El consumo energético de los centros de datos se está convirtiendo en un grave problema

data center
data center (Crédito de imagen: Future)

Según un nuevo informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la demanda mundial de electricidad de los centros de datos podría duplicarse de aquí a 2026.

Según la AIE, el aumento de la demanda de energía podría alcanzar pronto el consumo de naciones europeas como Alemania y Suecia, lo que pone de relieve la inmensa magnitud del problema, que sigue creciendo a medida que los consumidores y las empresas recurren a soluciones digitales.

El aumento se atribuye a la minería de criptomonedas y a la inteligencia artificial, dos sectores que no solo van a crecer en los próximos años, sino que ya se han ganado la reputación de ser excepcionalmente consumidores de energía.

Consumo de los centros de datos

Según estimaciones de la AIE, la demanda podría alcanzar los 1.050 TWh en 2026, lo que supondría 590 TWh de demanda en las redes mundiales, el equivalente al consumo energético de algunos de los mayores países europeos.

La Agencia afirma que un tercio (33%) de los centros de datos del mundo están situados en Estados Unidos. Otro 16% se encuentra en Europa y un 10% en China. De cara al futuro, la AIE cree que la demanda de China podría superar a la de Estados Unidos, alcanzando los 300 TWh en 2026 y los 400 TWh en 2030.

La demanda europea también está llamada a crecer, con muchos de los mayores centros situados en ciudades clave como Ámsterdam, Dublín, Fráncfort, Londres y París.

En 2022, casi una quinta parte (17%) de la demanda energética de Irlanda se atribuyó a sus centros de datos, y esta cifra podría aumentar pronto a un tercio (32%) en 2026.

Se han hecho muchos esfuerzos para que los centros de datos sean más sostenibles, incluidos hardware y componentes más eficientes, pero la creciente demanda de servicios en la nube por parte de consumidores y empresas seguirá aumentando el consumo energético de los centros de datos.

A pesar de los evidentes retos, la AIE sigue siendo positiva sobre el papel de las energías renovables para satisfacer la creciente demanda, y prevé que la energía verde podría representar alrededor de un tercio de la demanda mundial para el próximo año. Las fuentes bajas en carbono, incluidas las renovables y la nuclear, podrían representar casi la mitad (46%) del suministro mundial a finales de 2026.

El Director Ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, hizo un comentario positivo al respecto: "... es alentador que el rápido crecimiento de las energías renovables y la continua expansión de la energía nuclear sean capaces, en conjunto, de satisfacer todo el aumento de la demanda mundial de electricidad en los próximos tres años."

Fuente: The Register

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de