Skip to main content

Por qué merece la pena comprar una pantalla ultra-ancha

The best HDR monitors
(Image credit: Samsung)

Hay cientos de pantallas diferentes para gamers, con todo tipo de tamaños, resoluciones velocidad de refresco, tecnologías de visualización y proporciones.

Una de los más populares en los últimos meses es la pantalla ultra ancha. Estos monitories son mucho más envolventes y además pueden aumentar la productividad cuando estás trabajando. Pero, ¿merece realmente la pena la inversión de dinero y el espacio?

Qué es una pantalla ultra-ancha

La relación de aspecto más habitual de una pantalla es la de 16:9. Es también la que ofrecen la mayoría de los televisores.

Las nuevas pantallas ultra anchas ofrecen por lo menos 21:9, que es una relación más extrema. En lugar de una pantalla de 1.920 x 1.080 de los 16:9, con una 21:9 tendrías 2.560 x 1.080 pixels.

Las hay que van aún más lejos. La Samsung Odyssey Neo G9 ofrecen una alucinante relación de aspecto de 32:9, lo que da una resolución de 5.120 x 1.440. Estos monitores súper-ultra-anchos realmente ocupan absolutamente todo tu campo de visión.

AOC Agon AG493UCX

(Image credit: Truls Steinung)

Cuáles son las desventajas de las pantallas ultra-anchas

Todo esto suena muy bien, sin duda, pero no todo son ventajas para los monitores ultra anchos. Hay muchos factores que pueden hacer que algunas personas se lo piensen dos veces antes de comprar una pantalla de este tipo.

El tamaño es uno de los más importantes. Es difícil encontrar un monitor ultra ancho que mida menos de 34 pulgadas. Incluso cuando son curvos — y muchos lo son — ocupan mucho espacio horizontal en el escritorio. Por ejemplo, el monitor ultra ancho que usamos todos los días en mi casa — el AOC Agon AG352UCG6 Black Edition — mide casi 34 pulgadas en horizontal. Si tienes un escritorio pequeño, es imposible usar una pantalla así.

También son más difíciles de "alimentar". Un monitor de 1440p ultra ancho tiene una resolución de 3.440 x 1.440, un 34% más de píxeles que su homóloga de 16:9 con 2.560 x 1.440. Con esa resolución te acercas bastante al 4K, así que vas a necesitar una tarjeta gráfica potente para que funcione.

Y si vas a comprar la pantalla para jugar principalmente a un juego de PC favorito, deberás comprobar que el juego admite resoluciones ultrapanorámicas. La compatibilidad con resoluciones ultrapanorámicas es cada vez mejor pero todavía hay muchos juegos populares que muestran grandes barras negras verticales a ambos lados de la pantalla. 

Por ejemplo: Overwatch, Paladins e incluso Psychonauts 2 son juegos que se ciñen a una relación de aspecto estricta de 16:9. Algunos títulos multi-jugador bloquean esta relación de aspecto porque los desarrolladores (o la comunidad de gamers) creen que dan una ventaja competitiva injusta. Y en muchos juegos no competitivos a veces la compatibilidad con la resolución ultra ancho sencillamente no existe.

alienware monitor on a desk with a pink background a white keyboard

(Image credit: Future)

Merecen la pena

Pero todo esto no significa que no merezcan la pena. Ni mucho menos.

De hecho, nos molesta tener que mantener un viejo monitor de 16:9 para hacer pruebas. Preferimos usar un monitor ultra ancho para todo. Los mejores monitores ultrapanorámicos son excelentes para todo, desde jugar a videojuegos hasta trabajar.

Esto es especialmente cierto en juegos de rol, donde tener más espacio en la pantalla te permite poner los elementos de la interfaz de usuario fuera de la vista del juego, sin oscurecer nuestra visión de lo que está sucediendo en la acción. El Final Fantasy XIV, que te permite reorganizar por completo todos los elementos de su interfaz de usuario, es un buen ejemplo. Los viejos tiempos en los que los jugadores de MMO tenían toda la acción oculta detrás de un lío impenetrable de elementos de la IU se han acabado. Más aún con un monitor ultra ancho.

Además, usar un monitor ultra ancho para trabajar es un sueño hecho realidad. Es como tener dos monitores normales pegados, pero mucho más cómodo y envolvente. Si dependes de varios monitores para hacer tu trabajo, estas pantallas  ultra-panorámicas pueden ahorrarte espacio: sólo tienes que preocuparte de un soporte y no hay una barrera espacial entre dos o tres pantallas.

Y como la mayoría de nosotros no utilizamos nuestros PCs sólo para jugar, al final las ventajas son mucho mayores que tener una 16:9. Si tienes que jugar con barras, pues no queda otra. De hecho, no es de extrañar que tanta gente se decante por estos monitores. Sin duda, te recomendamos que pruebes uno por ti mismo para que veas lo cómodos que son.

Jackie Thomas

Jackie Thomas (Twitter) is TechRadar's US computing editor. She is fat, queer and extremely online. Computers are the devil, but she just happens to be a satanist. If you need to know anything about computing components, PC gaming or the best laptop on the market, don't be afraid to drop her a line on Twitter or through email.