Skip to main content

Google Stadia: el análisis definitivo

El principio del fin de las consolas

Google Stadia
(Image: © Google)

Nuestro veredicto

Si tienes una conexión a internet de más de 100Mbps, Google Stadia funciona de maravilla y es la experiencia de video juegos en streaming que estabas esperando. Dicho esto, con conexiones más modestas, aunque funcione, Stadia no es perfecta.

A favor

  • Una velocidad soprendente
  • 4K HDR para suscriptores de Stadia Pro
  • Puedes moverte de móvil a PC con facilidad

En contra

  • Pocos juegos de lanzamiento (22)
  • La opción Pro es confusa
  • Falta alguna funcionalidad prometida

En dos minutos...

Google Stadia es una plataforma de juegos en la nube que representa un cambio radical en la manera que entendemos cómo jugar videojuegos. Su promesa es que, en vez de depender de una consola, Google Stadia permite jugar cualquier videojuego en la plataforma en cualquier pantalla.

Después de nuestra prueba, Google tiene un ganador potencial entre manos. Efectivamente, Stadia funciona y funciona muy bien.

Para empezar ofrece una experiencia divertida y sin latencia ni esperas de ningún tipo. Es como si tuvieras una consola en tu casa que corriera en cualquier dispositivo — celular, tabletas, PCs y televisores con Google Chromecast. Pero en realidad, la “consola” es un servidor de Google.

El servicio también viene con al funcionalidad de hacer streaming de tus partidas a YouTube y, si compras la Premiere Edition, Stadia viene con un gamepad ergonómico Wi-Fi que reduce la latencia aún más.

¿Cómo se compara Stadia a otros servicios de streaming como PlayStation Now o Geforce Now? Según nuestras pruebas, es significativamente mejor que PlayStation en términos de estabilidad — nunca experimentamos ningún problema durante una semana completa de pruebas. Y aunque el servicio Geforce Now tiene una librería de juegos más grande, Stadia puede hacer streaming en 4K HDR — algo que Geforce Now no soporta.

¿Es Stadia la plataforma perfecta? No, no lo es.

Como cualquier otro servicio de Streaming, tu experiencia será diferente según sea tu conexión a Internet y tu proximidad a uno de los centros de servidores de Google. Mientras que las consolas siempre se comportan igual en tu casa, estos dos factores juegan en contra de Stadia.

También hay varios pequeños problemas en la plataforma, desde la manera en que Stadia administra las suscripciones Pro a la biblioteca de sólo 22 juegos para el lanzamiento. También faltan funciones de Google Assistant o de integración con el servicio de YouTube Gaming. Pero si la compañía de Mountain View resuelve estos problemas — algo que sin duda se solucionará con el tiempo — Stadia podría ser LA plataforma de video juegos online.

Después de nuestra experiencia, si tienes una conexión a internet rápida, te recomendamos que te apuntes a la Premiere Edition o que esperes un poco más a que el servicio esté abierto a todo el mundo en el 2020 para probarlo gratis por ti mismo.

Fecha de lanzamiento y precio de Google Stadia

Google Stadia está ya disponible para aquellos que hayan comprado la Founders Edition o la Premiere Edition en USA, Reino Unido y Canadá. El precio en Estados Unidos es de $130.

No hay casi diferencias. La Founders Edition viene con un gamepad Stadia en color azul y la Premiere Edition viene con un gamepad blanco. Las dos ediciones incluyen un vale por 30 días para un amigo, el gamepad, una Chromecast Ultra y una suscripción de tres meses para Stadia Pro con soporte 4K HDR.

Después de los tres meses de suscripción tendrás que pagar $10 al mes, pagables por tarjeta de crédito.

Si necesitas un segundo controlador Stadia tendrás que esperar al año 2020, cuando saldrá el servicio gratuito y los controladores estarán disponibles de forma separada por $69.

Google Stadia Founders Edition

(Image credit: Google)

Google Stadia: ¿Qué es Google Stadia?

Google Stadia es el nombre del servicio de videojuegos por streaming de Google y la tienda online donde puedes comprar juegos. Todo lo que compres será tuyo pero es muy importante recordar que Stadia NO es como Netflix. Stadia no permite que uses todos los videojuegos disponibles. 

Sólo puedes usar los juegos que compres, que serán tuyos después de pagar el precio completo y a los que podrás jugar de forma ilimitada en cualquier dispositivo que se conecte a internet, desde tu teléfono móvil y tablet hasta tu PC o tu televisión, siempre que tengas una Chromecast Ultra.

Stadia sólo requiere gamepad conectada físicamente a tu dispositivo, que no tiene que ser el de Google, y una conexión a internet. Google Stadia funciona con una velocidad sostenida de 10Mbps como mínimo y requiere al menos 35Mbps para jugar en formato 4K HDR a 60 fotogramas por segundo — esta última opción si tienes la suscripción a Stadia Pro.

En algún momento de 2020, Stadia estará disponible de forma gratuita para todo el mundo — excepto la opción de 4K HDR a 60FPS. Para eso siempre hará falta Stadia Pro.

Google Stadia

(Image credit: TechRadar)

¿Qué dispositivos soportan la Google Stadia app?

La Google Stadia app funciona sobre Android e iOS. Una vez hayas entrado en el servicio, también puedes usar el juego desde la app usando tu televisión y tu Chromecast Ultra.

También puedes conectar un gamepad Stadia a un teléfono Google Pixel 3, Google Pixel 3a o Google Pixel 4 y jugar directamente en esos celulares. Sin embargo, Stadia por ahora no soporta jugar en la pantalla de un iPhone, por ejemplo.

Google Stadia

(Image credit: Google / TechRadar)

Los videojuegos de Stadia para el lanzamiento

Lista de juegos Stadia actual

Assassin's Creed Odyssey
Destiny 2: The Collection**
Gylt
Just Dance 2020
Kine
Mortal Kombat 11
Rise of the Tomb Raider
Red Dead Redemption 2
Samurai Shodown**
Shadow of the Tomb Raider
Thumper
Tomb Raider 2013
Attack on Titan: Final Battle 2*
Farming Simulator 2019*
Final Fantasy XV*
Football Manager 2020*
Grid 2019*
Metro Exodus*
NBA 2K20*
Rage 2*
Trials Rising*
Wolfenstein: Youngblood*

* Juego añadido el día del lanzamiento

** Juegos que son gratis con Stadia Pro

Una de las limitaciones de Stadia es que los videojuegos tiene que estar adaptados para correr en sus servidores especializados. Esto requiere que los ingenieros de Google metan mano, algo que automáticamente recorta el número de títulos disponibles porque la compañía no tiene los recursos necesarios para dar paso a cualquier desarrollador, ya sea una gran compañía o una independiente.

Google ha demostrado que puede optimizar videojuegos en tiempo record añadiendo 10 títulos a los 12 videojuegos previamente anunciados en unos pocos meses. Y sin duda Stadia tendrá muchos más videojuegos a medida que pase el tiempo, pero no podrá competir por ahora con servicios como Steam, en el que cualquiera puede publicar un videojuego como si fuera la Google Play Store.

Todavía no sabemos si, en algún momento, Google hará posible que otros desarrolladores participen.

El diseño de Google Stadia

El diseño e interfaz de Stadia es brillante y fácil de usar tanto en el PC como pantallas móviles.

En el PC te permite encontrar amigos en el sistema y añadirlos a tu panda, así como ver la colección de fotos que hayas tomado en el juego. La versión móvil es similar, con pestañas para la tienda Stadia Store y un canal con vídeos, noticias y blogs del equipo Stadia.

Google no se ha complicado en absoluto en el interfaz de usuario. Es efectivo y potente, sin la complicación del interfaz de la Xbox, por ejemplo.

El controlador Google Stadia Premiere Edition

(Image credit: Google)

El gamepad de Google Stadia 

Aunque analizaremos en profundidad el gamepad de Stadia en un artículo por separado, aquí van unas cuantas notas. Por ahora, es la única manera de jugar a Stadia en un móvil o con una Chromecast.

El Stadia Controller se parece bastante al Xbox One. El tacto es muy similar. También toma prestado la posición de los joysticks del controlador DualShock 4 de la PS4, pero con una textura similar al gamepad de la Xbox One.

Los botones son buenos. La D-Pad responde bien. Cuatro de los botones tienen la misma posición que la Xbox One. Y hay cuatro botones especiales: menú (start), opciones (select), Google Assistant y botón dedicado de captura de imágenes. En el futuro, Google planea utilizar este último botón para que puedas hacer streaming de tus partidas a YouTube Gaming. El controlador tiene un botón Stadia central que lo apaga y enciende.

Debajo del botón de Stadia hay un minijack estéreo de 3.5 milímetros y, en la parte opuesta por detrás hay un puerto USB-C para emparejar el controlador y cargarlo. También tiene dos gatillos y bumpers. 

Los bumpers tienen una respuesta buena cuando los sueltas, pero los gatillos no tienen el mismo tacto. De hecho, no ofrecen resistencia activa, algo que será un punto negativo para aquellos que jueguen a títulos de combate en primera persona tipo Call of Duty o de carreras.

Pero si no te gusta, no te preocupes: Google ha dicho que van a añadir soporte para los controladores de la Xbox One y DualShock 4 de Playstation “en el futuro.”

La funcionalidad de Google Stadia

Hablando de funciones que algún día estarán disponibles pero que ahora mismo no lo están: en estos momentos no hay ni Google Assistant ni servicio de streaming de tus partidas a YouTube.

No sabemos cuándo estarán disponibles pero esperamos que, por lo menos, el servicio de streaming a YouTube llegue pronto porque obviamente es una manera de promocionar Stadia para otros usuarios.

Otra de las características que no están disponibles debido a este retraso es la capacidad de ver un stream de una partida en YouTube, pulsar sobre ella y automáticamente abrir el juego en Google Stadia.

Ahora mismo, Stadia ofrece la capacidad de hacer fotografías o vincularte con amigos que usen Stadia para poder jugar juntos a títulos como Destiny. Eso sí, todavía no podrás jugar al Destiny con gente que use otras plataformas que no sean Stadia.

Otra de las funciones que van de maravilla es la capacidad de jugar en una plataforma (como tu móvil) y cambiar a otra (como tu PC o TV) de forma transparente. Sucede de forma instantánea y sin problemas.

Red Dead Redemption

(Image credit: Rockstar)

Rendimiento de Google Stadia 

Pero la pregunta del millón es si Stadia funciona bien en el mundo real.

Para esta prueba utilizamos tres plataformas: un PC con un navegador, una Chromecast Ultra y un teléfono Google Pixel con tres tipos diferentes de juego a tres velocidades diferentes.

Rendimiento a 150Mbps con una conexión por cable en un navegador

En esta configuración, Stadia es fantástico. Es exactamente igual que usar un videojuego local almacenado en un PC de la gama más alta especialmente diseñado para video juegos. 

Utilizamos el juego exclusivo de Stadia GYLT en un navegador Chrome y no observamos ni un fotograma perdido ni ningún problema de imagen durante todas las sesiones de una hora de juego. Hay una pequeña pausa al principio y, a partir de ahí, todo corre de maravilla.

Esta es nuestra configuración favorita.

Rendimiento a 50Mbps en una conexión Wi-Fi con Chromecast Ultra)

Bajando la velocidad de conexión a una wi-fi no afectó a la experiencia. Stadia siguió funcionando bien exceptuando algún problema de audio.

Hay que recordar que esta prueba fue en una televisión 4K HDR TV con Destiny 2 transmitida sin cables desde la aplicación Stadia en nuestro móvil a una Chromecast Ultra.

Es difícil de creer que, pese a nuestro escepticismo, Destiny 2 corriera a una resolución de 4K con 60 fotogramas por segundo en una conexión inalámbrica de 50Mbps sin ningún retraso, sobre todo en luchas complicadas.

Igual que con la conexión de 150Mbps, hubo un pequeño periodo de carga pero, a partir de ahí, todo fue como la seda, como si estuviéramos jugando al Destiny en una consola de última generación.

Rendimiento a 15Mpbs en conexión Wi-Fi con un Pixel 3a XL

Para nuestro último text usamos una red Wi-Fi de 15Mbps. Pensamos que esto iba a ser imposible pero estábamos totalmente equivocados.

Utilizando un Pixel 3a XL que Google nos dejó para la prueba, usamos Mortal Kombat 11, un juego particularmente sensible a la latencia. Y aunque hubo algún cambio en la calidad de imagen en algunos momentos, la realidad es que es totalmente jugable. Cuando hay un problema de conexión, Google rebaja la resolución del stream del videojuego igual que cuando YouTube se adapta a tu conexión. Es exactamente lo que le pasa a servicios como Playstation Now.

La realidad es que, aunque esto hace que esta configuración no sea óptima sobre todo en títulos multi-jugador, Stadia seguía siendo jugable. De hecho, cuando sucedía uno de estas bajadas de calidad podíamos seguir jugando sin problemas hasta que se recuperaba la calidad de la conexión.

Cómpralo si...

Eres un gamer con una conexión de 100Mbps o superior a internet

Stadia es un servicio de streaming, así que necesitas tener una buena conexión, punto. Si vives en una ciudad más o menos grande, no tendrás ningún problema. La experiencia es como jugar en una consola en casa.

Si estás cansado de invertir en hardware y descargar juegos

No importa que juegues en PC o consola: ambos medios requieren gastar dinero y esperar a que se descarguen los juegos. Con Stadia no hay nada de esto. Funciona en cualquier parte y no hay que descargar absolutamente nada. Todo sucede por streaming.

No te lo compres si...

Eres un jugador ultracompetitivo o profesional
Stadia es tremendamente rápido con una conexión de más de 100Mbps, pero si eres uno de estos jugadores necesitas la latencia mínima y — por ahora — esto significa un PC y una conexión ultra-rápida a internet.

Si sólo usas iOS para jugar en el metro o la oficina

Si quieres usar iOS sólo podrás hacerlo en casa, conectando a una Chromecast Ultra y una televisión. La app Stadia para iPhone y el iPad no permite usar sus propias pantallas para jugar.