Skip to main content

Razer y Qualcomm 'clonan' la Nintendo Switch pero no la puedes comprar

Qualcomm Razer Snapdragon G3X
(Image credit: Quallcomm / Razer)

Qualcomm y Razer han creado una consola de juegos portátil similar a la Nintendo Switch. Pero no la podrá comprar nadie excepto los desarrolladores que quieran prepararse para una futura consola portátil basada en este modelo de desarrollo.

Apropiadamente llamada Snapdragon G3x Handheld Developer Kit, es una consola pensada para que los desarrolladores experimenten con la creación de juegos móviles más allá de los smartphones — una especie de "preplataforma" pensada para que los desarrolladores y los estudios de juegos se familiaricen con una nueva clase de consola antes de que llegue al mercado.

No es una gaming desktop reducido como la Steam Deck sino una máquina diseñada desde cero para ser portátil. Usa el nuevo chip Snapdragon G3x Gen 1, el primero de una línea completamente nueva de chipsets de Qualcomm dedicados a los juegos. Su nombre la misma convención que el recién anunciado Snapdragon 8 Gen 1 para celulares.

Esta plataforma está centrada en los juegos móviles, presumiblemente usando los mismos juegos que se pueden encontrar en la Google Play Store o la Apple App Store pero con mejores especificaciones técnicas así como hardware dedicado: botones y palancas analógicas diseñadas para evitar tener que usar controles virtuales en pantalla.

Qualcomm Razer Snapdragon G3X

(Image credit: Quallcomm / Razer)

La historia está llena de consolas portátiles fallidas, desde la Sega GameGear, la Atari Lynx o la Sony PSP a la reciente Nvidia Shield Portable. Aparte de las consolas de Nintendo, desde la GameBoy a la Nintendo Switch, ninguno ha durado mucho. Últimamente esto se ha debido en parte a la omnipresencia de los smartphones, que han bajado el listón. Mucha gente no encuentra justificación en gastar mucho más dinero en algo que usa casi los mismos juegos que el teléfono ni en cargar con otro dispositivo sólo para jugar cuando ya lo tiene todo en el celular.

Qualcomm cree que ahora puede haber una progresión natural a las consolas dedicadas, sobre todo para que sus nuevos chipsets Snapdragon G3x puedan alimentarlas. 

El fabricante de chips se mostró indiferente cuando — durante una rueda de prensa — se le preguntó  si la Snapdragon G3x llegaría al mercado. Si llega un fabricante que quiera tomar este concepto y fabricar dispositivos de consumo, Qualcomm podría estar interesada en colaborar. Pero también estará encantada de venderles los componentes que ya han probado e implementado en este dispositivo para usarlo en otra consola diferente.

Qualcomm Razer Snapdragon G3X

(Image credit: Quallcomm / Razer)

¿Qué es la Snapdragon G3x Handheld?

El Snapdragon G3x Handheld Developer Kit es, esencialmente, una plataforma de juegos para smartphones con mandos dedicados. No es un concepto nuevo. La Steam Deck y la Nvidia Shield Portable ya lo han hecho. 

Ya existen complementos que convierten algunos teléfonos en máquinas de videojuegos portátiles — como el Kunai Gamepad para el Asus ROG 5 o mandos envolventes como el Backbone y el Razer Kishi — pero el Snapdragon G3x Handheld no sirve como teléfono en absoluto. 

El Snapdragon G3x Handheld comparte algunas cosas con los buenos teléfonos: OLED Full HD Plus de 6,65 pulgadas con HDR de 10 bits y una tasa de refresco de 120Hz, cámara web de 5MP a 1080p y su sistema operativo Android. Además, cuenta con conectividad móvil, lo que permite a los jugadores llevarse la consola a cualquier parte y jugar en cualquier lugar donde podrían hacerlo con un teléfono.

Pero Qualcomm también ha introducido algunas novedades. Aunque no disponemos de mucha información sobre el chipset Snapdragon G3x Gen 1 dentro de la G3x Handheld, la compañía afirma que éste procesador potenciará la tecnología háptica avanzada y otros extras, algo que debería elevar la experiencia de gaming por encima de lo que se siente al jugar en un teléfono.

La GPU Adreno también dispondrá de drivers actualizables. Los teléfonos con chips Qualcomm han podido descargar actualizaciones de la Play Store para sus GPU Adreno — desde el Snapdragon 865. Pero, según Android Authority, eso requiere que los fabricantes de teléfonos personalizaran y publicaran esas actualizaciones para sus dispositivos. Para un posible fabricante de consolas portátiles, esto sería mucho más fácil.

Qualcomm Razer Snapdragon G3X

(Image credit: Quallcomm / Razer)

El hardware es obviamente más adecuado para jugar. Razer ha diseñado la consola con Qualcomm, por lo que se puede explicar todo, desde las empuñaduras del mando en ángulo, los botones y los sticks para el pulgar hasta el sistema de refrigeración por aire que toma aire frío de la parte trasera de la consola y expulsa el aire caliente por la parte superior.

La consola cuenta con un puerto USB-C en su parte superior para transmitir 4K HDR con hasta 144Hz a un televisor o monitor compatible conectado, lo que le permite jugar en una pantalla grande como si fuera una Nintendo Switch en su dock pero en 4K. El puerto también puede conectarse a un "visor XR" (gafas de realidad aumentada), que Qualcomm cree que despegarán en los próximos años.

El G3x Handheld también cuenta con altavoces de 4 vías, una cámara web de 1080p para streaming y micrófonos en el centro y la parte superior del dispositivo. Al menos una de sus versiones se conecta también a la red celular sub-6 y mmWave 5G, algo que permite el juego móvil más rápido posible junto con WiFi 6E.

Qualcomm Razer Snapdragon G3X

(Image credit: Quallcomm / Razer)

Otra cosa que hace que la consola destaque por encima de otros periféricos es el software AKSys Games Localization, que mapea automáticamente los controles en pantalla a los botones y los sticks de la G3X.

Si has jugado antes con periféricos de juego para teléfonos, sabrás lo difícil que es que las pulsaciones de los botones se sincronicen con los controles de la pantalla. Si Qualcomm y Razer consiguen que esto funcione siempre sin problemas, podría hacer que esta plataforma sea lo suficientemente atractiva como para justificar el gasto y las molestias de llevar otro cacharro más encima.

La G3X parece una forma impresionante de mejorar los juegos Android para aquellos que tengan el dinero extra.

Qualcomm Razer Snapdragon G3X

(Image credit: Quallcomm / Razer)

La esperanza de una nueva consola

El Snapdragon G3x Handheld es ciertamente un dispositivo extraño para anunciar públicamente desde la perspectiva del consumidor. Pero lo que Qualcomm quiere ahora es que los desarrolladores de juegos y los posibles productores de consolas se crean que este nicho de productos no sólo es posible, sino inevitable y necesario. La empresa está apostando por ello con una línea de chips completamente nueva.

La G3x Handheld ofrece la gran librería de juegos ya existente en Android, así como la libertad de ofrecer un montón de características extra, como la mencionada compatibilidad con las gafas XR.

Al final, según Qualcomm y Razer, la G3x Handheld es un 'presagio'. Los juegos para móviles representaron el 52% de los 175.000 millones de dólares que ingresó la industria mundial del juego el año pasado. Es un número que no hace más que crecer: en comparación, el PC supuso el 21% y las consolas sólo el 28%. Los juegos para móviles seguirán evolucionando la G3x Handheld puede ser una de las maneras en que los fabricantes de dispositivos podrían aprovecharse de ese mercado con una nueva forma y utilidad.

David is now a mobile reporter at Cnet. Formerly Mobile Editor, US for TechRadar, he covered phones, tablets, and wearables. He still thinks the iPhone 4 is the best-looking smartphone ever made. He's most interested in technology, gaming and culture – and where they overlap and change our lives. His current beat explores how our on-the-go existence is affected by new gadgets, carrier coverage expansions, and corporate strategy shifts.