Skip to main content

Por qué el nuevo Capitán América asegura el futuro de Marvel pase lo que pase

Sam Wilson (Anthony Mackie) as Captain America in The Falcon and the Winter Soldier.
(Image credit: Marvel/Disney)

Si hay algo inevitable en todas las franquicias cinematográficas es que, tarde o temprano, uno o varios de sus actores principales abandonarán el proyecto por conflictos de agenda o porque no pueden más. Lo más fácil es substituir a los actores pero Marvel tiene una idea mucho mejor.

La opción más sencilla siempre ha sido cambiar el reparto silenciosamente y fingir que nada ha cambiado (como Becky en Roseanne, la tía Viv en The Fresh Prince of Bel-Air y numerosos personajes de Juego de Tronos). Pero se corre el riesgo de que los espectadores desconecten. 

Otra opción es hacer como los productores de James Bond, que prefieren hacer del cambio un evento mediático y una oportunidad para llevar la franquicia en una nueva dirección.

La solución más ingeniosa es quizás la que los guionistas de Doctor Who consagraron en el canon de la serie en 1966: los Señores del Tiempo pueden regenerarse en nuevos cuerpos. Más de cinco décadas después, el personaje de ciencia ficción más famoso del Reino Unido ha sido interpretado por 13 (o 14, si se quiere ser pedante) actores diferentes y nadie protesta.

Y ahora tenemos el método Marvel.

Sam Wilson (interpretado por Anthony Mackie) podría estar a punto de asumir el papel de Capitán América 4 tras haber heredado el escudo de Steve Rogers en el final de El Halcón y el Soldado de Invierno. Marvel no ha tenido que recurrir a "reboots", explicaciones mágicas o al nuevo multiverso de Marvel. Su solución es de sentido común.

Iron Man 3

No habrá más Tony Stark, pero su legado seguirá (Image credit: Disney/Marvel Studios)

Asegurando el futuro

La respuesta está de nuevo en los cómics: nuevos personajes que toman el relevo de los antiguos y se enfundan sus trajes. 

Sam Wilson se convertirá en el nuevo Capi. Miles Morales será el nuevo Spiderman, Amadeus Cho se convertirá en el nuevo Hulk. Jane Foster será la nueva Thor. Y Riri Williams tomarán el relevo de de Iron Man.

Esta estrategia garantiza que las "marcas" de los superhéroes no terminen nunca y además introduce la oportunidad de añadir diversidad racial a un universo eminentemente blanco. Además, ayudará a introducir nuevos temas y conflictos porque el personaje de Morales no tendrá los mismos problemas personales o la personalidad de Peter Parker.

Gracias a la ingeniosa planificación de la "sucesión" en Marvel, la pérdida de Robert Downey Jr. y Chris Evans no debería suponer un problema para la continuidad del universo como sí lo fueron los reboots de X-Men o Superman, por ejemplo.

Cuando Peter Parker se retire, Miles Morales tomará su lugar

Cuando Peter Parker se retire, Miles Morales tomará su lugar (Image credit: Marvel Studios / Sony Pictures)

Hay vida después de Stark

Downey, en particular, hizo tan suyo a Tony Stark que es imposible imaginar a nadie más interpretando a ese personaje. Kevin Feige y Marvel han esquivado el dilema por completo al incorporar a Ironheart (interpretada por Dominique Thorne) en la película Black Panther: Wakanda Forever así como su próxima serie de televisión en Disney Plus. Iron Heart es la heredera de Stark (mucho más que Spider-Man).

El MCU podría hacer como DC y reiniciar la historia de Tony Stark como lo han hecho con Batman cuatro veces. Pero, ¿para qué si puedes continuar el legado de 13 años de narración? ¿Para qué devaluar el sacrificio de Stark en Avengers: Endgame?Además, Marvel ya tiene What If...? para reinventar a sus personajes populares, lo que haría que los reboots cinematográficos fueran redundantes. 

Es una estrategia que puede funcionar muy bien. Para que preservar su activo más importante — la continuidad épica del universo — los más importante es que dar prioridad a las supermarcas en lugar de a los actores.

No nos dimos cuenta en su momento, cuando el Sam Wilson aceptó en convertirse en el Capitán América en El Halcón y el Soldado de Invierno. Pero está claro que éste es el camino para asegurar el futuro del MCU como la mayor franquicia de cine y televisión del universo conocido. 

Es posible que Jane Foster sea la siguiente después de Iron Heart y que sea la salida de Chris Hemsworth de su memorable papel. De Tom Holland sabemos que tiene su carrera limitada, pero es de imaginar que Sony y Marvel decidan introducir a Miles Morales en vez de coger un nuevo actor para hacer de Spider-Man una vez más.

Marvel Studios lleva mucho tiempo redefiniendo la forma en que vemos las películas de superhéroes y las series de televisión. Y ahora parecen tener la clave para que tengamos Universo Marvel en el cine durante tanto tiempo como en el papel.