Skip to main content

Un niño de 10 años demanda a Nintendo

Nintendo Switch Joy-Con drift
(Image credit: TunedIn by Westend61/Shutterstock)

Un gamer de 10 años — ayudado por su madre enfurecida — ha demandado a Nintendo en California. La razón: los fallos prematuros y continuados de los Joy-Cons, los controladores de la consola Switch.

La demanda — que busca convertirse en una acción colectiva o class-action suit — insiste en lo mismo que ya ha demandaron otros en los Estados Unidos: el Joy-Con Drift.

Este molesto error ocurre cuando el controlador detecta movimiento aunque el jugador no está tocando el Joy-Con. Por ejemplo: durante el juego tu personaje puede deambular por la pantalla al azar, seleccionar el objeto incorrecto o tener dificultades para realizar movimientos precisos. 

En otras palabras, Joy-Con Drift hace que parezca que la Switch está jugando sola. La única solución es comprar nuevos Joy-Cons, algo bastante costoso. Y aquellos con un Switch Lite, desafortunadamente, no tienen esa alternativa. Los Joy-Cons de este último dispositivo no son desmontables y pueden experimentar el mismo problema.

Luz Sánchez, la madre del niño de 10 años, explica que le compró el Nintendo Switch a su hijo en diciembre de 2018. El niño experimentó su primer Joy-Con Drift apenas un mes más tarde. Poco a poco, la anomalía se volvió recurrente y la Sra. Sánchez decidió comprr un nuevo par de controladores para su hijo. Al cabo de unos meses, el problema volvió con los nuevos controladores.

Como producto de otras demandas, Nintendo comenzó a reparar Joy-Cons defectuosos de forma gratuita en julio de 2019, incluso después de que expirara la garantía. Muchos jugadores afectados tomaron esta decisión como una admisión implícita del error y sus consecuencias.

Un problema de Joy-Cons

A pesar de la decisión de Nintendo de ofrecer reparaciones gratuitas, los abogados de la familia Sánchez creen que la empresa no cumplió con su deber de prevención y utilizó publicidad engañosa. “La empresa sigue comercializando sus consolas Switch con pleno conocimiento de los hechos y sin avisar a los futuros usuarios de la posibilidad de fallos relacionados con Joy-Cons”, podemos leer en la denuncia actual.

El hecho de que un par de Joy-Cons se venda actualmente por $69,99 y que el reemplazo gratuito de Nintendo no sea tan visible, no ayuda a los japoneses. Por lo tanto, resulta obvio que tarde o temprano Nintendo tendrá que abordar el problema de Joy-Con Drift de una manera más drástica y transparente, antes de verse abrumado por una nueva controversia. 

Más aún cuando nos acercamos a Amazon Prime Day y Black Friday, que ocasionarán una explosión de ventas de ambas consolas.

Y ADEMÁS: Evento Apple iPhone 12: ¿qué más veremos el 13 de octubre?