Skip to main content

Quién es Baby Yoda

(Image credit: Disney/Lucasfilm)

¿Quién es Baby Yoda? ¿Qué es? ¿De dónde viene? No tenemos ni puñetera idea.

El personaje de “The Child” en The Mandalorian — la nueva serie de Star Wars en la plataforma de streaming Disney+ — es un misterio. Aunque la gente le llame “Baby Yoda” no sabemos si está relacionado o no con el gran maestro Jedi que entrenó a Luke Skywalker.

Antes de su estreno, The Mandalorian había sido anunciada como una serie que cuenta las aventuras de un caza-recompensas humano (Diego Luna), educado y entrenado por la raza de guerreros Mandalorian. Un tipo duro pero con buen fondo, como unos buenos frijoles con chorizo, al estilo de esos personajes del oeste que interpretaban en el desierto de Almería actores como Clint Eastwood o Bud Spencer y Terence Hill. 

Pero este spaghetti western ambientado en una galaxia muy, muy lejana no ha sido un éxito total sólo por su protagonista sino por un personaje secundario que le ha comido la tostada. 

Desde su debut, el pequeño Baby Yoda aka The Child ha causado sensación y miles de memes en internet, alimentadas por varias generaciones de gente que parece no tener ni oficio ni beneficio. También se ha convertido en el objeto de deseo de niños y adultos, que suspiran por conseguir un juguete que, por desgracia, no llegará hasta bien entrado el año que viene.

Pero al grano: ¿qué leches es un Baby Yoda y cómo encaja en el universo Star Wars?

(Image credit: Disney/Lucasfilm)

¿Qué sabemos de Baby Yoda?

Poca cosa:

Primero, que es una presa codiciada por The Client, un misterioso agente del antiguo Imperio Galáctico, que se derrumbó unos años antes con la destrucción de el emperador Palapatine y la Estrella de la Muerte II. 

Segundo, que este cliente contrata a nuestro protagonista — junto varias docensas de cazarecompensas más — para conseguir al niño. 

Tercero, que lo prefieren vivo aunque, según un científico imperial, muerto también les sirve.

Cuarto, que ese científico imperial está intentando extraer algo de The Child antes de que, después de un cambio de opinión debido a su pasado como niño víctima de la guerra, The Mandalorian decide rescatar a Baby Yoda y se carga a todo el mundo que hay en el zulo de imperiales.

Quinto, que aunque tiene 50 años, es un bebé.

Sexto, que puede usar la Fuerza aunque sea un bebé y sin ningún entrenamiento, según parece. Eso quiere decir que sus niveles de poder son excepcionales.

¿Es Baby Yoda un clon?

No lo sabemos. Según ”expertos” en el mundo Star Wars, el doctor que intenta sacarle algo — ¿la sangre? ¿un trozo de materia orgánica? — es un experto en clonación del planeta Kamino, por lo menos según la insignia que luce en la pechera. Al fin y al cabo, el universo Star Wars tiene la clonación muy presente a todos los niveles, incluyendo una guerra llamada la Guerra de los Clones. Quizás Baby Yoda sea un clon hecho con las células del Yoda que todos conocemos.

Pero, por otra parte, Baby Yoda habría “nacido” dos décadas antes de esa guerra, por lo que no podemos asegurar nada. Quizás el Dr. Pershing lo que quiere es clonar al pequeño Yoda.

Otra teoría dice que The Child es el hijo de dos Jedi, el maestro Yoda y Yaddle. Pero eso es raro porque las reglas de la orden de caballeros Jedi prohiben el romance a sus miembros — y mucho más entre sus miembros.

Otros dicen que podría ser la reencarnación de Yoda, pero sabemos que The  Mandalorian ocurre varios años antes que la tercera trilogía, En las películas podemos ver el espíritu de Yoda, así que no puede ser la reencarnación.

Y otros tantos más apuntan que Baby Yoda no tiene padre y a ti te encontré en la calle y que los midiclorians — las estúpida idea de George Lucas que dice que la fuerza está producida por unos microbios — son los responsables de su creación, como si fuera un Anakin Skywalker orejotas y enano.

La última teoría es que Baby Yoda sea un bebé más de la raza de Yoda, robado en algún sitio.

¿Y cómo se llama la raza de Yoda?

(Image credit: Disney/Lucasfilm)

No tenemos ni idea, algo que es raro porque George Lucas y sus compinches siempre le ponen nombre a todo lo que pillan y puedan vender, por muy pequeña que sea su importancia. Por ejemplo: la especie del bicho que se intenta comer a Luke en el compactador de basura de la primera Estrella de la Muerte recibió poco después del éxito de Star Wars el nombre de dianoga. O el gusano que se quiere  comer al Millennium Falcon en The Empire Strikes Back es de la especie exogorth. 

Pero de Yoda nadie sabe nada. De hecho, cuando Lucas vendió su compañía a Disney, hay una cláusula estricta que dice que nadie puede indagar en quién es Yoda. Lucas, cuando le preguntan, dice que es el hijo secreto de Miss Piggy y Kermit, de The Muppets.

Lo único que podemos inferir de lo que hemos visto en la serie y las películas, es que hay pocos miembros de esta especie (sólo conocemos tres: Yoda, Yaddle y The Child) y que todos son poderosos en la Fuerza.

¿Y a mí todo esto qué me importa?

Begun, the merchandising has. 

Begun, the merchandising has.  (Image credit: Hasbro)

Si estás leyendo estas líneas, algo te importará. Por lo menos lo suficiente para saber más, cuerpo jota. Varios millones de personas comparten, cuanto menos, tu curiosidad. Y varios millones más son fans acérrimos del personaje.

¿Es Baby Yoda la versión de 2019 de los malditos Ewoks?

(Image credit: Hasbro)

Puede. Está claro que Star Wars es un máquina de hacer dinero y los juguetes de Star Wars se venden como churros. En el Retorno del Jedi, los Ewoks iban a ser Wookies. Y en vez de luchar haciendo el payaso, la idea es que las batallas en el bosque de Endor fueran como una batalla de Vietnam. Pero claro, eso no vende juguetes y el vendido de George Lucas se decidió por los Ewoks.

Disney, si lugar a dudas, también debe pensar lo mismo pero aquí todo parece tener mucho más sentido. La historia sigue los cánones del cine del oeste, donde muchas veces hay un duro protagonista que tiene que hacerse cargo obligatoriamente de un personaje desvalido. En este caso es lo mismo: un bebé con el que nuestro protagonista se identifica por su pasado.

Y además, si Baby Yoda sólo fuera una idea hecha para hacer juguetes, Disney habría perdido una oportunidad de oro estas navidades para ganar varios millones de dólares vendiendo muñecos, pijama, videojuegos y todo tipo de juguetes. En vez de eso, los juguetes no estarán disponible hasta la primavera de 2020.