Skip to main content

Microsoft está estropeando Windows 11 y es preocupante

stressed businessman destroying his desk and laptop with a baseball bat
(Image credit: Stokkete / Shutterstock)

La versión preliminar de Windows 11 está en los PCs de muchas personas de todo el mundo, yo incluido. Y, aunque hay cosas que me gustan del nuevo sistema operativo, también hay otras que me preocupan.

Por ejemplo: recientemente hemos descubierto que no se pueden arrastrar y soltar documentos sobre los iconos de las aplicaciones de la barra de tareas, algo que sí se podía hacer en las versiones anteriores de Windows. Ésta era una forma práctica de abrir rápidamente ciertos archivos en tus aplicaciones favoritas.

Ahora, al arrastrar un archivo a la barra de tareas ahora aparece un icono que muestra que no se puede "soltar". Los usuarios de Windows 11 asumieron que se trataba de un error en la primera versión y que Microsoft lo arreglaría una vez que se diera cuenta de ello.

Sin embargo, como informa ahora Windows Latest, no es un error. Es una decisión de diseño de interfaz por parte de Microsoft. En su Feedback Hub — donde la gente publica los errores de Windows 11 — la compañía dijo que "actualmente, arrastrar un archivo a una aplicación en la barra de tareas para abrirlo en esa aplicación no es una función de Windows 11, pero apreciamos todos sus comentarios, y seguiremos utilizándolos para ayudar a moldear el futuro de funciones como esta".

En Windows 11 no se pueden arrastrar y soltar ficheros sobre las apps en la barra de tareas.

(Image credit: Microsoft)

La barra de tareas

La palabra "actualmente" da la esperanza de que esta función podría ser restablecida más adelante, cuando Windows 11 se acerque a su lanzamiento, pero la respuesta de los usuarios a la respuesta de Microsoft ha sido brutal.

Como señalan muchos de ellos, es desconcertante que Windows 11 elimine deliberadamente una función tan útil sin ninguna razón evidente.

Esto sigue un patrón preocupante. La barra también ha sufrido la eliminación de otras funciones con Windows 10. Por ejemplo, ya no se pueden arrastrar y soltar iconos de aplicaciones en la barra de tareas. Ésta era una forma práctica de añadir rápidamente accesos directos a la barra de tareas, para poder usarlos más fácilmente. Puedes "anclar" aplicaciones a la barra de tareas — con el botón derecho en el icono y eligiendo "Anclar a la barra de tareas". Pero esto no es tan cómodo como arrastrar y soltar la aplicación.

Al contrario que en Windows 10 y en versiones anteriores de Windows, tampoco puedes mover la barra de tareas. Siempre aparece en la parte inferior de la pantalla.

Lo que me preocupa es que esto apunta a que Microsoft está limitando la personalización de Windows 11, cuando un nuevo sistema operativo debería ofrecer más funciones, no menos. Es un recordatorio de que Windows 11 realmente pertenece a Microsoft y no a ti.

Esto también se ve en el nuevo tablero de noticias/widgets, que aparece como un menú cuando te deslizas desde la izquierda de la pantalla (o presionando Windows + W en el teclado). Aunque puedes configurar algunos ajustes — como los "widgets" que se muestran — si haces clic en un titular de noticias, por ejemplo, siempre se abrirá en el navegador web Edge de Microsoft. Incluso aunque tengas otro navegador configurado como predeterminado.

Es una forma de forzarte a usar Edge en contra de tus deseos. Si ésta es la dirección que va a tomar Windows 11, no me entusiasma, la verdad.


Análisis: Microsoft necesita mejorar

Windows 10

(Image credit: Shutterstock)

Llevamos un par de semanas probando Windows 11 y, aunque parece un buen sistema operativo, hay algunas cosas preocupantes. Primero, no es una actualización emocionante. Aunque es relativamente pronto hablar de ello, esta prueba me dice que Microsoft va a tener difícil conseguir que la gente se actualice.

Pero antes las buenas noticias. A pesar de la gran confusión sobre qué ordenadores podrán usar Windows 11, la instalación fue increíblemente fácil en un HP Elite Dragonfly G2 

Desde entonces, ha sido un sistema bastante sólido. Sólo he tenido que reiniciar la máquina una vez debido a que el trackpad no funcionaba. Pero aparte de algún que otro fallo que se soluciona por sí solo, para ser una versión temprana de un sistema operativo en pruebas, me ha sorprendido gratamente su estabilidad.

Pero aunque no me arrepiento de haber actualizado a Windows 11 (por ahora), tampoco me alegro de haber actualizado. Esto se debe a que, al menos por el momento, Windows 11 parece prácticamente igual que Windows 10, salvo algunos cambios gráficos.

Y, como he mencionado anteriormente, algunos de los cambios me preocupan.

Debo subrayar que esto se basa en mi tiempo con una versión temprana de Windows 11. Cuando se lance oficialmente podría haber más diferencias revolucionarias. Pero ahora Windows 11 parece Windows 10 con la barra de tareas más limitada. Y eso es todo.

Es bonito, seguro, pero eso no va a ser suficiente para que la gente se actualice. Algunas de sus características más interesantes, como DirectStorage, que podría hacer que los juegos se cargaran más rápido, parecían un buen comienzo. Pero ahora sabemos que también llegará a Windows 10.

Microsoft necesita hacer más para convencer a la gente para que actualice a Windows 11. Quitar funciones o forzar a la gente a usar Edge hará lo contrario.

Windows 11 podría acabar como uno de los Windows no queridos como ME, Vista y Windows 8. Microsoft espera que no. Y todavía hay tiempo para cambiar el rumbo y realmente asombrarnos. Pero el tiempo se está acabando rápidamente.

Matt Hanson

Senior Computing editor

Matt (Twitter) is TechRadar's Senior Computing editor. Having written for a number of magazines and websites, there's no aspect of technology that Matt isn't passionate about, especially computing and PC gaming. If you're encountering a problem or need some advice with your PC or Mac, drop him a line on Twitter.