Skip to main content

Reseña de LG C8 OLED (OLED55C8, OLED65C8)

LG define un nuevo estándar en el mercado OLED de 2018

LG C8 OLED (OLED55C8, OLED65C8)
Best in Class
Imagen: LG

Nuestro veredicto

El C8 OLED combina una imagen impresionante, una gama amplia de funciones, un diseño atractivo y una plataforma inteligente temeraria. Es uno de los mejores televisores que hemos probado hasta ahora.

A favor

  • Calidad de imagen excepcional
  • Funciones muy completas
  • Plataforma inteligente de gran efectividad
  • Diseño elegante

En contra

  • HDR con brillo máximo limitado
  • No compatible con HDR10+

No tenemos dudas de que la apuesta multimillonaria de LG por la tecnología OLED rindió sus frutos de manera excepcional el año pasado, ya que sus televisores OLED dominaron el mercado de alta gama. En lo que respecta a los modelos de este mercado, LG logró derrotar al QLED de Samsung gracias a una combinación de rendimiento, funciones y precios bastante agresivos. 

¿Qué hará LG a continuación? La respuesta es muy simple: hacer lo mejor aún mejor.

ACTUALIZACIÓN: Si bien el LG C8 OLED ya cumplió un año, continúa siendo uno de los televisores OLED que más recomendamos en 2019. No obstante, este año, el televisor ha sido actualizado al modelo LG C9 OLED.

La diferencia principal está dada por la inclusión del procesador Alpha 9 de segunda generación, que utiliza mejoras de IA para mostrar imágenes SDR y HDR estelares y, además, permite que el procesamiento y el aumento de la resolución sean inigualables, ya que consigue una fidelidad de imagen y niveles de detalle increíbles.

El nuevo C8 no es demasiado distinto a su homólogo de 2017, el LG OLED C7, por lo cual sigue ofreciendo una gama amplia de funciones que incluye casi todos los formatos de alto rango dinámico, además del sonido Dolby Atmos. 

Este año, la novedad está en el diseño del televisor, sin mencionar los componentes internos en los cuales LG integró su procesador Alpha 9 y agregó características de imagen nuevas. Así, nos ofrece un televisor que establece un estándar altísimo para la tecnología OLED.

Vale la pena mencionar que el C8 está disponible en tres tamaños: 55 pulgadas (OLED55C8), 65 pulgadas (OLED65C8, que se reseña aquí) y 77 pulgadas (OLED77C8). 

El diseño

El C8 es otro de los ganadores del equipo de diseño de LG, ya que su elegante simplicidad destaca de manera efectiva la naturaleza ultradelgada del panel OLED. El televisor no tiene bisel, solamente un borde de metal negro alrededor del marco exterior, lo que refuerza la sensación de una pantalla sin bordes.

La parte superior tiene un grosor de solo algunos milímetros, mientras que la parte inferior, donde se encuentran los componentes electrónicos, los altavoces y las conexiones, es un poco más ancha. La parte de atrás es bicolor, debido a que la mitad superior está hecha de aluminio pulido y, la inferior, de plástico gris oscuro. La calidad general de fabricación es muy buena.

El televisor cuenta con un soporte ancho e inclinado que no solo tiene una apariencia atractiva, sino también un fin práctico: redirige hacia el espectador el sonido de los altavoces orientados hacia abajo. Es un televisor precioso, con un minimalismo optimizado de verdadera belleza.

LG C8 OLED TV

Imagen: LG

Con respecto a las conexiones, LG abandona el minimalismo para adoptar un enfoque más completo. Se incluyen cuatro entradas HDMI: tres en el lateral y una en la parte posterior. 

También encontrará tres puertos USB (uno en el lateral y dos en la parte posterior), un sintonizador terrestre y satelital, un puerto LAN, una ranura CI, una salida óptica digital, una salida de línea y un conector de auriculares. Para la conexión inalámbrica, cuenta con Wi-Fi integrado, WiDi y compatibilidad con Bluetooth.

La experiencia de navegación en el C8 resulta muy placentera gracias al control Magic Remote, un controlador de movimiento con una precisión increíble. Este control utiliza una combinación de puntero en pantalla y rueda de desplazamiento, lo que permite acceder a los menús, navegar por la plataforma inteligente y controlar el televisor con gran facilidad. No tardará en apreciar los méritos del Magic Remote. En comparación, los demás controles le parecerán anticuados.

Diseño en TL;DR (too long; didn't read): El C8 tiene un diseño precioso que combina estilo y minimalismo, a fin de ofrecer un televisor que complementa a la perfección la asombrosa calidad de imagen. 

Televisor inteligente / Smart TV (webOS con IA ThinQ) 

Especificaciones del LG C8 OLED

Tamaños de la Pantallas: 55, 65 y 77 pulgadas | Sintonizador: Freeview Play, HD satelital| 4K: Si | HDR: Si | Tecnología de panel: OLED | Televisor inteligente: Sí, webOS y la IA ThinQ | Curvo: No | Dimensiones: 1,449 (ancho) × 831 (alto) × 47 (prof.) mm | 3D: No | Entradas: 4 HDMI, 3 USB, 2 RF, óptico, analógico, auriculares, ranura CI

El sistema operativo webOS de LG no presenta muchos cambios con respecto a años anteriores, pero ¿por qué reparar algo que no está roto? Dicho esto, puede esperar la misma plataforma inteligente intuitiva y con gran capacidad de respuesta que, esta vez, incluye la barra de inicio en la parte inferior.

En dicha barra, puede elegir entre distintos servicios de reproducción en línea y dispositivos conectados, además de otras funciones como Galería (que fue ampliada este año), LG Content Store y Navegador web.

También encontrará un servicio de recomendaciones muy útil, al cual podrá acceder si mueve el cursor del Magic Remote a la parte derecha de la pantalla. Este servicio analiza sus hábitos como espectador y ofrece recomendaciones basadas en un algoritmo predictivo.

webOS es increíblemente fácil de usar. No obstante, a pesar de su simplicidad inherente, encontrará todos los servicios que le permitirán ponerse al día con los programas de televisión de Reino Unido gracias a Freeview Play, así como NOW TV, Netflix, Amazon Prime Video y YouTube. Los últimos tres incluyen compatibilidad con 4K, HDR y, en el caso de Netflix, tanto Dolby Vision como Dolby Atmos.

Si desea controlar el C8 de otras maneras, y no solo mediante el Magic Remote, puede utilizar la aplicación LG TV Remote.

Otra opción es el control por voz, que utiliza el micrófono integrado en el Magic Remote y se actualizó este año con procesamiento de lenguaje natural, a fin de que la interacción se asemeje más a una conversación.

Es una opción bastante efectiva y puede resultar muy útil, sobre todo cuando se busca contenido. Si desea utilizarla, puede seguir algunas pautas simples, a las cuales se accede mediante el botón correspondiente del control remoto.

El control por voz mejorado es parte de la IA ThinQ, una tecnología de inteligencia artificial propiedad de LG que se agregó a webOS este año. Está basada en la Internet de las cosas (IoT) y utiliza los protocolos de control de estándar abierto de ThinQ para que el televisor se comunique con otros dispositivos compatibles con esta IA.

Hablando de comunicarse con otros dispositivos, ThinQ también incluye compatibilidad con los altavoces inteligentes Google Home y Amazon Echo.

Smart TV TL;DR: El lanzamiento de webOS cambió las reglas del juego. Este sistema operativo continúa siendo la mejor plataforma inteligente, dado que ofrece un conjunto completo de servicios de reproducción en línea y un control sencillo mediante el control remoto, la aplicación o la voz. 

LG C8 OLED TV

Imagen: LG

Rendimiento HD/SDR 

El C8 ofrece algunas de las mejores imágenes HD/SDR que hemos visto hasta ahora: negros intensos, que solemos asociar con los televisores OLED, y colores saturados estupendos. LG ha hecho un gran esfuerzo por eliminar los problemas que afectaban a las pantallas OLED en el pasado, como la falta de detalle en las zonas oscuras o la poca uniformidad en la pantalla. El C8 no presenta ninguno de estos problemas y muestra imágenes uniformes, sin pérdidas de color y con un gran nivel de detalle.

Entre los distintos modos de imagen que podemos elegir, los modos ISF y Technicolor logran imágenes muy nítidas con colores naturales y blancos precisos, sin procesamientos innecesarios. Para quienes prefieran una experiencia más impactante, el modo Estándar consigue imágenes brillantes, vibrantes y detalladas gracias a un excelente procesamiento.

El nuevo procesador Alpha 9 es muy eficaz, ya que aumenta la resolución de las imágenes HD para que se ajusten a la resolución 4K nativa del panel. Los resultados fueron particularmente impresionantes con fuentes HD de buena calidad, en las cuales el procesamiento fue capaz de conservar todos los detalles y de evitar la introducción de artefactos.  Sin embargo, también logró mejorar, hasta cierto punto, las imágenes HD de menor calidad: eliminó el ruido no deseado y mantuvo su aspecto natural.

LG C8 OLED TV

Imagen: LG

LG incorporó al procesador Alpha 9 una nueva función para eliminar contornos, la cual se activa al seleccionar el ajuste bajo en el control de Reducción de ruido MPEG. Está diseñado para eliminar los contornos (banding) en el material original y notamos que funciona bastante bien en aquellos contenidos con problemas, como los cielos en Misión rescate o en la apertura de En el corazón del mar.

La gestión del movimiento ha mejorado en relación con la del año pasado y los partidos de fútbol se ven mucho mejor, esto gracias a que el C8 sigue la pelota y a los jugadores con mayor precisión. Aunque nosotros recomendaríamos desactivar TruMotion para películas y novelas de televisión, salvo que quiera sufrir el terrible “efecto Soap Opera” (SOE), esta función puede resultar muy efectiva en deportes rápidos.

Este año, LG también incorporó Motion Pro, una función para insertar un marco negro (BFI) que, como el nombre indica, agrega un marco negro entre cualquier otro marco. Esto produce un mejor movimiento sin generar el efecto SOE, pero causa que la imagen se oscurezca y algunas personas vean parpadeos por los marcos negros; no es una función para todos los gustos.

Si ama los juegos, el C8 lo complacerá sin lugar a dudas con su latencia de entrada extremadamente responsiva de 21 ms, la cual debería ser lo suficientemente baja para los jugadores más exigentes. Para obtener esta latencia baja, tendrá que seleccionar el modo de juego, pero los resultados son tan impresionantes como adaptativos y nos fascinó jugar con el C8.

Le advertimos que OLED es una tecnología autoemisiva y que existe la posibilidad de retención de imagen o de quemaduras de pantalla inclusive, así que tenga esto en cuenta si planea jugar por varias horas.

Rendimiento HD/SDR TL;DR: La combinación de negros profundos, colores vibrantes, procesamiento superior y una gestión del movimiento mejorada dan como resultado un rendimiento impresionante en contenidos HD/SDR. 

Rendimiento 4K/HDR 

El C8 soporta prácticamente todas las versiones disponibles de alto rango dinámico, incluidos el HDR10, el Hybrid Log-Gamma (HLG) y el Dolby Vision. De hecho, la única versión que no soporta es la HDR10+, que es una alternativa libre de Dolby Vision que utiliza metadatos dinámicos. Sin embargo, Amazon es el único que utiliza HDR10+ hoy en día, mientras que Dolby Vision es marcadamente soportado en Netflix, iTunes y Blu-ray Ultra HD.

Todos los factores que hicieron que la imagen HD/SDR del C8 fuese de calidad son igual de importantes cuando pasamos a 4K/HDR. HDR se trata sobre rango dinámico, es decir, la diferencia entre el negro y el blanco; todos esos negros profundos ofrecen una base sólida a partir de la cual crear una imagen con excelente contraste. El campo de estrellas al comienzo de Passengers es un buen ejemplo de estos negros profundos, los cuales se puntean con pequeños puntos de brillo.

El nivel de detalle también es impresionante y cuando vimos producciones realizadas en resolución 4K nativa como Passengers, El renacido o Planeta Tierra II de la BBC, el C8 aprovechó el panel Ultra HD al máximo para proyectar cada píxel. Los colores son igual de impresionantes ya que pareciera que salieran de la pantalla, y también ofrecen imágenes que nos dejan boquiabiertos.

El C8 es brillante para una pantalla OLED y está cercano a los 820 nits, pero no es ni remotamente más brillante que los mejores televisores LCD. Sin embargo, el pico de luz en una imagen HDR se proyecta con mejor precisión. Después de todo, una pantalla OLED tiene 8 millones de píxeles con los que jugar.

El C8 presenta ciertas dificultades con imágenes brillantes en general, como los campos nevados en El renacido. Una OLED no puede ir más allá de los 150 nits en estas circunstancias, sobre todo si realiza un mapeo tonal exacto de la imagen original. El problema se torna complejo con contenidos masterizados a 4,000 o 10,000 nits inclusive, lo que produce en ocasiones imágenes demasiado oscuras.

LG C8 OLED TV

Imagen: LG

Para solventar esta situación, LG incorporó el Mapeo tonal dinámico, el cual analiza cada fotograma y ajusta el brillo en consecuencia. Es prácticamente una versión falsa de los metadatos dinámicos empleados por Dolby Vision y HDR10+, pero vaya que funciona. Las imágenes HDR son más brillantes en general y el efecto se consigue sin sacrificar detalle en las partes más brillantes de la imagen. Esta función estuvo disponible en el 2017, pero LG le otorgó un control dedicado en el menú este año.

Nuevamente, el C8 es capaz de brindar una experiencia de juego bastante placentera, en donde juegos con HDR como Horizon Zero Dawn se reproducen casi como fotos reales. La latencia de entrada sigue siendo de 21 ms y los colores y la gestión del movimiento no dejan de ser igual de sorprendentes que en los juegos HD/SDR.

No obstante, aquí también aplica el riesgo de retención de imagen y las quemaduras de pantalla, ya que exige demasiado al panel. Esto no debería ser un problema, así que solo sea consciente al momento de jugar durante largos períodos.

Rendimiento 4K/HDR TL;DR: Aunque está limitado en términos de brillo máximo, los negros profundos, las luces precisas y los hermosos colores producen una experiencia HDR impresionante. 

Sonido

LG introdujo 2.2 canales y 40 W de amplificación dentro del bisel delgado del C8, que producen un sonido bastante bueno si consideramos lo delgado que es este televisor. 

Un altavoz funciona al mover el aire; cuanto más grande sea el transductor, mayor será la cantidad de aire que puede mover y mejor será el sonido. Si solo puede instalar altavoces pequeños en el chasis de un televisor, entonces va a tener problemas para brindar algo cercano a una calidad de sonido decente.  Como le gusta decir al Sr. Scott en Star Trek, “no puede cambiar la leyes de la física”.

Pero lo cierto es que puede ayudarlas y el soporte simplificado Alpine (bautizado así por LG), hace un buen trabajo al redireccionar el audio del televisor hacia el espectador. También consigue crear un sonido frontal amplio y más expansivo y su rendimiento es superior al de la mayoría de los televisores con dimensiones similares. Tenemos un rango medio sólido y los agudos suenan decente, pero es entendible la limitación de los graves. 

Nunca sonará tan bien como una barra de sonido dedicada, pero sin duda alguna es una mejora y la elegante apariencia del soporte Alpine le da un valor agregado.

LG es uno de los pocos fabricantes de televisores que incluyen procesamiento Dolby Atmos en sus modelos de alta gama; esta tecnología aplica algunos trucos psicoacústicos para ayudar a crear un sonido envolvente. Funciona hasta cierto punto, pero tarde o temprano volvemos a las leyes de la física, y la efectividad del procesamiento está limitada por las capacidades nativas de los altavoces integrados en el C8. Si quiere un sonido completo que acompañe esas preciosas imágenes, tendrá que invertir en una barra de sonido.

Sonido TL;DR: El soporte Alpine no solo luce genial, sino que ayuda a mejorar el sonido de este televisor ultradelgado. El punto es que nunca podremos evadir las leyes de la física.

Estos son otros paneles para considerar… 

Irónicamente, si quiere comprar un televisor OLED, la competencia más grande del C8 probablemente sean los modelos de LG del año pasado, en donde tenemos el excelente B7 OLED y el C7 OLED, televisores que gozan de descuentos importantes cada cierto tiempo. En el caso de los modelos de 2018 (y sin salirnos de LG), tenemos el próximo B8 OLED, que es más económico pero que utiliza el procesador Alpha 7. Por lo tanto, no disfrutará de algunas de las nuevas funciones de imagen.

Una alternativa sería el Sony AF8 (o en Sony AF8 OLED en los EE. UU.), aunque la plataforma inteligente de Android deja mucho que desear y la implementación de Dolby Vision ha sido un desastre. Por otro lado, tenemos el Philips 9002, pero también utiliza Android y no soporta Dolby Vision. El Panasonic FZ802 tampoco soporta Dolby Vision, pero lo bueno es que no usa Android y soporta HDR10+.

Otra opción para nuestros lectores del RU es el Philips 802 OLED.  Los compradores deberán enfocarse más en las ventajas que en las desventajas, como la pobre captura de televisión, el par de entradas HDMI UHD y la ausencia de Dolby Vision. Pero, un sistema de iluminación de habitación Ambilight compatible con Philips Hue, y la promesa de una actualización temprana al nuevo Android Oreo TV OS, podría igualar la balanza. 

Por último, si lo que desea es un panel LCD, entonces sepa que el excelente Samsung Q9FN QLED TV utiliza retroiluminación LED directa para proyectar negros similares al OLED y brillos altísimos, lo que lo convierte en un televisor ideal para el HDR. Este también es una gran opción para los gamers ya que también cuenta con una latencia de entrada de 21 ms, por lo que no sufre de retención de imagen o de quemaduras de pantalla.

Veredicto

El modelo C8 de LG está basado en el éxito de los modelos del año pasado, dando como resultado un televisor que puede proyectar imágenes HD/SDR impresionantes y reproducciones en 4K/HDR igual de sorprendentes. No es tan brillante como un televisor LCD, pero sus negros intensos marcan una gran diferencia para el rango dinámico de la imagen. También es capaz de proyectar colores vibrantes y hermosos, sin olvidar mencionar su increíble nivel de detalle con contenido 4K nativo.

La plataforma inteligente WebOS sigue siendo la mejor disponible y la selección de servicios de transmisión no podría ser mejor. Cuando combina el diseño precioso y el conjunto completo de funciones, tiene como resultado uno de los televisores más completos que jamás hayamos evaluado.