Skip to main content

Por favor, hagas lo que hagas, no uses estas contraseñas

Passwords
(Image credit: Shutterstock)

Elegir una contraseña es realmente difícil, sobre todo cuando vivimos en una era en que los accesos ilegales a datos privados personales y corporativos son lo habitual. Por eso nosotros siempre recomendamos obtener un administrador de contraseñas, como 1Password o LastPass o incluso simplemente usar el Keychain de iCloud de Apple. Pero, para la mayoría de las personas, una contraseña con algunas variaciones suele ser la norma — y la receta para el desastre.

Un nuevo estudio realizado por la empresa de pagos con tarjeta Dojo analizó 100.000 contraseñas del Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) del Reino Unido para encontrar puntos en común. Encontró que las personas usan principalmente variaciones de la misma contraseña, quizás con un conjunto diferente de números o caracteres substitutos. 

El estudio tiene como objetivo ayudar que la gente pueda evitar al menos las peores contraseñas que se pueden elegir hoy en día.

Loe mejor y lo peor

Como parte del estudio, Dojo encontró algunas tendencias bastante interesantes. Para empezar, son habituales los nombres de mascotas y los términos de cariño (como "love", "baby" o "angel"). Estos son seguidos, en orden, por nombres propios, animales, emociones y comida.

De estos, Dojo desglosó los ejemplos más populares. Para los nombres propios eran Sam, Anna y Alex, y para los animales perro y gato.

Las marcas — como Apple, LinkedIn y Google — también ocupan un lugar destacado en la lista, ocupando el puesto 12 en la lista. Las marcas de automóviles también son especialmente populares, con Ford, Honda y Audi en la parte superior de la tabla.

Pero según la NCSC, las contraseñas más populares en general son: 123456 (23,2 millones de usuarios), 123456789 (7,7 millones de usuarios), Qwerty (3,8 millones de usuarios), Password (3,6 millones de usuarios) y 1111111 (3,1 millones de usuarios).

Así que por favor evita estas contraseñas y diles a tus amigos y familiares que hagan lo mismo.

Max Slater-Robins has been writing about technology for nearly a decade at various outlets, covering the rise of the technology giants, trends in enterprise and SaaS companies, and much more besides. Originally from Suffolk, he currently lives in London and likes a good night out and walks in the countryside.