Skip to main content

Sony dice ahora que la PS5 no será la consola más poderosa

(Image credit: God of War/SIE Santa Monica Studio)

¿Será la PlayStation 5 la consola más poderosa del mundo? Quizás — pero Sony no las tiene todas consigo y por ahora no quiere presumir a pesar de que la semana pasada lo dijeran claramente. Lo hizo en un anuncio para un puesto de trabajo. En ese anuncio online, Sony Interactive Entertainment se refirió a su PlayStation 5 como la "consola más rápida del mundo"

El anuncio en cuestión buscaba un gestor de ingeniería senior para los servicios de la nube de la PS5. El texto original decía que la persona en ese puesto de trabajo deberá ayudar a "construir la infraestructura de una nube de siguiente generación”. Y la frase de la discordia: “deberá ser uno de los líderes de un equipo de élite que estás super-excitados para lanzar la siguiente consola más rápida del mundo (PS5) en 2020“. Y ahí lo dejan, quedándose más anchos que largos.

Después de que la noticia se extendiera por internet, el anuncio ha cmabiado. La mención a la PS5 se ha eliminado y ahora simplemente dice que la persona deberá “gestionar los sistemas distribuidos que usan más de 100 millones de consolas PS4 para ofrecer experiencias de videojuegos inmersivas”. 

  • Todos los detalles de la PlayStation 5: precios, lanzamiento y juegos
  • PS5 games: everything we think will come to the console (en inglés)
  • What to expect from the PS5 controller (en inglés)

El tamaño no lo es todo

No soprende mucho que Sony haya tenido que retirar el texto original después de que el anuncio se haya hecho viral en internet. Sony sólo tenía dos opciones: o mostrar los hechos por los que puede afirmar que es más potente o quitar el texto. Y poder afirmar que la PS5 será la consola más potente sin tener el hardware finalizado y si conocer exactamente la potencia de su rival, Xbox Scarlett, es imposible. Sobre todo cuando Microsoft tiene ahora la ventaja: la Xbox One X es más poderosa que la PS4 Pro.

Todo ello a pesar de que los kits de desarrollo para las dos consolas ya están disponibles. El hecho es que, hasta que la Xbox Scarlett y la PlayStation 5 no estén en Best Buy o en Amazon, nadie tiene ni puñetera idea de qué va a pasar.

Lo único que sabemos con certeza son algunas de las características que estas dos consolas comparten: resolución de 8K, ray-tracing en tiempo real y sistemas de almacenamiento sólido en vez de discos duros mecánicos. De hecho, las dos consolas comparten hasta la misa arquitectura de procesador de AMD Zen 2 y la arquitectura gráfica Navi.

Lo más seguro es que la Xbox Scarlett y la PS5 tengan un rendimiento parecido y que lo que realmente marque la diferencia sea las exclusividad de los videojuegos y el ecosistema que consigan crear. Lo demás importa bien poco.

Y luego está el hecho de que esta sea quizás la última generación de consolas que quieras comprar y, en el futuro muy próximo, sólo necesites una pantalla cualquiera y un controlador como con Google Stadia, un proyecto en la nube que tiene como objetivo ser más rápido, potente y gráficamente detallado que cualquier consola que puedas instalar en tu salita de estar.