Xbox 2021: la ambiciosa apuesta de la Xbox Series X/S ha sido un éxito

Xbox Series X
(Image credit: Microsoft)

2021 ha sido un año excepcional para los fans de la Xbox. Ha tardado mucho en llegar, pero las inversiones que Microsoft hizo en 2016 han funcionado este año, y los jugadores de Xbox y la compañía de Redmond están recogiendo los frutos.

Hemos visto toda la fuerza de Xbox Game Pass, con juegos propios aclamados por la crítica como Microsoft Flight Simulator, Psychonauts 2, Forza Horizon 5 y Halo Infinite, disponibles todos desde el primer día en este servicio de suscripción.

Xbox Game Pass también ha conseguido numerosos juegos indie como Unpacking y Hades, así como notables lanzamientos de terceros como Back 4 Blood, Outriders y MLB The Show 2021. Todo confirma que Xbox Game Pass es un complemento imprescindible para cualquier propietario de Xbox.

Una jugada a largo plazo

Sea of Thieves

(Image credit: Xbox)

El gran éxito de Microsoft ha ido una jugada a largo plazo que comenzó durante los primeros y tumultuosos años de la generación de Xbox One, con decisiones que inicialmente extrañaron a los gamer en ese momento pero que al final han dado resultados muy positivos.

En 2016, Microsoft anunció Xbox Play Anywhere, un programa de compra cruzada que permitía a los usuarios comprar un juego una vez y jugarlo en Xbox One y en PC con Windows 10. Éste fue el inicio del esfuerzo para homogeneizar los juegos de Xbox y PC, algo que ya es una realidad total en 2021. 

En 2017, Microsoft reveló Xbox Game Pass: un servicio de suscripción que permite a los gamers acceder a cientos de juegos por una cuota mensual que ha crecido sustancialmente desde su lanzamiento. 

Finalmente, el mayor cambio que sin duda impulsó a Xbox Game Pass a nuevas cotas llegó en marzo de 2018, cuando Microsoft anunció que todos sus títulos llegarían a este servicio el primer día de lanzamiento. Esto comenzó con Sea of Thieves. Al juego de Rare pronto se le unirían títulos como State of Decay 2, Gears 5, Halo: The Master Chief Collection, Doom Eternal u Ori and the Will of the Wisps, por nombrar unos cuantos. Para muchos, el acceso continuado a los estrenos de Microsoft ya es suficiente para mantener su suscripción.

Xbox y PC combinan sus fuerzas 

cheap game pass ultimate sales price deals

(Image credit: Microsoft)

2019 fue el año en que Xbox Game Pass llegó al PC con la llegada de Xbox Game Pass Ultimate, un servicio de suscripción de nivel premium que da a los jugadores acceso tanto a Xbox Game Pass en consola como en PC, pero también a diversas ventajas, descuentos exclusivos y al servicio de Xbox Cloud Gaming que permite jugar prácticamente desde cualquier plataforma.

Sin embargo, el anuncio más significativo para los propietarios de PC llegó en octubre de 2020, cuando el jefe de Xbox Phil Spencer reveló que todos los títulos de Xbox desarrollados por Xbox Game Studios de Microsoft llegarían también a PC, además de a su consola. Esto llevó a muchos a especular que la gente no compraría una consola Xbox porque todos los juegos estarían disponibles en PC. Pero, como dijo Spencer en ese momento, "los grandes juegos deberían poder ser jugados por el mayor número de personas posible". 

El poder de la nube

Xbox Cloud Gaming

(Image credit: Microsoft)

Éste es realmente el objetivo de Microsoft: abrir el ecosistema Xbox al mayor número de personas posible. La apuesta se ha visto recompensada en 2021: Microsoft ha conseguido cambiar la conversación de cuántas unidades de hardware ha vendido a cuántas personas juegan a los juegos de Xbox y se suscriben a los servicios de Xbox. Por ejemplo, Xbox Game Pass contaba ya con 18 millones de suscriptores en enero de 2021, una cifra que, como es de esperar, ha seguido aumentando considerablemente durante todo el año hasta alcanzar lo 20 millones, según las últimas estimaciones no oficiales.

La eliminación de la necesidad de poseer un dispositivo para jugar a juegos como Halo o Sea of Thieves permite alcanzar cifras masivas de jugadores, especialmente gracias a Xbox Cloud Gaming. El mercado de los móviles es ahora una oportunidad extraordinaria que Microsoft puede aprovechar para dominar el mercado, ya que miles de millones de jugadores tienen acceso a un smartphone. Poder jugar a una amplia biblioteca de títulos en cualquier lugar del planeta con una conexión a Internet lo cambia todo.

Al permitir a los gamers usar juegos de Xbox en la consola, en el PC o a través de la nube, Forza Horizon 5 pudo alcanzar cifras sorprendentes de jugadores: más de 10 millones de jugadores en una semana. Esto simplemente no habría sido posible si el juego fuera una exclusiva de la Xbox Series X/S.

¿Qué más trajo 2021 a los fans de Xbox?

Xbox Series X/S backwards compatibility

(Image credit: Microsoft)

La estrategia de juego universal de Microsoft es clara pero eso no impidió que la compañía también añadiera una tonelada de nuevas características a las Xbox Series X y Xbox Series S durante 2021. Su dashboard ha pasado de 1080p a 4K en la Xbox Series X, han añadido soporte Dolby Vision e incluso el juego en la nube ha llegado a las consolas, lo que significa que aquellos que tengan una Xbox One podrán jugar a juegos exclusivos de nueva generación como The Medium en su consola de 2013.

Microsoft reveló la nueva función FPS Boost en 2021, que elevó la frecuencia de fotogramas de los títulos más antiguos a 60fps o 120fps. También añadió más de 70 nuevos títulos a su programa de retrocompatibilidad en noviembre y varios títulos de Xbox One han recibido optimizaciones gratuitas para Xbox Series X/S, como Destiny 2, Doom Eternal y Hellblade. 

Está claro que Xbox se encuentra en una posición fuerte de cara a 2022, con más impulso detrás de la marca que el que hemos visto desde los días felices de la Xbox 360. Si Microsoft puede seguir ofreciendo juegos de alta calidad y añadiendo nuevas características innovadoras, los oscuros primeros años de la Xbox One pronto parecerán un lejano recuerdo.

Adam was formerly TRG's Hardware Editor. A law graduate with an exceptional track record in content creation and online engagement, Adam has penned scintillating copy for various technology sites and also established his very own award-nominated video games website. He’s previously worked at Nintendo of Europe as a Content Marketing Editor and once played Halo 5: Guardians for over 51 hours for charity. He is now an editor at The Shortcut.