Neo 3 es un panel AMOLED de 6.7 pulgadas con una tasa de refresco de 120Hz y una tasa de entrada táctil de 1.000Hz. Ofrece una resolución FHD+ y ocupa el 94,2% del espacio delantero. Esta relación pantalla-cuerpo no solo significa que tienes mucho espacio de pantalla con marcos mínimos y un agujero para la cámara selfie, sino que tampoco tiene ese desagradable marco inferior que suele ser mucho más acusado que el resto. Aquí los cuatro lados son igual de pequeños.

Cámara y batería

Realme GT Neo 3

(Image credit: Future / Jitendra Soni)

Hablando de las cámaras, el Realme GT Neo 3 tiene un conjunto de tres sensores formado por uno de 50MP hecho por Sony y con estabilizador óptico de imagen, un ultra gran angular de 8MP y un macro de 2MP. En la parte delantera, la cámara selfie es de 16MP y está centrada en un agujero en la parte superior.

La app de la cámara ofrece un montón de modos incluyendo el modo noche, modo calle, ultra-macro, retrato, Pro y mucho más. La cámara principal ofrece imágenes de alta resolución y nos encantó jugar con todos los modos, que ofrecían un resultado digno de su rango. Eso sí, nos hubiera gustado que Realme se hubiera esforzado más con la cámara macro.

El principal motivo de venta del Realme GT Neo 3 es su velocidad de carga. Puedes elegir entre dos versiones de 80W o 150W, y mientras que esta última viene con 4.500mAh, la de 80W viene con una batería de 5.000mAh. Con cualquiera de las dos podrás cargar el móvil en lo que tardas en tomarte el café o darte una ducha.

Nosotros probamos la versión de 150W, y tenemos que decir que la velocidad es una locura. Aunque no viene activada por defecto, y tuvimos que habilitarlo dentro de los ajustes de forma manual. El móvil cargó de 0 a 100% en unos 20 minutos, y en un cuarto de hora ya teníamos 80%. Realme nos ha contado que han mejorado mucho los algoritmos de eficiencia y la gestión del calor, y de hecho no notamos que se calentara en exceso durante la carga.

Afortunadamente, Realme incluye el cargador en la caja (y una funda). Es enorme, mucho más grande y pesado que cualquiera que hayamos visto en un smartphone. De hecho, es similar al que entrega Apple con el MacBook Air. Hay que decir que el cargador es USB-C en ambos lados, así que si ya tenías un Realme, es posible que no sea compatible con el cable que tenías antes.  

Rendimiento, especificaciones y software

Realme GT Neo 3

(Image credit: Future / Jitendra Soni)

El Realme GT Neo 3 es el primer smartphone en Europa con el procesador MediaTek Dimensity 8100 y tiene unas impresionantes 12GB de RAM y 256GB de almacenamiento UFS 3.1 en su única versión en España.

Es un procesador muy potente que puede con cualquier tarea sin inmutarse. Hemos jugado varios juegos, navegado por internet y escuchando música en segundo plano y el smartphone rendía sin calentarse si quiera un poco. Incluso en juegos como Genshin Impact, CoD o PUBG, el Realme GT Neo 3 hacía un gran trabajo con los gráficos y la temperatura, algo de lo que nos quejamos en otros modelos de la compañía.

El Realme GT Neo 3 viene con Android 12 de fábrica y la capa Realme UI 3. Recibió una actualización mientras lo probábamos, aunque lo que nos echa un poco para atrás cuando estamos en este tipo de precios es la cantidad de bloatware que incorpora el teléfono la primera vez que lo encendemos.

Además de la enorme cantidad de aplicaciones de Google, hay otras muchas a las que no le vamos a dar uso en toda la vida útil del dispositivo. Aunque muchas podemos desinstalarlas, hay algunas de Google que son imposibles, aunque al tener 256GB de almacenamiento no creemos que pueda llegar a suponer un problema.

Conclusión

El Realme GT Neo 3 es un smartphone muy rápido que se puede cargar al 100% antes de que te des cuenta. Es de lo más destacado del móvil y, una vez te acostumbras a esa velocidad de carga, no hay vuelta atrás.

Además de eso, hay un montón de cosas buenas, como su diseño, la enorme y nítida pantalla y el potente procesador que incorpora en su interior.

La única pega que encontramos en su versión de 150W es su precio, muy elevado y poco justificado, con el único motivo aparente de la velocidad de carga, ya que el modelo de 80W, que tiene más batería pero menos velocidad de carga, cuesta 100€ menos, por lo que serán esos 70W de diferencia los que hagan que te decantes por uno o por otro.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!

Aportaciones de