Skip to main content

Reemplazar la pantalla del iPhone 13 no desactivará el Face ID

iPhone 13
(Image credit: TechRadar)

El iPhone 13 está inmerso en varios problemas, algunos relacionados con la fabricación y la escasez de semiconductores o, la más reciente, el bloqueo de la reparación de pantallas rotas por parte de terceros. 

Es probable que problema de la escasez de procesadores a nivel mundial continúe hasta principios del próximo año pero, en lo que respecta al otro problema, Apple podría haber dado marcha atrás.

Según apunta Ars Technica, Apple podría lanzar una nueva actualización de software para que los talleres de reparación de terceros puedan arreglar las pantallas rotas de los iPhone 13 sin estropeando Face ID. The Verge dice que será así aunque no da ninguna fecha para la llegada de esa actualización.

Este bloqueo levantó ampollas en todo el mundo tras una investigación de iFixit. El blog de reparación probó que el Face ID fallaba varias veces en muchos dispositivos que ejecutaban el iOS 15 y el iOS 15.1. Cualquier intento de arreglar una pantalla agrietada, afirman, inutilizará el Face ID.

iFixit continuó compartiendo vídeos de YouTube de varios casos que confirmaban que numerosos profesionales de la reparación podrían replicar el problema. Esto llevó a una protesta colectiva de las tiendas de reparación de terceros ante el intento de Apple de monopolizar las reparaciones del iPhone. 

El truco de Apple es bastante sencillo: si no se quita un pequeño chip de control de la pantalla original para trasladarla a la nueva, Face ID deja de funcionar. Ese proceso es tan complejo que es imposible de realizar en una tienda normal.

Los talleres autorizados de Apple cuentan con la herramienta de software que puede hacer que el dispositivo acepte una nueva pantalla y también la capacidad de microsoldar utilizando un equipo comprado con ese propósito. Pero el resto de talleres no tiene esta capacidad.

Esto significa que un usuario de iPhone como la pantalla rota tendrá que gastar dinero extra en visitar una tienda autorizada con las herramientas para arreglarla.

Análisis: una victoria para nuestro derecho a arreglar

Apple ha incrementado la dificultad de las reparaciones independientes a lo largo de los años, casi obligando a que los consumidores reparen sus productos directamente a través de Apple en un Proveedor de Servicios Autorizado o en talleres oficiales que forman parte de su programa de Proveedores de Reparaciones Independientes (IRP). Estos últimos tienen herramientas, formación y piezas que vienen directamente de la empresa de Cupertino.

Sin embargo, esto va claramente contra el derecho a la reparación. Este derecho del consumidor se opone directamente a los fabricantes de dispositivos que, como Apple, diseñan deliberadamente sus productos para que sean más difíciles y caros de reparar para los particulares. 

Los legisladores de la Unión Europea llevan años estudiando leyes que eliminen los residuos electrónicos y respalden este derecho del consumidores. El gobierno de EE.UU. — bajo la administración del presidente Biden — está empezando por fin a revisar estas leyes sobre el derecho a la reparación, especialmente para los fabricantes de teléfonos. 

Son buenas noticias porque Apple no es la única empresa que obstaculiza la reparación de terceros. Un artículo de Bloomberg de mayo detallaba cómo el grupo de influencia TechNet — que incluye a Google y Apple — hace lobby para que los legisladores no firmen leyes sobre el derecho a la reparación. Bloomberg también explicaba cómo los gigantes tecnológicos presionan contra este tipo de legislación a nivel estatal, como hicieron Microsoft, Amazon y otros en 2019 contra un proyecto de ley a favor del derecho a reparar del estado de Washington.

La serialización de la pantalla con microcontrolador del iPhone 13 es otra forma de canalizar a los consumidores hacia la reparación exclusiva de dispositivos a través de empresas autorizadas por Apple, algo que limita claramente el derecho de reparación. Esperemos que Apple realmente levante la limitación pronto y que estas limitaciones arbitrarias del hardware vayan cayendo en un futuro [o que la UE y EE.UU. las prohiban pronto — Ed.]

Raj Narayan

A media veteran who turned a gadget lover fairly recently. An early adopter of Apple products, Raj has an insatiable curiosity for facts and figures which he puts to use in research. He engages in active sport and retreats to his farm during his spare time.