Skip to main content

The Batman: crítica

El nuevo Caballero Oscuro es electrizante

Robert Pattinson interpreta al Caballero Oscuro en la nueva película de Batman
The Batman es una película DC magníficamente producida.
(Image: © Jonathan Olley/Warner Bros.)

TechRadar Verdict

The Batman es una película del DCEU asombrosamente meticulosa y llena de tensión que no pierde de vista las raíces del icónico justiciero de los cómics. Su mezcla única de novela negra, terror, thriller psicológico, acción y drama ofrece una historia llena de estilo. Su reparto de estrellas, su fotografía y su vibrante partitura mejoran el espectáculo. Algunos dirán que la trilogía del Caballero Oscuro de Christopher Nolan es mejor, pero — con o sin esas inevitables comparaciones — The Batman de Matt Reeves es otra excelente película en la franquicia cinematográfica del personaje.

Pros

  • +

    - Una trama de suspense muy bien elaborada

  • +

    - Un reparto estelar en la cima de su carrera

  • +

    - Acción explosiva

  • +

    - Hace honor al material original de Batman

  • +

    - Fotografía inteligente y banda sonora atronadora

Cons

  • -

    - Algunos fans pueden mosquearse con las desviaciones del material original

  • -

    - La tecnología de pantalla verde se nota demasiado de vez en cuando

¿Cómo reinventar Batman? Es un reto enorme enfrentarse a 80 años de cómics, películas, programas de televisión y videojuegos. Ha sido aún más difícil para The Batman: el último 'reboot' cinematográfico del icónico superhéroe es la tercera reinvención del personaje en menos de 20 años. 

La situación sin duda podría provocar el cansancio del público hacia este personaje. Si a esto le añades la negativa recepción inicial a Robert Pattinson como Batman/Bruce Wayne, la falta de contenido con calificación para adultos "R" y el retraso provocado por la pandemia, The Batman podría haber sido un desastre total.

Pero no. The Batman es una película apasionante y llena de tensión sobre el Caballero Oscuro que hace malabares con sus múltiples piezas. The Batman da nueva vida a la serie de películas del justiciero, como lo hizo la última trilogía de Spider-Man con el vecino favorito de todo neoyorquino.

El largo Halloween

Batman de pie en una habitación poco iluminada en The Batman

El Batman sigue al Caballero Oscuro en el segundo año de su carrera en la lucha contra el crimen. (Image credit: Jonathan Olley/Warner Bros.)

The Batman está ambientada en el segundo año de la carrera de lucha contra el crimen de Bruce Wayne (Pattinson) mientras persigue The Riddler (Paul Dano), un asesino en serie que tiene como objetivo a la élite de Gotham City, durante la semana siguiente a Halloween. La racha de asesinatos de The Riddler conduce a Batman por la pista de un camino de corrupción y conspiración conectada al legado de la familia Wayne. Al final, Wayne se ve obligado a enfrentarse al diablo que hay dentro de su mente tanto como a los que torturan Gotham.

Inmediatamente, la sinopsis de The Batman la sitúa en un territorio inusual. No es una historia de origen de Batman. No hay una escena del asesinato de Thomas y Martha Wayne, ni montajes de entrenamiento, ni un regreso a la casa de Bruce antes de que se asiente como el playboy-vigilante por el que es conocido. En The Batman, el detective ya es un anti-héroe — aunque algo inexperto — que sirve a Gotham y a nadie más. Un rebelde con causa cuya visión del mundo sigue estando dictada en gran medida por su trauma infantil.

La decisión narrativa de centrarse únicamente en la incipiente carrera de justiciero de Batman es algo que algunos espectadores pueden encontrar un poco particular, especialmente después de la trilogía del Caballero Oscuro de Christopher Nolan. 

Paul Dano como The Riddler en la película de The Batman

The Riddler es un digno adversario de Batman/Bruce Wayne. (Image credit: Jonathan Olley/Warner Bros.)

Pero The Batman funciona bien como la (quizás) primera entrada en una nueva serie de películas del director Matt Reeves sin tener que recorrer el trillado camino de su origen. Volver a contar su historia es totalmente innecesario, igual que pasó con la introducción de Spider-Man en el Universo Cinematográfico de Marvel en Capitán América: Civil War.

The Batman sí sirve como punto de partida para los orígenes de otros personajes: Selina Kyle (Zoë Kravitz) y Oswald Cobblepot (Colin Farrell). Pero, aunque sus giros son novedoso, los fans ya saben quiénes son estos personajes antes de que sufran sus transformaciones. The Batman respeta a su público lo suficiente como para prescindir de presentaciones de personajes largas y formales. Simplemente, depende de la audiencia reconocer a estos individuos y su papel, para disfrutar de todo sin tener que volver a explorar los inicios del mito de Batman.

Grandes interpretaciones

Batman se une al teniente Jim Gordon en su última adaptación cinematográfica

Batman y el teniente Jim Gordon se enfrentan a la élite corrupta de Gotham. (Image credit: Jonathan Olley/Warner Bros.)

Desde el punto de vista de la historia, The Batman se distingue bastante en cómo aborda su trama comparado al material original.

Por un lado, se centra en partes de justiciero que no han sido exploradas en profundidad en sus adaptaciones cinematográficas. Las habilidades detectivescas de Batman se han pasado por alto en anteriores proyectos así que satisfactorio ver que se utilizan sustancialmente a lo largo de esta película. Ver a Batman utilizar regularmente su intelecto y sus artilugios para resolver los rompecabezas y enigmas de The Riddler es enormemente gratificante. Ya hemos visto al luchador y al inventor Batman, así que es refrescante ver al detective que siempre fue.

La trama de The Batman es lenta pero, en última instancia, necesaria. Con una duración de casi tres horas, la narración lleva un ritmo metódico. Su ejecución es lo suficientemente ágil, con los momentos clave de la historia espaciados uniformemente para garantizar que no se alargue en los momentos vitales. Hay momentos en los que parece un poco lenta, sobre todo en el segundo acto, cuando la persecución de Batman a The Riddler pasa a un segundo plano mientras Bruce Wayne investiga el pasado de su familia. Pero, en general, The Batman avanza a buen ritmo hasta el punto de que su duración parece más corta de lo que parece.

Batman persigue al pingüino en su Batmóvil casero

La persecución de la autopista de Batman es un viaje explosivo y emocionante. (Image credit: Warner Bros.)

The Batman también se fija en los elementos de terror y thriller psicológico de muchos de los cómics del superhéroe de Gotham. Las escenas en las que interviene The Riddler son espeluznantes y siniestras. Sus artilugios, similares a los de una película de terror crean una verdadera sensación de terror casi al estilo de Blair Witch.

Las secuencias en las que Batman sale de las sombras generan tensión real gracias al trabajo realizado por el compositor Michael Giacchino y el director de fotografía Greig Fraser, que aportan una siniestra partitura, un espeluznante uso de la iluminación y un gran trabajo de cámara.

Hay algunos aspectos de The Batman que podrían irritar a los fans más acérrimos, con desviaciones sutiles del material original. Pero éstas estarán dictadas por la serie de cómics de Batman o Catwoman que los espectadores hayan leído o no.

El nacimiento del Caballero Oscuro

Batman and Selina Kyle work together in The Batman movie

Batman and Selina Kyle don't always see eye to eye. (Image credit: Jonathan Olley/Warner Bros.)

Quizás el mejor punto de The Batman es la sintonía de su reparto con los papeles que interpretan. Colin Farrell aporta frivolidad y bravuconería a la primera encarnación del Pingüino. Jeffrey Wright, Andy Serkis y John Turturro tienen una remarcable presencia como el teniente Jim Gordon, Alfred Pennyworth y Carmine Falcone.

Pero el trío de protagonistas The Batman el que realmente sobresale. Pattinson, en particular, demuestra por qué algunos se equivocaron al criticar su elección como justiciero. Ofrece un aire melancólico como el recluso multimillonario Bruce Wayne, con sus profundos traumas infantiles y una interpretación robusta y dominante como Batman. Un Batman que es un personaje falible y fallido, brillante intelectual y luchador, pero con traumas claros. Un alma torturada y rabiosa que encuentra un propósito  en castigar a los criminales de Gotham, pero que sigue luchando con un sentimiento de culpa por la muerte de sus padres — un problema que se agrava cuando The Riddler juega con Batman/Wayne a medida que avanza la película.

Esta es una película de Batman apoyada en sus desgastadas y sólidas botas que sobresale en lo que hace

Hablando del Riddler, Paul Dano brilla como el sádico y desquiciado antagonista del héroe de Pattinson. The Riddler tiene su propio trauma vital y es una especie de villano trágico; un personaje con el que se puede simpatizar aunque sus motivos sean detestables. Poner a Batman en conflicto con un personaje que es un reflejo de él mismo es una opción narrativa que se ha utilizado en numerosas ocasiones en otras historias del Caballero Oscuro. Aquí, sin embargo, adquiere un mayor significado emocional debido a la educación paralela del dúo y al elaborado juego del gato y el ratón en el que se meten.

Selina Kyle (Kravitz) es el verdadero corazón emocional de la historia. La película está centrada en Batman pero Kyle es fundamental para el desarrollo de la trama. Se puede incluso argumentar que es la principal impulsora de lo que ocurre. Un personaje de múltiples capas que es tan feroz, seductor y apasionado como cualquier Selina Kyle que hayamos visto antes, quizás más, de hecho. La química eléctrica entre Kravitz y Pattinson también resulta natural en la mayoría de ocasiones.

Nuestro veredicto

Robert Pattinson como Bruce Wayne en la película de Batman

Bruce Wayne es un alma torturada y solitaria en The Batman. (Image credit: Warner Bros.)

The Batman es una interpretación sucia y realista de las obras literarias del legendario héroe y mucho más que eso. Cada una de las facetas de su desarrollo ha sido elaborada con verdadero cuidado. Su fascinante trama de drama detectivesco. El simbolismo del siglo XXI. Un reparto estelar. Explosivas escenas de acción de alto octanaje. The Batman es una película asombrosamente buena que funcionaría igual de bien aunque sus personajes, su mundo y su trama no tuvieran nada que ver con el emblemático héroe de DC.

Se le pueden achacar ligeros defectos, como el uso del CGI con croma. O que quizás la trama decaiga un poco en su acto intermedio. Pero The Batman es una película excepcional que está más que a la altura de otras películas de Batman. Es una película que además empuja los límites de lo que es posible en una película de superhéroes con calificación PG-13.

Como era de esperar, las comparaciones entre The Batman y la trilogía del Dark Knight de Nolan son inevitables. Comparten un parecido ADN estilístico y tonal. Dada la reverencia que se tiene por las tres películas de Nolan, The Batman tiene que ser una película casi perfecta para eclipsarlas [aunque la tercera fue un auténtico tostón y la primera también es bastante flojeras — Ed.]

Sin embargo, comparar The Batman con la trilogía de Nolan es hacerle un flaco favor. Esta es una película de Batman apoyada en sus desgastadas y sólidas botas que sobresale en lo que hace. Parafraseando la cita de Dark Knight de 2008, puede que The Batman no sea la película que la serie de películas del justiciero necesita, pero sin duda es una que se merece.

The Batman se estrena en exclusiva en los cines de todo el mundo el viernes 4 de marzo.

Tom Power
Tom Power

As TechRadar's entertainment reporter, Tom covers all of the latest movies, TV shows, and streaming service news that you need to know about. You'll regularly find him writing about the Marvel Cinematic Universe, Star Wars, Netflix, Prime Video, Disney Plus, and many other topics of interest.


An NCTJ-accredited journalist, Tom also writes reviews, analytical articles, opinion pieces, and interview-led features on the biggest franchises, actors, directors and other industry leaders. You may see his quotes pop up in the odd official Marvel Studios video, too, such as this Moon Knight TV spot.


Away from work, Tom can be found checking out the latest video games, immersing himself in his favorite sporting pastime of football, reading the many unread books on his shelf, staying fit at the gym, and petting every dog he comes across.

Got a scoop, interesting story, or an intriguing angle on the latest news in entertainment? Feel free to drop him a line.