Skip to main content

Reseña del Google Home

¡Hola, Google! Bienvenido a mi casa inteligente.

Google Home
Imagen: TechRadar

Nuestro veredicto

Google Home es un altavoz inteligente robusto, altamente inteligente y muy versátil en las formas en las que puede usarse. No está tan integrado con los servicios de Google como quisiéramos y tiene un par de cosas que mejorar en cuanto a la calidad del audio, pero ha mejorado muchísimo desde su lanzamiento.

A favor

  • Base personalizable
  • Biblioteca de canciones inmensa
  • Ecosistema de hardware en crecimiento.

En contra

  • No tiene los servicios de Google
  • Las frases deben ser precisas
  • El soporte de Google Cast necesita mejorar.

Google Home llegó a nuestros hogares inteligentes un poco después que el Amazon Echo, pero Google ciertamente recuperó el tiempo perdido. Desde su lanzamiento, el gigante de las búsquedas ha implementado una serie de funciones nuevas para su altavoz inteligente que hacen de Google Home un gran producto de entrada en el mundo de las casas inteligentes.  

En este sentido, puede pedirle al Asistente de Google integrado en el altavoz inteligente que le de un informe del clima, disminuya el termostato por usted al salir de casa, o que encuentre ese video que lo mató de risa anoche para que lo reproduzca en su Chromecast

Además de esto, Google Home ahora puede acceder a las canciones a demanda de YouTube Music sin ninguna suscripción adicional, convirtiéndolo así en una sólida rocola.

El Asistente de Google también es muy pero muy inteligente. Es capaz de decirle de todo, por ejemplo, desde los precios de los boletos de avión hasta informaciones aleatorias, como cuánto pesa un guacamayo (2.6-3.3 libras, aparentemente) o cuánto cuesta un nuevo equipo de tecnología (“de acuerdo con TechRadar, el PlayStation 4 Pro cuesta $399 o £349”). 

  • Dato importante: si piensa en comprar el Google Home, no olvide que el Amazon Prime Day 2019 está a la vuelta de la esquina y puede que sea mejor esperar hasta el 15 de julio en caso de que el precio del Google Home baje durante el evento de ofertas de 48 horas.

El tema está en que, desafortunadamente, si pregunta lo mismo con diferentes palabras o con un tono ligeramente distinto, el asistente ultrainteligente de Google podría darle en ocasiones una respuesta completamente diferente sin ninguna explicación.  

Este problema general (a veces funciona, otras veces no) no es solo característico del Google Home de $129 (£129/AU$199), ya que el Amazon Echo está muy lejos de librarse de este inconveniente. Eventualmente, ambos dispositivos serán más inteligentes, pero de momento cometen algunos errores. 

Una de las soluciones de Google ha sido la función de Acciones múltiples y conversaciones continuas, las cuales facilitan hacer varias preguntas al mismo tiempo.

Puede que Google Home no sea perfecto, pero mejorará con el paso del tiempo gracias a que Google Home sigue trabajando en su tecnología de asistente por voz con IA; vamos a estar actualizando la reseña conforme aparezcan nuevas funciones.

¿Cuáles son las novedades de Google Home?

Existe un nuevo miembro de la familia Google Home llamado el Nest Hub Max, un dispositivo que coloca al Asistente de Google dentro de una pantalla de 10 pulgadas. Tiene las mismas funciones de Google Home más una Nest Cam integrada y altavoces superiores. 

Dicho esto, el Nest Hub Max será más costoso que el Google Home básico a un precio de $229/£219/AU$349. ¿Quiere saber más? No se pierda nuestra reseña de primera mano sobre el Google Nest Hub Max.

Hasta la fecha (agosto de 2018), el Asistente de Google es bilingüe, lo que significa que brinda mayor accesibilidad a hogares multilingües que antes. De momento, la función soporta los idiomas inglés, francés, italiano, español, alemán y japonés, de los cuales dos pueden seleccionarse en el inicio.

Google anunció que el asistente reside en más de 500 millones de dispositivos. Esto quiere decir que no solo viene integrado en Google Home, sino que también funciona en más de 5,000 dispositivos diferentes, como automóviles y teléfonos.

Dos funciones increíbles a implementarse en el Asistente y que afectarán Google Home se denominan Acciones múltiples y Conversaciones continuas

Conversaciones continuas se lanzó en julio de 2018, pero solo en EE. UU. y para usuarios angloparlantes.

Según Google, una de las funciones más solicitadas por los usuarios del Asistente de Google es la capacidad de pedir un montón de cosas al mismo tiempo sin tener que repetir “Ok, Google”. Esta es exactamente la función de Conversaciones continuas: el Asistente será capaz de entender que estás hablando con él y no con alguien más.

Esta nueva función se relaciona con Acciones múltiples, la función que tuvo su lanzamiento en junio de 2018 y que se utiliza cuando tiene que realizar diferentes solicitudes durante una conversación. Ahora no tienen que llegar una por una. En teoría, el Asistente es capaz de distinguirlas. 

El Asistente de Google ahora soporta Pandora Premium; solo tiene que establecer la plataforma como su servicio de transmisión de música predeterminado y decir “Ok, Google, reproducir”, seguido del nombre de la canción, del artista, de la lista de reproducción o de la estación de radio. 

Si cuenta con una televisión inteligente de Android, ahora puede usar el Asistente de Google para comunicarse con Netflix. Puede pedirle que reproduzca contenido como si tuviera un decodificador Nvidia Shield. 

Google Home

Imagen: Google

También hay una extensión nueva de Family Link de Google llamada “Pretty Please”, que está diseñada para asegurarse de que sus hijos traten al asistente de voz con respeto. Esto significa que el Asistente de Google comprenderá e incluso fomentará conversaciones respetuosas. 

Finalmente, Google agregará seis voces nuevas al Asistente a fin de que sea más personal y natural. 

Claro está que esto se agrega a todas las demás cosas asombrosas que ya pueden hacer Google Home y su Asistente. En Google IO 2017, Google anunció cuatro cambios importantes en el altavoz inteligente: asistencia proactiva, llamadas sin manos, Bluetooth y respuestas visuales. 

Las funciones de llamadas sin manos y Bluetooth le permiten importar contactos desde su teléfono y después, cuando quiera hacer una llamada, solo debe pedirlo. 

Home también usa Bluetooth para sincronizarse con otros dispositivos, una función que el rival de Home, Amazon Echo, ya tiene desde su lanzamiento y que hasta el momento faltaba en el altavoz inteligente de Google. 

En IO 2017, Google también anunció que Home admitirá la versión gratuita de Spotify, SoundCloud y Deezer, además de los servicios de transmisión de música que ya admitió a fines de este verano. 

El diseño

Ahora, debido a que “ambientador” puede ser una descripción que varíe según su ubicación en el mundo, una descripción más adecuada de su forma podría ser “pequeño jarrón”, ya que tiene una parte inferior ancha y una parte superior estrecha. Cada Google Home se ofrece con una base de tela gris estándar, con un fondo de goma que se puede cambiar por un material o color diferente por alrededor de $20 (£18/AU$29). 

Hasta ahora, Google ofrece dos tipos de bases para que combinen con la decoración de su hogar: una de metal y otra de tela, cada una con diferentes colores y acabados. Las bases de metal están hechas de acero pintado o policarbonato, y vienen en colores cobre, nieve o carbón. En cambio, las de tela vienen en colores mango, marino y violeta, además de la malla blanca estándar mencionada anteriormente. 

Desde un punto de vista íntegramente estético, Google Home es la opción más atractiva si se lo compara con Amazon Echo, que tiene forma de lata y es de color negro. Es menos amenazante que el monolito y también es bastante más pequeño, mide 5.62 x 3,79 pulgadas (142.8 x 96.4 mm, altura x profundidad), lo que significa que Home tiene más facilidad para integrarse a su hogar.

Google Home

Imagen: TechRadar

Sin embargo, esta forma también tiene una función. La superficie superior, plana e inclinada de Google Home actúa como un panel táctil capacitivo, lo que le permite cambiar el volumen, reproducir y pausar música, o activar el Asistente de Google Home con un toque. Una vez activado, ya sea presionando el panel superior durante unos segundos o diciendo la palabra de activación (“OK Google” o “Hey, Google”), cuatro luces multicolor girarán y darán vueltas para indicar que ha captado su atención. 

Mientras que Amazon Echo dispone de un control físico para cambiar el volumen, Google Home tiene controles táctiles que parecen ser menos precisos. Sin embargo, valoramos la inclusión de un botón físico para silenciar el altavoz, lo que significa que puede estar seguro de cuándo está escuchando y cuándo no. 

Google Home suele hacer un buen trabajo al captar su voz con dos micrófonos incorporados ubicados en la mitad superior del chasis, pero no funciona todo el tiempo. Ya sea que se trate del software de Google o de su dependencia de dos micrófonos en lugar de cinco como Amazon Echo, esto significa que definitivamente terminará repitiendo la frase o elevando la voz para llamar su atención.

Destape la base interior y encontrará un altavoz y dos radiadores pasivos que, considerando el gran volumen que el pequeño dispositivo puede emitir, son impresionantes. Amazon Echo tiene unos cuantos altavoces más dentro de su chasis, y, por lo tanto, puede sonar mejor en volúmenes más altos. De todos modos, lo que podemos encontrar en el interior de Google Home es suficiente para que cumpla su función.

Rendimiento del audio

Si bien el Asistente de Google, la voz y el cerebro dentro del altavoz, pueden ser la atracción principal aquí, Google Home es en realidad un dispositivo de audio bastante potente también. 

Puede acceder a todos los servicios de transmisión, Google Play Music, YouTube Music, Spotify y Pandora, y funciona como un altavoz con WiFi gracias a sus capacidades integradas de Google Cast. 

Eso significa que, en la práctica, podrá pedirle que reproduzca casi cualquier canción que se le ocurra, y la encontrará en el catálogo de más de 30 millones de canciones de Google Play Music o, si ha aceptado su oferta de prueba gratuita, la encontrará en YouTube Music. Piense en eso por un segundo. ¿Acceso ilimitado a música en YouTube? Sí, por mucha diferencia, es probable que Google Home tenga la biblioteca de canciones más grande de todos los dispositivos de audio del mercado. 

Durante una hora, intentamos encontrar una canción que Google Home no pudiera reproducir, recurriendo a música muy oscura, como la canción del juego Banjo-Kazooie de 1998 en N64 hasta la canción principal de Requiem for a Dream, pero fue en vano. Obviamente, es probable que se tope con algo que Google Home no pueda encontrar, pero el hecho de que no hayamos podido vencerlo después de haber encontrado docenas de canciones es absolutamente insólito.

Google Home

Imagen: TechRadar

Lo que no nos impresionó fue la dificultad que tuvo Google Home para reconocer nombres de bandas que suenan similares entre sí. Por más que lo intentamos, no pudimos lograr que el altavoz reprodujera alguna canción de la banda “Brontide”. En algunas ocasiones, indicaba que su música no estaba disponible (está en Spotify), o bien reproducía música o listas de reproducción de artistas no relacionados en lo absoluto. 

También es lamentable que la amplia biblioteca de canciones esté atrapada, en su mayor parte, dentro de un altavoz que no es tan sorprendente.

En comparación con los altavoces Bluetooth en su rango de precios como, por ejemplo, el altavoz Creative Sound Blaster Roar 2 o el altavoz Razer Leviathan Mini, la música de Google Home se reproduce como menos sólida, con poca separación y poca fuerza en los finales bajos, o claridad en los medios y máximos. 

Ahora bien, no es que no pueda reproducir música de sonido decente (tiene algunos bajos y algunos medios), pero si está esperando que Google Home reemplace su configuración de Hi-Fi, quedará muy decepcionado. (Audiófilos: tengan en cuenta que la gran mayoría de las veces, Google Home obtiene su música de YouTube, un sitio famoso por su compresión de audio).

Pero Google Home compensa su calidad de audio, que es casi excelente, con una característica que otros altavoces no tienen, y esa es su capacidad de recibir y enviar señales de Google Cast, por lo que es el único dispositivo de audio que no solo puede transmitir música desde su teléfono, sino también enviar transmisiones de video a cualquier dispositivo conectado compatible con Google Cast. 

Google Home

Imagen: TechRadar

 Rendimiento de Google Cast y de Chromecast

Una de nuestras pequeñas frustraciones con el Amazon Echo Dot, el altavoz inteligente de Amazon diseñado para conectarse a un equipo de audio existente, era que no había forma de controlar cuál altavoz era usado como salida utilizando comandos de voz. 

En teoría, Google Home no tiene este problema. Solo configure un Chromecast con un nombre que sea fácil de pronunciar y podrá pedirle a Google Home que reproduzca sus canciones favoritas o incluso videos en su equipo de alta fidelidad y televisor. 

En su lanzamiento en el RU y en Australia, soportaba una serie de servicios de transmisión locales. Por ejemplo, en el RU pudimos reproducir la BBC Radio 4 directamente en el altavoz; nos pareció bastante inteligente que transmitiera directamente desde iPlayer y que también fuera capaz de hacerlo desde la aplicación de transmisión, All 4, de Channel 4. 

En teoría, es una buena solución de transmisión, pero en la práctica tuvimos problemas con la funcionalidad.

Por ejemplo, utilicemos la frase “Ver Rick y Morty desde Netflix en El proyector de Jon”. Si la pronunció perfectamente, entonces el comando funcionará la mayoría de las veces, sin embargo, el altavoz fallará rotundamente si no llega a escuchar parte de la instrucción. 

Reseña de Google Home

Imagen: TechRadar

Luego tenemos el problema de seleccionar episodios específicos, algo de lo que no es capaz Google Home. Pídale que reproduzca un show y comenzará donde terminó la última vez, pero no puede pedirle que reproduzca un episodio en particular. En otro orden de ideas, la función para saltar entre episodios funciona bien. 

Nos encantaría que el altavoz fuese lo suficientemente inteligente para recordar parte del comando y pedir aclaración de las partes que no entendió, no obstante, de momento hay que pronunciar el comando perfectamente. 

También es horrible controlar la reproducción una vez que inicia la transmisión. La función para pedir al altavoz que “reproduzca” o “pause” funciona bien, pero si le pide que reproduzca otra canción, olvidará súbitamente que está transmitiendo y en su lugar reproducirá la nueva canción desde el altavoz de Google Home. 

La gran promesa del Asistente de Google era que iba a tener consciencia del contexto, pero nuestra experiencia confirmó que queda un buen trecho por recorrer. Se dará cuenta que tiene que repetir un montón de información que Home debería ser capaz de procesar sin problemas.

Google Home como el centro de su casa inteligente

Desde luego, Chromecast no es el único dispositivo con el que Google Home es capaz de comunicarse. Actualmente, existe una media docena de dispositivos que pueden emparejarse con el Google Home o que lo harán pronto. Hemos creado una lista de los mejores dispositivos para casas inteligentes que funcionan con Google Home para que no pierda tiempo buscándolos uno a uno. 

Actualmente, los equipos más destacados a los que puede conectarse Google Home son los termostatos Nest, los bombillos Philips Hue y la plataforma SmartThings de Samsung. Se espera que el soporte de más dispositivos de terceros, como los bombillos LIFX y los altavoces LG MusicFlow, llegue pronto a este altavoz. 

Google Home también integrará los termostatos de Netatmo y Tado. 

Aunque lo normal es que tenga que registrarse en estos productos de terceros, sus funciones trabajarán a la perfección una vez termine el proceso. Probamos Google Home con un equipo de Nest y notamos que sus comandos eran muy fáciles e intuitivos. 

Recientemente, Google anunció que Home brindaría soporte para nuevos ecosistemas de casas inteligentes, incluidos los productos de August, Wink, LIFX, TP-Link, Rachio, Vivent, First Alert, Frigidaire, Logitech, Geeni, Anova y la marca insignia de Best Buy, la tienda al menudeo estadounidense. Esto debería darle muchísimas más opciones sobre cuáles dispositivos puede conectar entre sí y tome el control de su floreciente casa inteligente.

Reseña de Google Home

Imagen: TechRadar

Si bien la integración extensiva de hardware es genial, uno de los problemas más grandes que enfrenta Google Home es que no puede integrarse con muchos servicios de Google, como Gmail, Voice y Docs, los cuales han sido la crema y nata de la compañía por años. 

Vamos a tomar a Gmail como experimento. ¿Cree que Google Home será capaz de mencionar rápidamente la línea de asunto de sus 10 correos electrónicos más importantes? ¡Sorpresa! No puede. Lo mismo aplica para Google Calendar, en donde no es capaz de crear nuevos eventos (aunque leerá los existentes en su calendario sin problemas) ni hacer llamadas telefónicas con Google Voice o escribir un par de notas en un Google Doc. 

Google tiene un montón de servicios que Home debería ser capaz de integrar, sin embargo, no es posible en su versión actual. Esto no solo representa una decepción importante, sino que también nos hace cuestionarnos por qué esta funcionalidad no fue priorizada.

Y aunque resulta fácil machacar este aspecto y encima enumerar todas las flaquezas de Google Home en una lista larga, nos abstendremos de hacerlo, y no es precisamente porque evitamos hacer duras críticas o porque defendamos a Home, nada que ver. 

La razón es que ya caímos presa de ser extremadamente críticos de una plataforma inteligente con el Amazon Echo, y desde entonces ha florecido en una plataforma increíblemente inteligente y conectada capaz de responder cientas de preguntas más que hace unos dos años atrás. Puede pedir una pizza, reabastecer el refrigerador, llamar a un Uber o consultar a qué hora cierra un restaurante. La lista de todo lo que es capaz de hacer crece cada semana. 

Reseña de Google Home

Imagen: TechRadar

Google Home ya es capaz de hacer algunas de estas cosas (y otras no), convirtiéndolo en un sistema mucho más práctico que el que Echo fue en su lanzamiento. Sin embargo, la experiencia nos dice que el Google Home será mucho mejor, más inteligente y más sólido en las próximas semanas, meses y años.

Ese momento no ha llegado aún. 

Lo que nos gustó

Una cosa es segura: puede que nunca logre entender la cantidad de música que hay en YouTube si no compra un Google Home. Y aunque los servicios de transmisión de música más grandes exhiben bibliotecas de 25, 30 o hasta 40 millones de canciones, estos están muy lejos de ser completos. No queremos decir con esto que Google Home sea capaz de reproducir cualquier canción que se le ocurra, pero después de zambullirnos en las profundidades de los noventa, no logramos identificar una canción que Google Home no pudiera encontrar.

Por otro lado, Google Home no solo es un gran DJ, sino que también es un concentrador para casas inteligentes sorprendentemente inteligente. Ya es capaz de conectarse con algunas de las plataformas más grandes del momento, incluidos Nest, Philips y SmartThings de Samsung, y es cuestión de meses para que este número crezca.

Su función Google Cast es excelente y tiene un gran potencial. 

Reseña de Google Home

Imagen: TechRadar

Lo que no nos gustó

Sin duda alguna, la falta de integración con los propios servicios de Google es un gran problema. El hecho de que no pueda enviar un correo electrónico a uno de sus contactos o ayudarle a programar eventos a través de Google Calendar son aspectos importantes que han sido obviados y que reducen en gran medida la practicidad potencial de Home.

El otro problema con el Asistente de Google es qué tan preciso tiene que ser al realizar preguntas. Preguntar por el año en el que fue escrita una canción podría no arrojar resultado alguno, mientras que preguntar en qué año fue lanzada una canción podría darle la respuesta exacta. Intente continuar cualquier búsqueda con un simple “Ok, Google, dame más información” y verá que repentinamente olvida todo lo que habían hablado hace 30 segundos. 

La falta de noción sobre el contexto representa un problema de envergadura para la funcionalidad actual de Google Cast. Prepárese para repetir muchas veces a Google Home en dónde quiere reproducir su música. 

Lo cierto es que esta falta de noción del contexto no es algo con lo que Alexa tenga problemas, lo cual resulta sorprendente al darnos cuenta que el Echo no viene de una compañía con más de 20 años de experiencia en motores de búsqueda. 

Veredicto final

Es fácil decepcionarse del Google Home si lo compra con la expectativa de que sea el tan anhelado centro para casas inteligentes publicitado por Google. Ese momento no ha llegado aún. Es muy rígido en la comprensión del lenguaje, su lista de dispositivos de casas inteligentes está creciendo pero sigue siendo escasa y, quizás, la decepción más grande de todas sea que no tiene integrados los servicios principales de Google.

El mejor punto de comparación para Google Home es, sin duda alguna, el Amazon Echo. Ambos cuentan con funciones idénticas, reproducen música de fuentes similares y quedan perplejos, en gran medida, con el mismo conjunto de preguntas. Mientras que el Echo es el más formidable de los dos gracias a las docenas de desarrolladores que han creado comandos especiales, el Home está, en el peor de los casos, unos seis meses atrás en materia de desarrollo. 

También tenemos el problema de que Home no ha buscado una solución para tener acceso sencillo a la reproducción de medios mediante voz, área la cual es una de las más ambiciosas del dispositivo. No tiene sentido tener toda esa funcionalidad si cuesta mucho utilizarla. 

Si se le brinda el mismo nivel de atención por parte de los desarrolladores de hardware y de software, más la integración de los servicios de Google, el Home podría pasar rápidamente de ser un altavoz inteligente joven con Chromecast a ser el dispositivo indispensable de toda casa inteligente en expansión. 

De momento, Google Home solo es una novedad en el mercado inteligente con acceso a YouTube Music, Google Home integrado y la capacidad de ahorrarle el viaje hasta el interruptor de la luz. 

Jon Porter también contribuyó a esta reseña.