Skip to main content

Windows 10 es un desastre y ésta es la alternativa: el Pixelbook Go

PixelBook Go: el portátil alternativo a Windows 10
(Image credit: Future)

Windows 10 es una verdadera ruina últimamente, producto de una serie de actualizaciones que estropean más de lo que arreglan. Es hora de mirar las alternativas y de enamorarse de un Chromebook — del Pixelbook Go, para ser específicos.

El hecho es que macOS de Apple no está en mejor forma y, aunque Microsoft está intentando mejorar Windows 10 — incluyendo un nuevo explorador de ficheros que saldrá en la primera mitad del 2020 y el rediseño del menú de inicio, inspirado en el de Windows 10X, para la segunda mitad del 2020 — los problemas del sistema operativo de los de Redmond siguen creciendo.

A nivel personal cada vez me irrita más. Por ejemplo, hace poco perdí la habilidad de buscar ficheros y aplicaciones durante todo un día. Y mi leal Dell XPS 13 no para de tener problemas de batería. No sólo dura apenas unas horas cuando lo estoy usando sino que además no es capaz de mantener la carga aunque esté en reposo. Hay veces que lo abro después de un rato en reposo y descubre que la batería está vacía cuando antes estaba llena. Esto no es por el hardware: los portátiles de Windows 10 nunca han sido capaces de mantener su carga tan bien como los MacBooks o Chromebooks.

Así que, harto de estos problemas constantes, un día me decidí a llegar un Pixelbook Go a trabajar en vez el Dell XPS 13.

PixelBook Go: el portátil alternativo a Windows 10

(Image credit: Future)

La gran velocidad del Pixelbook Go

Había leído buenas cosas acerca del Pixelbook Go — nuestro análisis de laboratorio dice que es un portátil excelente y ahora mismo es uno de los mejores portátiles de 2020. Sin embargo, los Chromebook nunca me han convencido realmente. Sí, han avanzado mucho desde las primeras versiones — que eran prácticamente inútiles sin una conexión a internet — pero nunca me han llamado la atención como alternativa de trabajo seria.

¡Qué equivocado estaba! Chrome OS — el motor de los Chromebook — es ahora un sistema operativo en toda regla, con un explorador de ficheros y un escritorio. Todo parece rápido y fluido aunque de vez en cuando haya algún bug aquí o allá.

La posibilidad de utilizar aplicaciones Android es una mejora radical que hace de Chrome OS un sistema operativo infinitamente más útil. Por ejemplo, puedo usar apps como Slack a toda pantalla.

En el día a día, el Pixelbook Go satisface todas mis demandas perfectamente. No eché de menos ni el XPS 13 ni Windows 10 en absoluto. Y el hecho de que el ligero Chrome OS es más rápido y ágil que el hinchado Windows 10 de mi viejo XPS 13 es la guinda de este pastel.

El fantástico teclado del Pixelbook Go

Pero hay otras cosas que me han hecho enamorarme del Pixelbook Go. El teclado, por ejemplo, es excelente. Y aunque el Pixelbook Go y el Dell XPS 13 tengan un tamaño similar, el teclado del Pixelbook Go es mucho más comfortable. La única cosa que no me gusta es que no tenga una tecla física de borrado hacia adelante, como mi Dell. Tuve que buscar el atajo de teclado en internet: hay que pulsar la tecla de Search junto con la de Backspace.

PixelBook Go: el portátil alternativo a Windows 10

(Image credit: Future)

La excelente batería del Pixelbook Go

El Pixelbook Go es también más ligero que el XPS 13 y, aunque el ultrabook de Dell no es pesado, la diferencia es notable cuando lo llevas contigo todos los días.

Y luego está la vida de batería. Una auténtica maravilla. Pasar de un portátil Windows 10 al Pixelbook Go es una revelación. Una carga de batería te dura fácilmente todo el día así que, cuando salgo a cualquier sitio, nunca me preocupo de tener un enchufe a mano.

Y por supuesto, si no lo usas la carga aguanta perfectamente. Incluso cuando lo dejo de utilizar durante varios días, la carga sigue ahí. Es una máquina excelente para llevar en la mochila y tomar notas. Con el XPS 13 ni me lo planteaba porque cada vez que lo sacaba la mayoría de las veces no había batería.

Pero quizás lo mejor sea que, mientras me enamoraba del Pixelbook Go durante las últimas semanas, nunca me ha forzado a instalar una actualización que me rompiera la máquina. Ver a Microsoft descacharrar Windows 10 no me causa placer, pero usar Chrome OS me causaba un gran alivio. Y ahora no me puedo imaginar volviendo a Windows.