Skip to main content

Análisis Samsung S95B QD-OLED TV

¿Puede Samsung mejorar la calidad de imagen de OLED?

Samsung's QD-OLED based S95B TV
(Image: © Jeremy Kaplan / TechRadar)

Veredicto preliminar

Solo hemos pasado un poco de tiempo con el televisor Samsung S95B QD-OLED pero parece cumplir la promesa de los coreanos: al combinar puntos cuánticos con OLED, la compañía ha fabricado un televisor superior. Si añades Atmos inalámbrico y procesamiento de imágenes de primera categoría, tenemos conjunto premium a un precio premium. ¿Merece la pena pagar por el extra de calidad?

Pros

  • +

    Dolby Atmos inalámbrico

  • +

    Colores vivos

  • +

    Increíbles niveles de negro

Cons

  • -

    Solo versiones de 55 y 65 pulgadas

  • -

    Precio alto

TechRadar te ha ofrecido el mismo consejo durante años: si buscas el mejor televisor, cómprate un televisor OLED. Los paneles OLED ofrecen unos niveles de negro perfectos y unos ratios de contraste a la altura. Aunque sus imágenes pueden no ser tan brillantes como las de los televisores LED, son sencillamente impresionantes. 

Y, durante todos esos años, independientemente de la marca — LG, Sony, Philips o quien sea — el panel de cualquier televisor OLED siempre venía del mismo sitio: las fábricas de LG Display. Hasta ahora. 

Con el lanzamiento del Samsung S95B QD-OLED TV, la compañía coreana se ha metido de lleno en el mercado de las pantallas OLED con una nueva tecnología de panel que combina lo mejor de ambos mundos. El panel QD-OLED del S95B, fabricado por Samsung Display, combina los profundos niveles de negro y los imposibles ratios de contraste del OLED con el brillo y la amplia gama de colores de los puntos cuánticos. La compañía describe esta receta como la salsa mágica de sus mejores pantallas, las Neo QLED 8K TV. 

Teniendo en cuenta que empresas chinas como Hisense y TCL se están comiendo el mercado de los televisores LED, es razonable pensar que una tecnología nueva y elegante como los paneles QD-OLED es el futuro de Samsung Display. En una proyección privada en el bajo Manhattan la semana pasada, TechRadar pudo echar un vistazo a ese futuro. Y la verdad es que fue algo digno de ver. 

Samsung S95B: diseño y funciones

Si llevas cinco o diez años con el mismo televisor, probablemente no te hayas dado cuenta de la disminución del tamaño de los biseles que ha hecho que los televisores actuales sean tan elegantes. Los avances en la tecnología de fabricación permiten a empresas como Samsung producir televisores con una envoltura de metal mínima alrededor de la propia pantalla, minimizando todo lo que no sea el último episodio de The Marvelous Mrs. Maisel o lo que sea que estés viendo.

El S95B no es una excepción. Cuenta con unos biseles metálicos minúsculos y una base metálica delgada que acentúan la pantalla. El OLED es intrínsecamente más delgado que el LCD, con menos capas y sustratos que conforman los paneles, por lo que los televisores con estos paneles son realmente delgados. Pero el S95B lleva esto a un nivel que nunca había visto antes. Samsung lo llama LaserSlim Design y con sólo verlo se les puede perdonar la hipérbole: el S95B es tan delgado como un cable USB, con la electrónica y las placas de circuito en una protuberancia alrededor de la base del pedestal.

Eso también significa que es ligero: el de 65 pulgadas sólo pesa poco más de 21 kilogramos , sin el soporte. Intenté cogerlo y me echaron la bronca con razón porque no debería jugar con uno de los dos únicos modelos que hay en EEUU.

Desgraciadamente, aquí no hay caja One Connect, una gran característica de conectividad de otros modelos de lujo de Samsung que une todas las entradas y salidas en una caja externa para mantener todos los cables ordenados y fuera de la vista. En su lugar, encontrarás cuatro puertos HDMI 2.1 y ya.

Samsung ha añadido un sistema Dolby Atmos inalámbrico para ampliar la conectividad, lo que significa que no necesitarás un cable hacia tu barra de sonido, pero sólo si tienes una barra lo suficientemente nueva para soportar esa función, por supuesto.

Samsung S95B: rendimiento y calidad de imagen

Después de ver por primera vez el televisor Sony A95K a principios de marzo — que parece utilizar el mismo panel de Samsung, aunque ninguna de las dos empresas quiere admitirlo explícitamente — te contamos que la tecnología QD-OLED  realmente cumple expectativas. Voy a repetirlo: la tecnología QD-OLED realmente cumple expectativas.

Me sorprendió la increíble gama de colores mientras veía un ciclo de demostración interminable. El S95B tiene más del 100% del espacio de color DCI-P3, una forma técnica de decir que tiene una gama de color gigantesca. Las imágenes de una lagartija en un palo, las hojas rojas y naranjas brillantes en otoño, el cielo azul intenso sobre una montaña remota, las hojas verdes profundas en el bosque... todo se salía prácticamente de la pantalla.

Este saturación se debe a los puntos cuánticos. ¿Cómo funcionan? Sobre el papel, el QD-OLED parece muy sencillo. Se toma una capa azul autoluminiscente, se le pone una película de puntos cuánticos y se le añade una pantalla de cristal en la parte delantera. Se procesa la señal en la base del televisor, se colocan algunas entradas en la parte trasera y, ¡magia!, ya tienes un televisor QD-OLED.

A la vez, el S95B mantiene los negros profundos por los que son famosas las pantallas OLED. Tan profundos que puedes perderte en ellos. Es una excelente combinación.

Otra cosa que merece la pena destacar es el impresionante ángulo de visión: los colores siguen siendo notablemente vibrantes desde ángulos laterales, algo que a otros aparatos les cuesta. Incluso cuando lo ves desde el borde, a unos 80 grados relativos a la perpendicular de la pantalla, los colores parecen más o menos reales. Sí, no se puede distinguir lo que aparece en la pantalla, pero es una señal inequívoca de que no tendrás que pelearte por "el sitio bueno" en el sofá.

La gran calidad de imagen se obtiene también gracias a lo que Samsung denomina procesador cuántico neural con escalado 4K. Samsung asegura que la inteligencia artificial y sus redes neuronales integradas en el chip pueden analizar el contenido en pantalla y optimizarlo de forma inteligente en tiempo real, aumentando el tamaño de la imagen, ajustando brillo, nitidez y optimizando el contenido. Cada vez más, la potencia de este tipo de procesadores será la diferencia entre los televisores de bajo y algo precio. Es fácil descartar esta afirmación como una mera exageración pero, después de haber experimentado televisores lentos que cojean por el uso de procesadores poco potentes y luego ver visto el poder de los algoritmos con un procesador extremadamente rápido, la diferencia es muy clara y no es algo que se pueda pasar por alto. Estamos deseando hacer más pruebas cuando recibamos nuestra unidad de prueba.

Samsung S95B: precio y disponibilidad

Por ahora Samsung sólo ofrece modelos de 55 y 65 pulgadas del Samsung S95B QD-OLED. Todavía no hay una versión 'Jumbotron' para aquellos que quieran una experiencia de cine en casa. Tampoco hay nada en el segmento de las 40 pulgadas para los que tenemos salones "normales".

El modelo de 55 pulgadas — oficialmente el QN55S95B — se venderá por 2.200 dólares (unos 1.670 euros), mientras que el modelo de 65 pulgadas (ingeniosamente llamado QN65S95B) costará 3.000 dólares (unos 2.275 euros). Ambos estarán disponibles a mediados de abril.

Por cierto, estos precios son mejores que los previstos inicialmente: Samsung anunció accidentalmente precios más elevados que corrigió rápidamente.

Veredicto preliminar

El mes pasado, Sony presentó sus televisores QD-OLED en tamaños similares pero con precios sustancialmente más altos. Tamaños similares, nueva tecnología de pantalla única. Ambas pantallas tienen la misma apariencia, aunque unas tengan precios más altos. ¿Quién está fabricando los paneles de Sony?

La respuesta parece obvia pero esperamos a realizar pruebas más profundas de ambos modelos para determinar qué impacto tienen los algoritmos, IA y procesadores de imágenes de cada una de las marcas, que sí son diferentes.

Aún así, parece claro que hay un nuevo listón. Independientemente de cuál sea el mejor — o tal vez ninguno de los dos gane al final — esta nueva tecnología nos beneficiará a todos.

Jeremy Kaplan
Content Director, TechRadar

After 25 years covering the technology industry, Jeremy Kaplan is a familiar face in the media world. As Content Director for TechRadar, he oversees product development and quality. He was formerly Editor in Chief of Digital Trends, where he transformed a niche publisher into one of the fastest growing properties in digital media. Before that, he spent half a decade at one of the largest news agencies in the world, and cut his teeth in magazine business, long before the birth of the iPhone. In 2019, he was named to the FOLIO: 100, which honors publishing professionals making an industry-wide impact.