Skip to main content

Xiaomi acaba de patentar el teléfono más raro que has visto en tu vida

Xiaomi Mi 10 Pro
(Image credit: Future)

Los fabricantes de teléfonos celulares han empleado los últimos años explorando maneras de eliminar el “notch”, la pestaña con cámaras que Apple introdujo en el iPhone X. Algunos han sido ingeniosos y otros algo extraños, pero este invento de Xiaomi es el más raro que hemos visto en la vida.

Ha habido cámaras que aparecían por la parte superior, pantallas deslizantes que descubren las cámaras selfie, notch en lágrima, agujeros en la pantalla, y pantallas en la parte trasera para hacer selfies con la cámara principal. Pero este extraño diseño, encontrado por el blog Tiger Mobiles en una patente registrada por Xiaomi en la administración nacional de la propiedad intelectual china — Chinese National Intellectual Property Administration (CNIPA) — tiene ahora el record mundial de sobrediseño estrafalario.

Las ilustraciones muestran un teléfono alargado sin pestaña superior. Cuando necesitas hacerte un selfie, sencillamente le das la vuelta a toda la parte superior de la pantalla. 

Este segmento rotaría 180 grados sobre su eje vertical para mostrar las cámaras principales y así poder hacerte la foto utilizando la parte inferior de la pantalla como referencia. Vamos, lo que se viene llamando en español antiguo una auténtica majadería.

An example of the patent spotted by 91Mobiles

An example of the patent spotted by 91Mobiles (Image credit: CNIPA, via 91mobiles)

No es el primer celular que intenta usar las cámaras principales como cámaras de selfie haciendo que roten. El Samsung Galaxy A80 y el Asus Zenfone 6 lo hacen — pero en ese caso sólo rota el módulo de la cámara — no toda la parte superior de la pantalla.

Aunque Xiaomi podría intentar poner hacer algo así, no tiene visos de que sea una opción a corto plazo. Para empezar, sólo podrías hacer algo así con módulos de pantalla microLED, que tienen zero márgenes y se pueden juntar aparentando que son una única pantalla. Pero los microLED todavía son demasiado grandes para los celulares y tardarán mucho tiempo en ser lo suficientemente pequeños como para implementarse en este tipo de dispositivos.

Así que aparte de los potenciales problemas físicos que pueden aparecer cuando usas soluciones mecánicas, Xiaomi no podría hacer que los dos segmentos de la pantalla frontal pudieran aparecer como una sola. Siempre habría una línea negra que las separaría.

Lo más probable es que, cuando tengamos la tecnología que permita fabricar esta patente en el mundo real, ya tengamos cámaras que puedan ver sin problemas debajo de la pantalla, algo que hará innecesario estos inventos de bombero a los que nos tienen acostumbrados las compañías chinas (aunque, por otra parte, bravo por intentar cosas nuevas aunque sean idea locas).