Skip to main content

Sony ya está produciendo una PS5 cada 30 segundos

Detalle de la textura de la PS5
(Image credit: Sony)

Según el diario económico japonés Nikkei Asian Review, Sony está ya utilizando su fábrica más eficiente para ensamblar una PS5 cada 30 segundos. Sabíamos que la primera unidad había salido de esta factoría hace dos semanas, pero no teníamos ni idea de que se estaban haciendo tan rápido.

Está claro que no se van a retrasar ni van a quedarse cortos de unidades a finales de año, como la compañía prometió en Mayo.

Según el diario nipón, la fabricación de la PS5 está ya en marcha en la fábrica que Sony tiene en Kisarazu — cerca de Tokyo, al otro lado de la bahía de la capital de Japón.

La fábrica de Sony en acción

La fábrica de Sony en acción (Image credit: Kento Awashima/Nikkei Asian Review)

El arma “secreta” de la PlayStation

La fábrica — que está controlada por el grupo de fabricación de la multinacional japonesa, llamado Sony Global Manufacturing & Operations — está casi libre de humanos, con sólo dos personas para meter placas madres sin nada al principio de la línea de ensamblaje — y dos más para finalizar el empaquetado al final.

Como si de un juego de la PS5 se tratase, el resto de tareas está totalmente dominada por brazos robots articulados fabricados por Mitsubishi Eléctrico y otras máquinas endiabladas que se mueven a velocidad de vértigo. Según el rotativo nipón, la línea de montaje mide 31,4 metros y escupe máquinas listas para enviar a los compradores cada 30 segundos.

En total hay 32 robots, afirma el periodista Yuji Nitta, de los cuales hay 26 que se dedican a conectar cables de todo tipo y conectar otras partes flexibles de las PS4 y ahora la PS5. Estas funciones — que requieren pasos como agarrar, retorcer y colocar — son extremadamente delicadas y generalmente están reservadas a humanos porque son muy complejas de completar para la mayoría de brazos robóticos. Sin embargo, los brazos robots que utiliza Sony colaboran entre ellos para realizar las operaciones como si fueran cirujanos, pero a gran velocidad. 

De hecho, según uno de los ingenieros de la planta, probablemente no hay ninguna otra fábrica que pueda hacer lo que hacen los robots y la línea de ensamblaje de Sony. Y en teoría, y si una nueva ola de la epidemia o un asteroide no lo impiden, ésta sería el arma secreta con la que Sony podría vencer a la nueva Xbox Series X — en lo que a disponibilidad se refiere, claro.