Skip to main content

Todo el mundo quiere un Apple MacBook y un iPhone para trabajar

Aerial 3.0 app on macOS
(Image credit: Future)

Los Apple MacBook son algunas de las mejores laptops. De hecho, el MacBook Air M1 es ahora nuestro mejor laptop recomendado.  Apple se ha pasado años refinando sus máquinas y la introducción de los procesadores M1, M1 Pro y el M1 Max han cambiado el juego para siempre.

Los trabajadores están de acuerdo: una encuesta realizada por la empresa de gestión de dispositivos Apple Kandji muestra que es más probable que un tercio de los empleados del Reino Unido acepten un trabajo y éste les ofrece un producto Apple para trabajar.

Pero lo más asombroso es que ese porcentaje aumenta al 49% en la Generación Z.

El ultimatum de Apple

"Trabajar desde cualquier lugar es la nueva realidad para las compañías", dice el CEO de Kandji, Adam Pettit. "No es sorprendente que este cambio haya impulsado una mayor adopción de dispositivos Apple en el mercado comercial, en gran parte debido a una mayor confianza en sus características de seguridad. Ante [la huída masiva de trabajadores por la pandemia], las empresas deben ofrecer a sus empleados una mayor variedad de dispositivos de trabajo para atraer a la próxima generación [de trabajadores]".

Los gestores de tecnología en las empresas lo corroboran, según esta encuesta: un 73% afirman de hay un aumento en el número de empleados que piden dispositivos Apple. De hecho, 49% de ellos asegura que Apple es la marca más demandada por los empleados.

La encuesta también muestra que — desafortunadamente para los empleados, y especialmente para la Generación Z — las empresas rara vez ofrecen estas ventajas, por lo menos en el Reino Unido: sólo el 19% de las empresas de este país ofrece dispositivos macOS e iOS como opción.

Hace sólo una década muchos se burlaban de la idea de usar un dispositivo Apple para trabajar. Los MacBook eran percibidos como artículos caros que no ofrecían el soporte de software necesario para algunos trabajos.

En 2022 todo esto ha cambiado. El software para macOS ofrece todo lo que se necesita y su arquitectura de chips han hecho que los Macs sean imbatibles en velocidad por vatio utilizado.

Microsoft, por ejemplo, lleva años invirtiendo mucho dinero en hacer que su suite de Office 365 sea compatible con macOS, iOS y iPadOS, reconociendo que necesita ir a donde están los trabajadores y no esperar que se muden a PC.

Max Slater-Robins has been writing about technology for nearly a decade at various outlets, covering the rise of the technology giants, trends in enterprise and SaaS companies, and much more besides. Originally from Suffolk, he currently lives in London and likes a good night out and walks in the countryside.