Skip to main content

5 vídeos que te harán querer un Motorola Razr

(Image credit: Future)

Después de ver estos cinco vídeos, estoy convencido de que el Motorola Razr será el primer celular plegable que merece la pena comprarse. De hecho, tengo ganas de reemplazar mi Xiaomi Mi Mix 3 por el Razr ya mismo.

No sólo es un diseño bonito que ofrece una comodidad que los celulares actuales no tienen, sino que además es un diseño muy inteligente. Atended!

El diseño general

Esto es sólo un aperitivo, un vistazo general de mucho de lo que ya sabíamos sobre el nuevo Razr: un display de 6.2 con formato de cine ultra-wide, pantalla externa que te permite ver notificaciones y otras cosas, cámara con modo nocturno y batería que, según Motorola, te durará todo el día.

Lo que viene en la caja — y la propia caja

Aquí es donde las cosas se ponen todavía más interesantes. La caja en sí misma es parte de la experiencia del Razr. Según parece no sólo sirve para empaquetar el celular sino que además la puedes usar de plataforma para tu mesita de noche. No sólo eso: está diseñada para amplificar el volumen de forma pasiva.

Otros detalles son un estuche para llevar todos los accesorios sino que te bailen por la bolsa o el bolsillo, cargador rápido USB-C, auriculares USB-C especialmente diseñados para el Razr y la clásica transferencia de datos de Google que te permite pasar de tu celular actual al nuevo Razr sin dolores de cabeza.

Los trucos del Razr

Otra cosa que está muy bien del Razr son los pequeños detalles que Motorola llama “experiencias”.

Por supuesto, el interfaz no utiliza los botones clásicos de Android, sino la navegación sin botones típica del iPhone X, el último Pixel o los flagships más recientes de otras marcas.

Pero lo que más me gusta son los gestos. Por ejemplo: si lo agitas dos veces como si cortaras dos rodajas de tomate, se activa la linterna. Puedes hacer capturas de pantalla usando tres dedos (algo que también hacen otros celulares basados en Android, como el de Xiaomi). Además, si rotas el teléfono con la muñeca un par de veces, se activa la cámara de forma automática.

También puedes usar la pantalla externa para ver y responder mensajes.

La pantalla externa “Quick View”

De hecho, la pantalla externa tiene su video aparte. Llamada Quick View, tiene muchas funcionalidades. Tantas que quizás puedas pasar el día entero sin ni siquiera abrir el celular.

Integrada en el chasis de cristal exterior, la pantalla aparece de la nada para mostrar la hora y muchas cosas más. Por ejemplo, puedes controlar tu música de forma muy sencilla, previsualizar llamadas y responderlas, y responder a mensajes sin tener que escribir, sencillamente al dictado usando tu voz.

También te permite hacer pagos móviles por Google Pay sin tener que abrir el celular y acceder a todas las funciones del asistente de Google.

Otra función muy interesante es la de hacerte selfies con la cámara principal, que está alineada con la pantalla Quick View. Es decir, que el selfie tiene la misma calidad que una foto normal.

La cámara también tiene truquetes

No sólo soporta modo retrato con luz simulada de estudio y otro modo de fotografía nocturna, sino que añade dos trucos interesantes.

Uno es el reconocimiento de gestos con la mano. Por ejemplo, si quieres hacer una foto con temporizador sólo tienes que mostrar la palma de tu mano como diciendo “un momento”. No hay necesidad de buscar una opción por menús y activar el temporizador como en otros celulares.

La cámara también hace uso de la pantalla Quick View para hacer fotos de niños. En ese modo, la pantalla muestra una cara de dibujos animados que empieza a hacer gestos para llamar la atención del niño y que así mire al objetivo.

Otro modo es el “Spot Color”, con el que puedes elegir un color de la imagen (en el vídeo, el azul de una chaqueta) y hacer que el resto de la imagen se torne a blanco y negro. Y el modo “Cinemagraph” permite realizar fotos en las que una parte seleccionada por el usuario está en movimiento mientras que el resto se mantiene estático.

Un punto en contra

El último vídeo te habla sobre cómo mantener tu Razr en buenas condiciones. Los consejos son variopintos. Los más lógicos, como no guardar el celular en tu bolsillo sin haberlo cerrado antes, o no usar objetos punzantes contra la pantalla de plástico son obvious. 

Pero hay uno que te deja mosqueado: Motorola advierte que, al ser una pantalla flexible, puede presentar algunos defectos. En nuestras pruebas no hemos visto ninguno, pero para ser un teléfono de $1.500, la verdad es que es una advertencia que no hace ni puñetera gracia.

La dolorosa

Hablando de precio, eso es lo único malo de esta maravilla tecnológica. Es un celular con un diseño y funcionalidad excelente, aunque no tenga el último procesador o las cámaras más avanzadas. Esto no importa mientras el Razr sea ágil y haga todo lo que tú quieres.

Y si eso es lo que realmente te importa, aunque sean $1.500, te lo podrás comprar a plazos. Está claro que el Razr será el gadget deseado por todos en 2020 — con el permiso del Samsung Galaxy Z Flip.