Skip to main content

El diseño de la PS5 podrá cambiarse fácilmente gracias a sus paneles laterales desmontables

(Image credit: Giuseppe Spinelli)

Buenas noticias: quiera o no quiera Sony, al parecer podrás cambiar el infame diseño de la PS5 en medio minuto y sin herramientas gracias a sus paneles laterales fácilmente desmontables.

Por lo menos es lo que parece según estas fotos publicadas en el foro asiático A9VG descubiertas por un usuario de Resetera. Los paneles laterales intercambiables explicarían a la perfección los comentarios del vicepresidente de experiencia de usuario de la PS5, Matt MacLaurin, que dijo que la nueva consola tendría opciones de personalización como nunca antes se había visto.

Los paneles laterales desmontables de la PS5

Los paneles laterales desmontables de la PS5 (Image credit: A9VG)

Las fotografías indican claramente que el anclaje de los paneles hacen que sea fácilmente desmontables de forma manual y sin herramientas. Sencillamente requerirían algo de presión en la dirección adecuada para quitarlos y cambiarlos por otros.

(Image credit: A9VG)

Esto significaría que Sony podrá cambiar fácilmente el aspecto físico de la consola — minimizando su infame estética de router Wi-Fi de AliExpress — añadiendo nuevos paneles a la cadena de producción. MacLaurin explicó en su post de LinkedIn (via VG247) que los fans de la PS5 podrán comprar “ediciones especiales incluso más bonitas que la original". 

De hecho, Sony podría vender paneles por separado como complementos, junto a nuevos juegos y exclusivas, para que los usuarios pudieran personalizar su PS5 como les diera la gana cuando les diera la gana.

(Image credit: A9VG)

La pregunta ahora es cuánto tiempo van a tardar los fabricantes chinos en empezar a vender paneles especiales igual que hacen con muchos celulares. Ya me estoy imaginando los diseños, de rayas de tigre a metalizados rojo Ferrari pasando por maderas finas. Esto último, la verdad, no estaría nada mal.

No me queda duda de que así será, porque sólo tienen que escanear los paneles en 3D y ponerse a fabricar lo que les de la gana — incluso cambiando la forma física final de la consola. Menos mal. ¡Viva el horterismo y el potpourri de looks!