Skip to main content

Xbox Series X puede recibir una gran actualización de hardware con efectos invisibles

Una consola Xbox Series X con un mando apoyado en la parte delantera.
(Image credit: Shutterstock / Alex Van Aken)

Microsoft está desarrollando un chip actualizado para la Xbox Series X que mejorará su eficiencia energética y probablemente abarataría su fabricación. Por lo menos eso es lo que dijo el periodista Brad Sams durante una reciente sesión de preguntas y respuestas en su canal personal de YouTube.

Después de que un espectador preguntara si Microsoft estaba desarrollando un chip mejorado para la consola, Sams dijo que cree "que es cierto que Microsoft está trabajando en un chip más pequeño y de mayor eficiencia energética". Según Sam, está "muy seguro de ello".

"Hay que recordar que, si bien la consola salió al mercado hace 18 meses, la consola que Microsoft empezó a construir inicialmente se diseñó probablemente 14 o 12 meses antes de su lanzamiento", añadió. "Así que, en el mundo de la tecnología, es un diseño anticuado".

En cuanto a las nuevas características que introduciría este supuesto nuevo chip, Sams sugirió que las mejoras de hardware serán probablemente limitadas, pero no totalmente redundantes. "Ahora, ¿vamos a ver mejoras de rendimiento, vamos a ver algo más? No lo creo. Pero Microsoft siempre está trabajando en hacer chips más fríos y eficientes, porque eso reduce el coste de producción".

Más potencia por menos

Que Microsoft esté desarrollando un chip mejorado para la Xbox Series X no debería ser ninguna gran sorpresa. Como subraya Sams, el gigante tecnológico siempre itera en sus diseños de su hardware para reducir costes. Igual que Sony, que hace poco cambió el disipador de la PS5 por un diseño más rentable, por ejemplo.

Aunque esta última iteración no introduzca cambios radicales en la consola, sí que aportaría algunas mejoras para los nuevos propietarios de la serie X|S de Xbox. Un chip más eficiente significa que la consola consumirá menos energía. Esto le permitirá funcionar de forma más fría y potencialmente más silenciosa. 

Puede parecer intrascendente pero cualquiera que haya mirado la parte trasera de su Xbox y haya visto capas de polvo obstruyendo sus rejillas de ventilación agradecerá que el fabricante reduzca esos problemas. Por no hablar del impacto de estas máquinas en el consumo eléctrico, tanto a nivel de la economía personal como del medioambiente.

Para cambios más radicales en el rendimiento tendremos que esperar hasta que Microsoft lance una nueva y mejorada Xbox Series X. Es casi seguro que Microsoft lanzará esta edición mejorada de la consola, al igual que lanzó la Xbox One X y Sony lanzó la PS4 Pro. Eso introducirá cambios mayores que un simple chip nuevo. Por lo menos un almacenamiento SSD ampliado, una mejor GPU y más memoria.

Disco esto, la Xbox Series X aún se encuentra en la fase inicial de su ciclo de vida. Ese factor, junto con la escasez de chips que ha obstaculizado su adopción, no no hace esperar una nueva edición importante en breve. De momento, sólo cabe esperar ajustes de chips como éste.

Callum Bains
Callum Bains

Callum is TechRadar Gaming’s News Writer. You’ll find him whipping up stories about all the latest happenings in the gaming world, as well as penning the odd feature and review. Before coming to TechRadar, he wrote freelance for various sites, including Clash, The Telegraph, and Gamesindustry.biz, and worked as a Staff Writer at Wargamer. Strategy games and RPGs are his bread and butter, but he’ll eat anything that spins a captivating narrative. He also loves tabletop games, and will happily chew your ear off about TTRPGs and board games.