Skip to main content

Microsoft, es hora de arreglar este antiguo problema en la Xbox Series X

Xbox Series X profile colors
(Image credit: Shutterstock/Arto Tahvanainen)

Han pasado más de ocho años desde el lanzamiento de la Xbox One. El interfaz de usuario de la consola es prácticamente irreconocible desde la primera versión de 2013, pero un elemento ha resistido obstinadamente: la paleta de colores de perfil disponibles.

En un mundo en el que todos los ratones y teclados son capaces de ofrecer un espectáculo de luces RGB — y en el que muchos consumidores iluminan sus centros de entretenimiento domésticos con LEDs — la falta de opciones de color en Xbox Series X y Xbox Series S llama poderosamente la atención. Es algo que no encaja con la gran cantidad de opciones de personalización que ofrece el resto de la consola. Y desgraciadamente se sigue pasando por alto con cada actualización.

La Xbox Series X y toda la familia de consolas Xbox te permiten cambiar tu foto de perfil, utilizar imágenes como fondo, organizar tus juegos favoritos en grupos y reorganizar toda la pantalla de inicio para adaptarla a tus preferencias.

También puedes elegir entre temas claros y oscuros, cambiar la transparencia de los mosaicos e incluso organizar tus juegos de varias formas útiles. Por ejemplo, ver los títulos optimizados para la Series X.

Aunque la Xbox no es la experiencia de usuario más intuitiva del mundo — especialmente para los nuevos usuarios — hay una atractiva cantidad de ajustes posibles.

Colores verdaderos

Pero cuando se trata de los colores de tu perfil — que están perfectamente integrados en la interfaz de usuario de Xbox — las opciones son restrictivas. Sí, hay 21 colores para elegir, lo que parece mucho, pero el problema es que la mitad de ellos son básicamente idénticos. Tienes un verde claro, un verde más oscuro, un verde azulado, un verde azulado más claro, un púrpura, un púrpura más claro y así sucesivamente. También faltan colores clave, como el negro, el blanco y el amarillo, lo que limita tu capacidad de expresión y la capacidad de hacer juego con tu entorno.

El asunto es más frustrante cuando ves que en Windows 10 hay 48 tipos de colores para elegir. Incluso puedes crear tu propio color de acento personalizado utilizando un selector de color y de brillo. La paleta no admite todos los colores para mantener la claridad del interfaz, pero hay muchas más posibilidades para crear un perfil totalmente a tu gusto.

La vida en Technicolor

Xbox Series X color picker

Viejos amigos para siempre (Image credit: Windows Central)

Incluso los nuevos avatares de Xbox — con sus extraños muslos deformados —ofrecen una gran cantidad de opciones de personalización del color del pelo y de los ojos. ¿Por qué no podemos tener nuevos colores de perfil que funcionen en todo el sistema? Mi nueva tira de luces Philips Hue puede iluminar mi salón para adaptarse a mi estado de ánimo de muchas maneras. Después de usar un acento azul claro en la Xbox durante casi una década me gustaría poder tener nuevas opciones.

Aún es más: los nuevos diseños del mando de Xbox de Microsoft también encienden mi deseo de tener más colores. Lo que yo quiero es inyectar el amarillo neón del nuevo mando Xbox Volt en el panel de control de Xbox, pero la opción más cercana que puedo elegir es un naranja suave que no tiene nada que ver.

Exigir a Microsoft que añada más colores de perfil puede parecer una petición trivial. Y, de hecho, es precisamente por eso por lo que resulta tan irritante que sigamos sólo haya los 21 colores de 2013. Microsoft sólo tiene que igualar las opciones de color disponibles en Windows 10. Eso ya sería un buen cambio. Y además podría usarse para cumplir con uno de los grandes objetivos de Microsoft, que quiere hacer que los ecosistemas de PC y Xbox estén más alineados.

Considera esto un colorido grito de ayuda, Microsoft.

Adam Vjestica

Adam is a Senior Gaming Writer at TechRadar. A law graduate with an exceptional track record in content creation and online engagement, Adam has penned scintillating copy for various technology sites, and also established his very own award-nominated video games website. He’s previously worked at Nintendo of Europe as a Content Marketing Editor and once played Halo 5: Guardians for over 51 hours for charity. (He’s still recovering to this day.)