Skip to main content

Por fin, Microsoft ha arreglado tres de los problemas más graves de Windows 10

(Image credit: Microsoft)

Al fin, Microsoft ha lanzado una serie de parches que solucionan tres de los peores problemas que afectaban a Windows 10.

Los arreglos solucionan errores serios con OneDrive así como el arreglo del servicio de impresión que había sido torpedeado por una serie de parches de seguridad y los gremlins responsables de reinicios forzados que ocurrían de forma aleatoria.

Como apunta Windows Latest, todos estos dólores de cabeza se curan — por lo menos en teoría — con los dos últimos parches de Windows 10: el parche KB4565503 si tienes instalado la actualización de mayo de 2020 y el parche KB4565483 si tienes instalado la actualización de noviembre de 2019 o mayo de 2019.

El problema con OneDrive sólo pasa con aquellos que hayan actualizado a la versión de mayo de 2020 de Windows 10.

Microsoft afirma que la actualización acumulativa KB4565503 hace lo siguiente: “Resuelve un problema que podría impedir la conexión a OneDrive usando la app de OneDrive. Este problema ocurre en PCs antiguos o en PCs con aplicaciones antiguas que usen el viejo sistema de filtrado de ficheros. Esto resultaba en la imposibilidad de que estos dispositivos descargasen nuevos ficheros o no pudieran abrir ficheros que hayan sido sincronizados o descargados previamente”.

Arreglos de impresión

El gran problema con la impresión apareció en las actualizaciones cumulativas del mes de junio y, aunque Microsoft sacara un pequeño parche justo después, éste debía aplicarse de forma manual. Pero como prometió la compañía, el arreglo se instalará ahora de forma automática con la actualización cumulativa de julio pertinente.

Microsoft también recalca que hay una solución para otro problema de impresión que previene que algunas aplicaciones puedan imprimir documentos con grandes gráficos. 

Finalmente, Microsoft también ha eliminado un bug que hacía que Windows 10 se reiniciase de forma aleatoria debido a un conflicto con un proceso llamado Local Security Authority Process. Los usuarios que sufren este problema reciben un mensaje al azar diciendo que su PC se va a reiniciar: “A critical system process, C:\WINDOWS\system32\lsass.exe, failed with status code c0000008. The machine must now be restarted.”

Ese problema es muy serio, así que nos alegramos de que lo hayan solucionado.